Suscriptor digital

El primer Seat Inca made in Argentina

(0)
14 de agosto de 1999  

En el Centro Industrial de Volkswagen, General Pacheco, provincia de Buenos Aires, se concretó la fabricación del utilitario liviano Seat Inca.

La unidad Nº 1, un furgón blanco, junto con sus hermanos de producción se instalan en el escalón de los car derived (plataformas derivadas de automóviles), un competitivo y creciente segmento con varios exponentes en nuestro mercado.

Para pelear un lugar, este vehículo emanado del Ibiza presenta un motor diesel (diseñado por Audi, otra automotriz del grupo VW) de 1896 cc con 4 cilindros en línea, aspiración atmosférica, que entrega una potencia máxima de 64 CV/4400 rpm y un torque de 12,6 kgm a 2200 vueltas.

Empuje y capacidad

El propulsor, con inyección directa, un árbol de levas a la cabeza, 8 válvulas, transmisión manual de 5 marchas, tracción delantera y catalizador, alcanza una velocidad máxima de 144 km/h.

La carrocería, de 4207 mm de largo, 1696 de ancho, 1836 de alto, con una distancia entre ejes de 2601 mm, es autoportante de dos puertas y posee un furgón de 1671 mm de largo, 1527 de ancho y 1270 de largo, que permiten disponer de un volumen de 2900 litros y una capacidad de carga de 625 kilogramos. Además se caracteriza por tener dos puertas posteriores asimétricas (la derecha es algo más pequeña), con gran ángulo de apertura, que facilitan las operaciones de carga y descarga.

El Seat Inca producido en la Argentina puede ser adquirido por el plan Canje a un precio de $ 8000 (más IVA) más el certificado.

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?