Los elogios de los empresarios terminaron de endulzar la visita

Antes de emprender el regreso, Macri habló ante 300 hombres de negocios en la Cámara de Comercio
Claudio Jacquelin
(0)
28 de abril de 2017  

Las palabras de Mauricio Macri antes del inicio del almuerzo

02:29
Video

WASHINGTON.- Era la última reunión de la gira y completó el póker de ases que vino a buscar. Después del apoyo de Donald Trump , del de los líderes del Congreso y de algunas empresas en particular, el encuentro de Mauricio Macri con los casi 300 empresarios y ejecutivos de compañías que integran la Cámara de Comercio de los Estados Unidos mostró de manera explícita el interés que despierta la Argentina hoy en el mundo de los negocios.

Macri aprovechó la ocasión y el favorable entorno para revelar (y jactarse) que Trump le dijo que "la Argentina es un socio estratégico para Estados Unidos" y planteó que "la Argentina necesita buenos socios y buenas inversiones que generen trabajo y permitan reducir la pobreza".

Antes había escuchado halagos varios en la presentación que hizo el vicepresidente para asuntos internacionales de la cámara, Myron Brilliant. "Celebramos los logros alcanzados en tan corto tiempo", abrió el dirigente, para destacar que "pese a haber recibido una situación muy difícil, puso fin a disputas, abrió la economía, restituyó las estadísticas, generó confianza para recuperar el interés internacional y logró avances en transparencia que son fundamentales para la inversiones".

Para completar, Brilliant le extendió el crédito ante la demora en la reactivación: "Recuperar la economía no es fácil", le concedió. Y destacó la necesidad de que continúen y se profundicen las reformas económicas. Finalmente se anunció la creación de un Consejo de Negocios norteamericano-argentino para facilitar el comercio bilateral y la firma de un memorándum de entendimiento.

Macri se exhibía exultante y se dispuso, seguro de jugar en terreno amigo, a responder a la entrevista que le hizo Brilliant con el formato de las que se hacen en el Foro de Davos. Allí volvió a insistir en el fracaso del populismo y la necesidad de mejorar la competitividad y la productividad, y criticó lo que considera privilegios sindicales. También hizo referencia a la necesidad de una modernización del Estado "para que ayude al sector privado y no sea un lastre como ha sido hasta ahora" y admitió la necesidad de "profundizar la reducción del déficit fiscal, que hasta ahora se ha hecho gradualmente". Música para los oídos empresariales.

Myron Brilliant, Cámara de Comercio de EE.UU.
Myron Brilliant, Cámara de Comercio de EE.UU.

Como para aventar los temores del mundo de los negocios por la gobernabilidad o una eventual vuelta atrás, dijo que "en la Argentina más que un cambio económico se está registrando un cambio cultural", lo que justificó con la afirmación de que, "a diferencia de muchos otros países de la región", su administración tiene más de un 50% de apoyo.

"Me enorgullece la actitud de los ciudadanos de mi país porque hemos tomado decisiones duras y muchos las han sufrido, pero entienden y apoyan lo que hemos hecho", dijo.

Cuando se le preguntó qué razones le daría a un empresario para que invierta en la Argentina, respondió con humor y aire triunfador que "en la vida hay que buscar excusas para pasarla bien y es difícil encontrar hoy en el mundo otro lugar como la Argentina: ahora que estar lejos del mundo es bueno, estar lejos como estamos es una ventaja".

Más serio, hizo mención de lo que considera oportunidades, como el yacimiento de Vaca Muerta, el sector agroindustrial, la minería (especialmente la extracción de litio), el turismo y el desarrollo de infraestructura. Agradeció, entonces, las "muestras de apoyo recibidas", mientras algunos funcionarios le avisaban por WhatsApp a este enviado que ésos no habían sido sólo éxitos retóricos: poco antes el secretario de Comercio, Wilbur Ross, había anticipado al ministro de Producción, Francisco Cabrera, la decisión de levantar la veda a la importación de limones argentinos y que el presidente de la empresa Dow Chemical había comunicado la decisión de continuar con las inversiones para desarrollar el polo petroquímico de Bahía Blanca.

Por si faltaba algo, la vicepresidenta sénior de la Cámara, Jodi Hanson Bond, despidió a Macri con un contundente "en nombre de la comunidad empresarial agradecemos, reconocemos y deseamos acompañarlo en sus logros". Con esa melodía, Macri salió eyectado hacia el aeropuerto. Póker de ases para él, que se reflejaba en las caras efusivas de sus ministros, que, por las dudas, subrayaban que "no eran resultados concretos lo que venían a buscar".

Myron Brilliant

Cámara de Comercio de EE.UU.

"Pese a haber recibido una situación muy difícil, puso fin a disputas, abrió la economía, restituyó las estadísticas, generó confianza para recuperar el interés internacional"

ADEMÁS

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?