Tiene un gran apellido, Mundstock, acorde con su talento

Lucía es productora y protagonista de la comedia musical Cita a ciegas y hará la versión local de Rock of Ages
Leni González
(0)
7 de mayo de 2017  

Lucía Mundstock, actriz, cantante y productora
Lucía Mundstock, actriz, cantante y productora Crédito: Alejandro Guyot

"Nos divierte hacerla. Somos una cooperativa y con todos los gastos que tiene, incluidos los derechos por ser una obra extranjera, no deja mucho pero nos reditúa espiritualmente", dice Lucía Mundstock, protagonista femenina del musical Cita a ciegas que desde el jueves pasado volvió al Maipo Kabaret. "El lugar es una de las claves. Cuando con una amiga la vimos en Broadway, en enero de 2014, nos pareció todo muy enorme, que no daba bien ahí y de hecho no les fue tan bien. Era para un ámbito más íntimo como el del Kabaret. Un par de años antes de verla por primera vez, Lino Patalano nos había prometido que si encontrábamos la obra, nos daba el espacio. Y la encontramos. Sebastián, con toda su experiencia, supo darle forma", cuenta quien, además de actuar, cantar y bailar, es una de las productoras de este musical dirigido por Sebastián Prada y protagonizado, por Lucía y Mariano Zito, quienes fueron nominados a los Premios Hugo y al Florencio Sánchez por estos papeles. Además, Lucía está nominada al Trinidad Guevara. El resto del elenco lo integran Ignacio De Santis, Mariano Condoluci, Lucas Gentili, Laura Montini y Micaela Pierani Méndez.

Egresada de la carrera de Administración de empresas, el deseo de hacer teatro musical corrió siempre en la ruta paralela a los estudios académicos. A los 8 años, empezó en la escuela de Julio Bocca, a la que siguieron cursos de actuación con Norma Aleandro y muchos maestros más como María Hernández en canto y Lucila Brindisi en danza. "Lo hacía no porque quería «llegar» y ser la mejor sino simplemente porque me gusta, quería mi momento de escape. Todavía no sé si será mi profesión", aclara y, antes de la repregunta, explica un poco mejor las razones de su duda: "El año pasado me encontré de viernes a domingos haciendo funciones. Ni siquiera de miércoles a domingo como es en el circuito comercial. Soy muy autoexigente y no me permito tener un día malo, sentirme mal. Y me carcome la cabeza saber que ese día no voy a poder dar mi cien. Eso es lo que todavía no sé. Tal vez mi lugar sea la producción donde no importa si estás maquillada ni tenés que ser otro".

Antes del musical Cita a ciegas, Lucía participó en talleres de montaje, con grupos estudiantiles en zona norte donde, por contactos comunes, conoció a Sebastián Prada. Admiradora de sus trabajos, lo convocó para el proyecto. Con él vino Vicky Loescher, la entrenadora vocal. Todos los demás integrantes de la obra surgieron por audiciones abiertas a cargo de los directores artísticos. Asumir el protagónico significaba un gran espaldarazo pero también una enorme responsabilidad. Sin embargo, ella no lo sintió de esa manera: "Soy muy segura de mí misma. Me miro al espejo y no me gusto, pero en lo artístico sí confío. Obvio que algunos me dijeron: «¿Qué van a decir si vos trajiste la obra y te pusiste de protagonista?». La gente siempre habla. Me subí al escenario y tuve tres nominaciones, sin conocer a nadie ni estar acomodada en ningún lado. Eso ya solo fue un premio, nunca me esperé esta repercusión".

Hija única del histórico Les Luthiers Marcos Mundstock y de Laura Glezer, cardióloga y una de las coordinadoras de Cita a ciegas, resulta un poco extraño que en el medio en que fue criada no pudiera elegir el teatro como primera opción. Para todo y también para esto, hay una historia detrás: "La verdad es que cuando terminé el colegio me postulé para AMDA (una academia de actuación y comedia musical de los Estados Unidos). El problema es que entré y nunca fui porque no me dejaron ir allá por dos años. Así que seguí formándome acá, además de estudiar la carrera de Administración de empresas. Porque también me encantan los números".

Aunque en aquel momento, en plena adolescencia, se enojó, hoy entiende la decisión de sus padres: "No soy una mina que maneje bien la incertidumbre. La profesión artística es incierta salvo para algunos pocos consagrados. A mi alma le sirve tener el título por cualquier cosa. Además, lo aplico en la producción todos los días".

El "hija de" no le pesa. Reconoce que la portación de apellido abre puertas pero con eso no alcanza para permanecer. "Adonde llegue quiero que sea por mí. No quiero ser como tantos en el medio que son hijos o nietos de y no sirven para nada. Quiero estar donde realmente soy buena y no porque me lo regalan o me viene de arriba", dice Lucía que escucha con atención la opinión de sus padres: "Son muy críticos. Mi mamá más. Y lo valoro porque no quiero que me mientan para quedarme tranquila".

A Cita a ciegas le seguirá en septiembre un nuevo proyecto que la tendrá en la producción y actuación pero junto con otro equipo. Se trata del musical de Broadway Rock of Ages, que tuvo su versión cinematográfica en 2012 ( La era del rock). Ambientado en un bar rockero de los años 80 con hits de esa época, la dirección estará a cargo de Pablo Drutman y será ni más ni menos que en la sala principal del Maipo.

Aunque no lo descarta en el futuro, Lucía no se ve hoy en una obra de texto. En cambio, sí en el "Bailando por un sueño": "Me encantaría participar. Es una vidriera de laburo que no se puede desaprovechar y me gustaría vivir esa experiencia. No sólo como una de las concursantes, porque me encanta bailar, sino también me interesa la producción, ver desde adentro cómo funciona esa mole", concluye.

Cita a Ciegas

En el Maipo Kabaret, Esmeralda 443.

Jueves, a las 21.45. Desde $ 200.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?