Guillermo Pfening, a la espera de nuevas oportunidades en el exterior

Guillermo Pfenning
Guillermo Pfenning Crédito: Gerardo Viercovich
Tras conseguir un importante premio en el festival de Tribeca, el actor tiene varios proyectos que ansía que se concreten
Hernán Rizzone
(0)
21 de mayo de 2017  • 00:32

La vida puede cambiar en un instante y algo así le pasó a Guillermo Pfenning , quien se llevó el premio a mejor actor, en el prestigioso Festival de Cine de Tribeca por su trabajo en Nadie nos mira y ahora espera que se concreten importantes ofertas cinematográficas en el exterior. El intérprete conversó con LA NACION sobre este gran logro en su carrera mientras, además, sigue avanzando con otro proyecto personal: un film que abordará la muerte de su madre, que era adicta a las cirugías estéticas y cuyo papel interpretará Cecilia Roth. Pero no todo en su vida es trabajo también sigue muy atento el crecimiento de su bella Asia, la hija que tuvo con su mejor amiga.

-¿Qué balance hacés del premio del Festival Tribeca?

-Es el premio más importante que gané en mí vida. Nadie nos mira es una propuesta a la cual me entregué con todo y con un protagónico que hace años estábamos planeando junto a la directora Julia Solomonoff. El compromiso era mucho y viví casi cinco meses en Nueva York. Sinceramente, estoy muy feliz con este gran logro.

-Con el actor William Dafoe te sacaste una selfie que tiene una historia especial...

-Una vez arriba del escenario me saqué una foto con él, que estaba muy sonriente. Unos días atrás nos habíamos conocido y sabía que le había gustado el largometraje y mi rol. Además del lauro me traje un diploma firmado por Robert De Niro. ¿Qué más? Nos cruzamos en el baño con Dafoe y le dije que trabajaba en el film, a lo cual, él me dijo: “vos sos la película”.

Willem Dafoe que fue jurado me entrego el premio. Increible! @nadienosmirapelicula @tribecafilmfestival

Una publicación compartida de Guillermo Pfening (@guillepfening) el

- Nadie nos mira es una película que, entre otras cosas, muestra la búsqueda de un joven que escapa de Buenos Aires por un amor no correspondido...

-Sí, mi personaje huye de Buenos Aires enamorado de un hombre y llega a Nueva York buscando una gran ilusión laboral, porque va a filmar una película mexicana que después no se hace. Así queda varado en esa gran ciudad sin chances de tener los papeles legales en regla. Entonces, transita una serie de hechos como ser el baby siter de un ñino y donde con el bebé lo une un vínculo singular.

-Dentro del largometraje hay una serie de escenas con Rafael Ferro muy fuertes, ¿cómo las encararon?

-Mi personaje es gay y el papel de Rafa (Martín) lleva una doble vida porque él está casado y tiene una familia. Pues bien, entre ellos se desarrolla un amor, pero el personaje de Rafa no asume su sexualidad y cuando visita a Nico en Nueva York hay una escena de sexo desenfrenada. La verdad conversamos con Rafa y decidimos ir a full y lo dejamos todo. [Risas].

-¿Cómo fue vivir en Nueva York por el film? Dijiste que hubo algún punto en común con el protagonista del film, Nico, y vos...

-Ha sido algo especial. Me pasó lo mismo que mi papel de Nico porque estando en Nueva York supuestamente iba a rodar un film europeo. Sin embargo, el proyecto no se concretó y la productora se borró, así me fui a vivir a la zona del Bronx, que no es inseguro cómo se dice. Mi vida era muy deportiva, corría mucho, iba a bailar hip hop y practicaba inglés.

Trailer de Nadie Nos Mira

1:01
Video

-Tu agenda laboral, ¿cómo sigue?

-Ahora aguardo los estrenos de tres películas que filmé en cinco meses. Me refiero al film Mi mejor amigo con Moro Anghileri y Angelo Mutti Spinetta, donde se exhibe la historia de una familia que vive en la Patagonia. Después, protagonicé El otro verano, con Juan Ciancio y Malena Villa y en este film hago de un hombre rústico que vive en un pueblo y de repente, arriba un adolescente que termina desde lo afectivo creyendo que soy su padre. Y, por último, en el El bosque de los perros junto a Lorena Vega y Gonzalo Zapico, donde la trama narra una relación con una mujer misteriosa y otros hechos que pasan en el lugar.

-Además estás preparando un film como director, donde contás la historia de una mujer adicta a las cirugías plásticas que termina suicidándose, algo parecido a lo que le pasó a tu mamá. ¿Qué nos podés adelantar de este proyecto protagonizado por Cecilia Roth?

-Sí, el embrión del film es mi madre. Igual, se habla de una señora que es adicta a las cirugías plásticas y la relación con su hijo, pero es sólo el punto de partida, después todo es ficción. Se narra la historia de una mujer que vive en Morteros (Córdoba), ella es médica, busca un amor y también se junta con amigas para hacerse botox en la casa. Hay una mirada siempre hacia el otro. Si uno no está bien por dentro jamás puede estarlo por fuera.

-¿Es muy movilizante hablar de tu madre?

-Es terapéutico. Por un lado, sí te encontrás con emociones. Justamente hace poco escribiendo parte del texto, en un momento, se me caían las lágrimas en el teclado. Claro, que inevitablemente se mezclan las cosas, pero me gusta trabajar con los vínculos.

-En Caíto también pusiste en juego tus emociones, al contar la historia de tu hermano...

-Sí, igualmente siempre trato de tomar las cosas con la mejor onda. Por otro lado, ahora ya hay un productor que me propuso hacer la segunda parte de Caíto, que será una comedia satírica.

- En el medio de esta apretada agenda laboral, ¿cómo te trata tu rol de padre? ¿Cómo lleván adelante la copaternidad con tu amiga?

-La copaternidad es algo que te permite criar un hijo sin tener de por medio un vínculo amoroso o de pareja. A veces, no se dan las condiciones para formar una pareja y ser padre, entonces con mi amiga Cynthia Pinasco hace tiempo lo veníamos hablamos y apostamos a algo hermoso que se llama Asia.

-¿Y cómo se arreglan en el día a día?

-Trato de ir llevándola y buscamos con la madre estar siempre al lado de Asia.

-¿Cada uno tiene su vida sentimental?

-Sí, eso está hablado y cero problema. Llegado el caso la persona se incorporará a la familia... [Risas].

- ¿Estás de novio?

-Estoy ahí, no sé... Soy reservado con mi vida, ya bastante hablé del tema de Asia.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.