Entre Ríos: un fin de semana en Federación

Embarcación en las calmas aguas de Federación.
Embarcación en las calmas aguas de Federación. Fuente: Lugares
Una escapada para bajar un cambio, descansar el cuerpo, mimar el paladar y contemplar la naturaleza. La curiosa historia de Federación, el nuevo Parque Acuático, una reserva forestal de piedras semi-preciosas y comida regional en un destino ideal para visitar en otoño.
Carolina Cerimedo
(0)
8 de junio de 2017  • 10:35

Los camalotes y las Irupé florecidas al borde de la ruta nos dan la primera pista: nos estamos acercando a un territorio fluvial, a una zona de plantas acuáticas y cañadas con garzas chapoteando en los estanques, que además tiene un gigantesco reservorio natural de agua dulce. El Sistema Acuífero Guaraní es un tesoro subterráneo de 1.175.000 km cuadrados que comparten Argentina, Brasil, Uruguay y Paraguay. El nombre se lo adjudicó un geólogo argentino porque su ubicación coincide con el territorio que ocupó el pueblo indígena. Esta riqueza de América del Sur se extiende por debajo de la superficie de estos países con un caudal de 40.000 km cúbicos del que provienen las aguas termales de Entre Ríos. En el este de la provincia se explotan cuatro perforaciones termales: Villa Elisa, San José, Colón y Federación. Esta última localidad que se encuentra en la margen derecha del embalse formado por la represa de Salto Grande en el río Uruguay tiene el primer parque termal y el último de la Mesopotamia argentina.

Aquí, nuestro itinerario para un fin de semana completo en Federación.

Viernes: Costanera, pesca y regionales

A pocos minutos de la entrada a la ciudad y sobre la misma ruta de acceso, La Posta (Ruta Provincial N.A04) nos da la bienvenida al campo con una antigua posta de carretas. Entre pasturas y árboles originales, el espacio típico de otra época se recrea con ranchos, corrales, un mangrullo y horno de barro. Para ver artesanías y probar comidas criollas.

Al llegar a Federación, lo mejor para tener una vista general del lugar y sus paisajes es irse a caminar por la Costanera, o alquilar unas bicicletas y seguir la senda que recorre la ciudad de punta a punta. El atardecer es el momento perfecto para este circuito, cuando los colores del cielo y del lago van cambiando, y el espejo de agua se llena de reflejos. A lo largo del recorrido hay varias paradas para hacer, como un descanso en las pérgolas y una vuelta por el parque “El Aromito”, una reserva autóctona de 106 especies arborícolas de la costa del río Uruguay. También hay plazas de juegos para disfrutar con los chicos y muelles para pescar. En el lago de Salto Grande, desde la costa se pueden capturar bogas con carnada de maíz y lombriz. De noche, y con mojarra, en los meses cálidos, se obtienen rayas de hasta 40 Kg y tarariras de buen tamaño. El hot spot del buen pique está en el puente que une la vieja y la nueva ciudad, donde también se puede dar con bagres (amarillo, blanco, picudo, sapo) haciendo spinning con señuelo. Además, los amantes de la pesca tienen la posibilidad de luchar con algún doradillo o sábalo.

Los colores del atardecer sobre el lago en Federación.
Los colores del atardecer sobre el lago en Federación. Fuente: Lugares - Crédito: Facebook El Retoño

Aquí el mate es ley, el paseo más popular es acercarse a la costanera con el kit en mano, ritual de locales y turistas. Tanto que hay carteles que advierten “no arrojar yerba al agua”. Vale acomodarse en los bancos que se suceden a lo largo de la orilla o si el día está lindo se puede bajar a la playa y sentarse bajo una sombrilla de Playa Grande, Playa Baly o Playa Sur.

Quienes prefieran una locación cercana a esta naturaleza, pueden hospedarse en una de las tantas casas de alquiler temporario que hay en el barrio. La ventaja principal de este tipo de alojamiento es que es atendido por sus dueños, lo que te permite palpitar de cerca el estilo de vida entrerriano. En El Retoño, después de la siesta en una tarde de lluvia, Marta te toca la puerta para invitarte una pastafrola casera y Carlos te prende el fuego para el asado. Sus dos bungalows para 4 y 6 personas están totalmente equipados y son muy prácticos para estadías familiares, también se puede usar la parrilla del jardín con limonero. Para los que viajen en plan bienestar, esta ubicación es ideal para levantarse temprano y salir a correr por la Costanera antes de ir a las termas. El circuito tiene estaciones aeróbicas para completar el entrenamiento.

CASA tomada bar. ¡Te esperamos! Pedidos al 3456465512 482629

Una publicación compartida de Casa Tomada Bar y Comidas (@casatomadabar) el

Al anochecer, es momento de ir a dar un paseo por la Plaza Seca y su serie de locales de productos artesanales, desde trabajos en cueros –las materas son multitud, por supuesto–y en palma de caranday hasta regionales. Imperdibles las nueces Pecán de Entre Ríos, los escabeches (de vizcacha, liebre, perdiz, carpincho) y la miel de azahares, yatay, eucaliptus y pino. Las Anitas es el sitio dulce y salado, para comprar una picada y chocolates en un local de madera muy cálido. Las mermeladas artesanales (riquísima la de higo y nuez) están en Abril, donde también venden licores de elaboración propia. Los alfajores de Federación son Mis Pichones y los de arándanos, los más pedidos. Para quedarse a cenar por la zona, Casa Tomada trae una propuesta joven y diferente a los restaurantes que reciben contingentes. Aquí el servicio es personalizado. De entrada, unas empanadas de vacío cortado a cuchillo o una tabla de queso colono, salame, jamón, queso azul, olivas y frutos secos. El plato del día es pastel de papas, y del rincón verde llega una ensalada de rúcula, lechuga, tomates secos, escamas de parmesano, pimientos y hongos asados con aderezo de la casa. Los sándwiches salen en pan de pizza (genial el de pollo marinado en mostaza) y los vinos son de pequeñas bodegas.

Sábado: Día de playa, tarde de spa y noche de folklore

A 12 km de la ciudad se encuentra Chaviyú, una reserva natural de 132 hectáreas que protege bosques en galería. Un entorno sereno para pasar el día entre pinos, un monte de eucaliptus y una orilla de piedras semi-preciosas. Dicen que por aquí andan los yacarés, también hay patos, horneros y espátulas rosadas. Desde esta playa se ven las mejores panorámicas del lago y del país de enfrente, los días claros Uruguay se perfila muy nítido del otro lado del río. El terreno es propicio para recorrerlo en bici ( se pueden alquilar en esquina Paraná y Alfonsín, Esquina Paraná y Concepción del Uruguay) y también se pueden contratar excursiones en 4x4. El camino de tierra hasta Chaviyú se disfruta mirando las quintas cítricas que bordean el camino. Con naranjas y mandarinas tan frescas, aquí los exprimidos son muy ricos, podés probarlos en los puestos callejeros que rodean las termas.

Reserva Forestal.
Reserva Forestal. Fuente: Lugares

Es tiempo de tomarse una pausa en La Posta de Mandisovi, el único spa termal de la ciudad. Se puede comenzar con el circuito de aguas en la piscina exterior rodeadade verde, luego unos minutos en la interior, una sesión de sauna y una ducha danesa para ir aflojando la contractura con el poder del agua, antes de pasar a los masajes. Para relajar los músculos y liberar canales de energía, los más valientes pueden elegir shiatsu, una técnica japonesa de digitopuntura. En cambio, un turno de shirodhara es pura suavidad: una terapia ayurvédica para el equilibrio de la mente a través de un masaje corporal con aceites que comienza en la cabeza y el tercer ojo. La técnica afrimassage se realiza con cañas de bambú.

La culinaria más moderna con vista inmejorable está en Citrus, y arranca con tempura de río y rabas con tártara. De principal, brillan las pastas y las carnes. Lasaña de cinco capas, sorrentinos de río, ojo de bife o lomo con tomates ahumados, batatas al cognac y salsa a elección: panceta y verdeo, Dijón, 5 pimientas, mix de hongos, cerveza negra o braseado de naranjas quemadas y miel. Un postre de nombre gracioso, Flancis Mallman, o un tradicional dulce de mamón con queso criollo y nueces en el restaurante del hotel más distinguido.

Es sábado a la noche y Federación se anima con números de folklore. Para comer pescados de río con show tradicional, Destacados (Av. Entre Ríos 631-751) sirve dorado, surubí, pacú y boga al limón o al roquefort con música en vivo.

Domingo: Parque termal y recuerdos de la ciudad vieja

Las chicas disfrutan de un día en las termas de Federación, su principal atractivo.
Las chicas disfrutan de un día en las termas de Federación, su principal atractivo. Fuente: Lugares

El día de descanso se dedica por completo al relax en el Parque Termal, la receta para reponer fuerzas en piscinas esteriores e interiores de aguas milagrosas a 42 grados que estimulan las defensas, depuran la sangre eliminando toxinas, reactivan el metabolismo, revitalizan células y sedan al sistema nervioso. Recomendación: llevá tu bata, el dress code del parque y alrededores.

El nuevo Parque Acuático es especial para chicos, con pileta de olas, toboganes que alcanzan los 20 metros de altura, sectores para niños y una piscina circular con diferentes profundidades. Esta es la última apertura de un trabajo de exploración de aguas profundas, estudio del acuífero guaraní, y excavaciones que comenzaron en el ’94 hasta alcanzar los 1260 metros, profundidad desde la que proviene el manantial de bienestar.

Relax en las termas de Federación
Relax en las termas de Federación Fuente: Lugares

Para conocer en detalle la curiosa historia de Federación, siempre relacionada con el agua, hay que ir al Museo de los Asentamientos (H. Irigoyen y Rosas), que fue trasladado pieza por pieza desde el antiguo emplazamiento en donde todo comenzó en 1777, cuando Don Juan de San Martín –padre del Libertador– funda la estancia Mandisoví como escala en el sistema de transporte de mercaderías entre los pueblos misioneros y el puerto de Buenos Aires. 200 años más tarde se realiza la relocalización de Federación a 5 kilómetros del pueblo demolido y luego inundado para la construcción del Complejo Hidroeléctrico de Salto Grande. En el circuito histórico ambiental quedan los vestigios del antiguo pueblo y las promesas del nuevo, con aserraderos y bosques en galería (la provincia destinó 91.000 hectáreas a esta industria, en su mayor parte junto al río Uruguay). La fundación de la Nueva Federación se produjo el 25 de marzo de 1979, fecha que da nombre a la avenida principal de la ciudad.

Nota publicada en mayo de 2017.

:

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.