Qué opina José Luis Clerc del continuo reclamo de Vilas respecto del N° 1 del ranking

Batata dio su mirada sobre la trayectoria de su compañero en la Copa Davis, con quien estuvo enemistado aún durante la competencia por la Ensaladera de Plata
Claudio Cerviño
(0)
4 de junio de 2017  

José Luis Clerc y Guillermo Vilas
José Luis Clerc y Guillermo Vilas Fuente: Archivo

PARÍS.-Nacieron casi el mismo día, con seis años de diferencia: Guillermo Vilas , el 17 de agosto de 1952, y José Luis Clerc el 16 de ese mes, en 1958. Compartieron muchos momentos de sus vidas, buenos y malos; jugaron juntos la primera final de la Davis por la Argentina, en 1981. Vilas fue un inspirador.

"Lo que hizo fue supremo. Me hace acordar a lo que hoy es Nadal. Borg y Vilas eran los tipos que estaban ahí, indicados para ganar Roland Garros. Guillermo es un tipo muy querido en Francia. Ha hecho cosas maravillosas aquí", dice Clerc en un alto de su tarea de comentarista de ESPN. Y agrega: "Vilas popularizó el tenis en la Argentina. Era un deporte muy de elite y él de a poco fue haciéndolo conocido y nos abrió las puertas en el mundo. Antes de lo único que se hablaba sobre la Argentina era de fútbol, de la Fórmula 1 con Reutemann, y Vilas con sus victorias provocó que cuando venías a Francia te dijeran: "¿Argentino? Ah, Vilas".

¿Y su juego? "Lo que más me sorprendía era su tenacidad. Si llegaba a dejar de jugar una semana no le sabía pegar a la pelota. Por eso necesitaba entrenar tanto, para sentirla. Te escondía mucho el golpe, le daba un ángulo tremendo. Y un revés que cuando lo atacabas no sabías para dónde iba: si derecho, si cruzado o de globo. Lo que más me impactó fue su smash de revés de espaldas. ¡Impresionante! Hasta el día de hoy".

Y el tema espinoso: el ranking mundial. Aunque Clerc no duda: "Fue número 1 en 1977. No está en los papeles y tuvo mala suerte con el sistema. Pero ese año ganó dos de los cuatro Grand Slams"

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?