Suscriptor digital

Restauración del teatro Coliseo

(0)
5 de junio de 2017  

Si bien el teatro Coliseo estaba llamado a responder a la vocación cultural y teatral, nació un día de 1905 como circo ecuestre. Así comenzó su memorable historia, que se afirmó a través de un siglo como cálido vínculo fraternal con Italia. En 1920, Enrique T. Susini marcó un jalón al realizar la primera transmisión radiofónica en el país desde la terraza del teatro, y en esa década el Coliseo ganó el prestigio que siempre habría de acompañarlo.

En 1940, el gobierno italiano se hizo cargo de la Fundación Cultural Coliseo. Ese acto habría de ser decisivo para la perduración de los altos ideales que se dieron cita en el culto del teatro y la promoción de la cultura. La última referencia al teatro Coliseo se relaciona con Nueva Harmonia, importante contribución musical que se inició en América del Sur en 1987.

Recientemente, se ha completado la tercera parte de un proceso de renovación integral del teatro que ya es disfrutado por sus visitantes. La remodelación edilicia procura la adecuación e integración con criterios de elegancia y funcionalidad. Ha dotado al teatro de infraestructura para mejorar la eficiencia de las áreas que se hallan recuperadas, como la caja escénica, los camarines, la fachada, la marquesina, el hall, el foyer y las salas para el público y de ensayo. Asimismo, se han agregado instalaciones eléctricas y termomecánicas, se concedió especial significado a la iluminación y fueron reemplazadas las alfombras y los cortinados.

Es indudable que se ha venido realizando un admirable trabajo que debe celebrarse. La ciudad y el país estarán orgullosos de contar con el rejuvenecido rostro del teatro secular. Con un valioso pasado y una bella arquitectura, artistas, productores y público habrán de quedar gratificados de renovar su vínculo con el Coliseo.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?