Alfonso Prat-Gay presentó a su novia, Delfina Rodríguez Beccar

El lunes 22, en el hall del hotel Hilton, la pareja se detuvo ante los fotógrafos y posó muy sonriente. Delfina lució un vestido asimétrico, que complementó con un chaleco de piel y un chal de lana.
El lunes 22, en el hall del hotel Hilton, la pareja se detuvo ante los fotógrafos y posó muy sonriente. Delfina lució un vestido asimétrico, que complementó con un chaleco de piel y un chal de lana. Crédito: Tadeo Jones
La comida anual de Conciencia resultó el escenario perfecto para dar a conocer su romance
(0)
9 de junio de 2017  • 00:10

Hasta ahora, jamás habían compartido un evento social donde estuvieran asegurados los flashes. Pero en algún momento tenía que suceder. El pasado lunes 22, el ex ministro de Economía Alfonso Prat-Gay (51) llegó a la comida de recaudación de la asociación civil Conciencia, celebrada en el hotel Hilton de Puerto Madero, con su novia, Delfina Rodríguez Beccar (40), con quien sale desde hace algo más de un año.

Se conocieron a través de amigos (además, sus hijos comparten clase en el colegio Cardenal Newman), pero desde el principio eligieron mantener su relación en el más estricto bajo perfil. Delfina es viuda de Javier Novillo Astrada, polista de alto handicap –que además de ser uno de los más queridos del ambiente, jugaba con sus hermanos en La Aguada, y en 2003 ganó la Triple Corona–, quien murió en 2014, con 38 años, y con quien tuvo cuatro hijos. Ella es arquitecta (egresada de la UBA) y fue al colegio Northlands. Alfonso es padre de tres hijos, fruto de su matrimonio con Noelle Tow Garat, de quien se separó en 2007.

Durante la velada, se mostraron muy sonrientes y charlaron animadamente con la presidenta de Conciencia, Beby Lacroze, y con cuanto invitado se cruzó por su camino.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.