Roland Garros. McEnroe volvió a hacer saque y volea: le pegó duro a Margaret Court y elogió a Del Potro

El monólogo de McEnroe que habló sobre todo
El monólogo de McEnroe que habló sobre todo
El fenomenal ex N° 1 criticó los conceptos homofóbicos de la australiana y dijo que lo que falta en este mundo son gestos como los que el tandilense tuvo con Almagro
Claudio Cerviño
(0)
6 de junio de 2017  • 10:24

PARIS.- Irascible y talentoso como pocos en la historia en sus tiempos en actividad, John McEnroe, además de participar en los torneos de las Leyendas, es comentarista de televisión. Y muchas veces, un consejero particular, como lo recordó Gastón Gaudio. El argentino estaba por disputar la final de Roland Garros en 2004 con Guillermo Coria y explotaba de los nervios. Sentía que se le salía el corazón del pecho y lo peor: estaba convencido de que en ese estado le sería imposible jugar al tenis como él quería, algo que en definitiva terminó sucediendo en los dos primeros sets de aquella recordada definición que ganó en cinco dramáticos capítulos. Entonces, lo vio a McEnroe en los vestuarios y, como hombre de mil batallas, le preguntó cómo se manejaba eso. El inconfundible Big Mac le dijo: "Gastón, nerviosos estaban los chicos que fueron a Vietnam. Vos salí, jugá al tenis y disfrutalo. Es una final de Grand Slam y nunca sabés si vas a tener la chance de jugar otra".

Hace pocas horas, en la prestigiosa cadena Eurosport, McEnroe grabó un spot en el que, básicamente, salió con saque American Twist y volea, aquella combinación que enloquecía al mismísimo Björn Borg en el césped de Wimbledon. Su mensaje le apuntó a algunas declaraciones homofóbicas recientes de Margaret Court, la australiana que es la máxima ganadora de títulos de Grand Slam, con 24, superando por uno a Serena Williams y por dos a Steffi Graf. Según Court, "los jóvenes transgénero son obra del diablo", además de comparar al LGBT, el movimiento social y político que lucha contra la discriminación y la homofobia, con Adolf Hitler: "Eso es lo que Hitler y el comunismo hicieron, se meten en la mente de los niños. Hay una conspiración en nuestra nación y en las naciones del mundo para meterse en la mente de los chicos".

Los conceptos de Court disparararon toda clase de críticas, incluidas las de McEnroe, que en medio de su mensaje elogió la actitud que tuvo Juan Martín del Potro al consolar al español Nicolás Almagro cuando lloraba desconsoladamente en la cancha por haber sufrido una lesión de rodilla. Luego de defender enfáticamente los derechos de las parejas homosexuales, McEnroe agregó con ironía: "No te pongas histérica con el abrazo de del Potro a Almagro. No es lo que piensas: es sólo un ser humano decente consolando a un amigo desesperado. Necesitamos más de esto en estos tiempos. Ser sólo un ser humano decente y comportándose de forma decente. ¿Sabes lo duro que sigue siendo hoy día, en 2017, salir del armario? Piensa un poco sobre ello".

McEnroe también se refirió al mensaje de Court sobre que el tenis está lleno de lesbianas. "Margaret Court dice que el tenis está lleno de lesbianas. Bueno, para mi hay tres posibilidades: número uno, que lo que dice sea cierto. ¿A quién carajo le importa? Posibilidad número dos: que no sea cierto. ¿A quién carajo le importa? Posibilidad número tres: que sea parcialmente cierto. ¿De verdad, a quién carajo le importa?".

Y no podía ser más McEnroe al meter el último smash. "Margaret, cuando el matrimonio homosexual sea aprobado en Australia, me ofrezco para llamar a mi amigo Elton John para que oficie una boda masiva". Y como broma sugirió que debería realizarse en el estadio que lleva su nombre, en el complejo de Melbourne donde se realiza el Open australiano.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?