Judith Gabbani, sobre Jorge Porcel "Conmigo fue un señor, pero podía ser un acosador verbal"

Judith Gabbani
Judith Gabbani Crédito: Gerardo Viercovich
Después de mantenerse alejada del medio, la actriz regresó al escenario y, en una charla sincera con LA NACION, contó que le gustaría volver a la televisión y, además, habló sobre cómo se llevó con algunos capocómicos con los que trabajó
Hernán Rizzone
(0)
15 de junio de 2017  • 00:23

En la década del ochenta y a principios de los noventa, ella llevó adelante una carrera artística a pleno trabajo y popularidad, que le permitió rodearse con grandes figuras de la farándula local como Jorge Porcel, Guillermo Francella, Alberto Olmedo y Nito Artaza, entre otros. Después su vida laboral tomó otro rumbo y se volcó al mundo empresarial de la belleza femenina. Y así, con el tiempo, poco se supo de la nueva vida de Judith Gabbani. Sin embargo, ahora regresó al escenario con la obra La vagina enlutada, que se presenta en el Auditorio Losada. Con la experiencia de los años vividos, la actriz y empresaria se sentó a conversar con LA NACION sobre su presente, sus ganas de volver al ruedo y su largo romance con el productor Ovidio García.

-Estuviste mucho tiempo alejada de la pantalla y las tablas, ¿qué dirías si alguien te preguntara qué fue de tu vida en estos últimos años?

-En la televisión pública hice un ciclo hace dos o tres años y en teatro, en 2011, hice Busco al hombre de mi vida, marido ya tuve. No soy una persona mediática. La verdad parece que sino estás en lo mediático no estás y no es así, por lo menos para mí. Sinceramente nunca me fui [Risas].

-¿Las circunstancias te llevaron a cambiar de rumbo laboral o fue una decisión tuya?

-Siempre me gustó el mundo de la cosmética, ha sido una idea mía y me metí de lleno en 2003, 2004. De a poco, he llevado los productos al mercado comercial. Me ocupo de todo desde el laboratorio hasta el packaging. [Risas].

-Sinceramente, se te ve muy tranquila respecto de estar en el medio artístico o no...

-Exacto, es así. Me encanta actuar y cuando algo me gusta me sumo. Hay gente que necesita estar en pantalla. En mi caso, entiendo que estoy vigente, pero tranquila.

-¿Sos una mujer de perfil bajo?

-Sí, es toda una dicotomía para una actriz, pero no ando por la calle al mejor estilo de Linda Blair. [Risas].

-¿Qué recordás de tu época laboral de los ochenta y noventa?

-Mi primer recuerdo es que había mucho trabajo y no paraba nunca. Por ejemplo, fines de los 80 y 90 fueron momentos intensos en lo laboral, con gran actividad. En aquel entonces, estuve trabajando con Jorge Porcel y con Hugo Moser en Matrimonios y algo más.

-Se dijo mucho que Jorge Porcel tenía un carácter complejo, ¿vos viviste alguna situación incómoda con él?

-Desde mi experiencia, era un señor y jamás tuve un problema, un caballero. Sí he visto que a otras personas no las trataba así, pero uno en la vida se da su lugar. Jamás fui maltratada de ninguna forma, ni siquiera verbal. Tal vez, con algunas personas, te diría, que podía ser un acosador verbal. Posiblemente por sus problemas de movilidad u otras cosas. Capaz, eso te lleva a ser resentido o estar de mal humor, no todos tienen la capacidad emocional para canalizar las cosas por donde corresponde.

-¿Qué recuerdos te quedaron de Alberto Olmedo?

-Olmedo era un grande y era muy tímido, muy educado. Trabajé con él en el 83 y en 84 y la pasé genial.

Judith Gabbani
Judith Gabbani Crédito: Gerardo Viercovich

-¿Qué podés contarnos de la obra La vagina enlutada?

-Es una placer trabajar con un elenco tan bellísimo, con una gran calidad artística y humana. Vale aclarar que no es una obra feminista. En cuanto a mi papel, es una mujer dolida, que no asumió que su marido se fue y no vive porque siempre está pensando en él. Es un papel muy hermoso.

-¿Cómo encontrás el teatro actual?

-Me da gusto que haya tanto teatro y que la gente vaya a ver espectáculos en todos sus estilos. El público quiere ver calidad a todo momento.

-¿Qué proyectos laborales tenés en mente?

-Por ahora, seguir con la obra y continuar con mi línea de productos faciales y corporales. Mis hermanas tienen gabinete de estética y trabajamos con ellas en equipo. Si bien me encanta nunca extrañé no estar desempeñándome en el ambiente. Yo soy actriz, pero no vivo de actriz y cuando salgo de trabajar soy una persona normal.

-¿Qué opinión tenés de la televisión?

-Miro mucho cable, pero mientras hago zapping y por lo poco que veo en aire, hay buenos actores y programas locales.

-¿Te gustaría regresar a la pantalla chica?

-Sí, claro que me gustaría, pero con algún producto que sea interesante. La TV es muy sacrificada, sabés cuando entrás, pero no cuando salís, particularmente las tiras que son muchas horas de grabación.

-Seguís en pareja con Ovidio García, ¿cuánto llevan juntos?

-Llevamos juntos 21 años. No hay secretos, hay momentos mejores y peores, hay que tener paciencia y amor. Siempre he tenido relaciones largas.

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?