Premios Emmy 2017: cinco actuaciones que merecen una nominación

Nicole Kidman, extraordinaria en Big Little Lies Fuente: Archivo

A pocas semanas del anuncio de los candidatos, recordamos esas interpretaciones que deberían ser destacadas por la academia televisiva

23 de junio de 2017  • 00:37

En poco menos de un mes, más precisamente el 13 de julio, ATAS (la Academia de Artes y Ciencias de la Televisión) anunciará las nominaciones para los premios Emmy , que se entregarán el 17 de septiembre. Desde Stranger Things hasta The Crown, pasando por The Americans y The Leftovers, hasta Feud y Atlanta, los votantes tendrán una amplia oferta a la hora de elegir lo más destacado del panorama televisivo. En esta nota ponemos el foco en algunas interpretaciones que no deberían pasar inadvertidas a la hora de las nominaciones:

*1. NICOLE KIDMAN (Big Little Lies)

Big Little Lies parecía ser una apuesta obsoleta emparentada temáticamente con Desperate Housewives. Sin embargo, la producción de David E. Kelley demostró ser una brillante adaptación de la novela de Liane Moriarty, adaptación que con inteligencia hizo sendos cambios respecto al material de base, reforzando la camaradería entre esas cinco mujeres cuyas vidas colisionan en Monterey. Una de esas figuras es Celeste Wright ( Nicole Kidman ), una ama de casa que cuida de sus hijos y relega su profesión de abogada a pedido de su marido Perry, quien ejerce violencia sobre ella de manera constante.

Kidman se entrega a un rol con múltiples aristas, oscilando entre los instantes de vulnerabilidad (como cuando Celeste decide abandonar el hogar para preservar su vida y la de sus hijos) y aquellos en los que su personaje se pone una coraza para que sus amigas no noten lo que está sucediendo. Asimismo, destacamos las secuencias en las que Kidman entabla duelos actorales con Robin Weigert, quien interpreta a la terapeuta de Celeste, la persona que le abre los ojos respecto a su dura realidad.

*2. STERLING K. BROWN (This Is Us)

Sterling K. Brown en This Is Us, uno de los dramas del año Fuente: Archivo
This Is Us fue una de las grandes sorpresas del año. La serie de Dan Fogelman emitida por la NBC es un emotivo retrato de la dinámica de la familia Pearson, que profundiza en cuánto afecta a los hijos las decisiones (buenas, regulares, malas) de los padres. En este aspecto, el corazón de este drama es el vínculo entre Randall Pearson (Sterling K. Brown) y su padre biológico Will (Ron Cephas Jones), quienes se reencuentran a destiempo e intentan aprovechar esos escasos instantes de cotidianidad previos a un inevitable y desolador final.

El decimosexto episodio de la serie ("Memphis"), dirigido por la siempre efectiva dupla John Requa-Glenn Ficarra, se constituyó en un indeleble momento televisivo (un road trip con ecos de Balada de un hombre común), con Sterling K. Brown superando incluso su enorme actuación en American Crime Story: The People v. O.J. Simpson que le valió un premio Emmy el año pasado. Por otro lado, el actor estuvo apuntalado a la perfección por Cephas Jones, quien le brindó una sensibilidad única a uno de los personajes más encantadores de la serie.

*3. TIMOTHY SIMONS (Veep)

Timothy Simons, un secundario necesario en la extraordinaria Veep Fuente: Archivo

Con Veep y Silicon Valley, HBO prueba que en sus comedias se pueden esconder extraordinarias actuaciones secundarias que funcionan como perfectos contrapuntos de sus protagonistas. Así como en la serie de Mike Judge, John Altschuler y Dave Krinsky se lucen Zach Woods y Kumail Nanjiani, en la sexta temporada de Veep nos encontramos con un recargado Timothy Simons. Como Jonah Ryan, ese congresista que no tiene la más mínima idea de los pormenores de su trabajo, el actor le saca jugo a cada escena que protagoniza, al punto tal de convertirse en esa figura imprescindible a la hora de mostrar los altos niveles de incompetencia que pueden encontrarse en la Casa Blanca.

Con su gran altura y tendencia a levantar la voz para espetar toda clase de improperios, Jonah representa el costado más vergonzoso de la política, aquel en el que se desvaloriza la idoneidad y conocimiento en pos de los intereses ocasionales y las alianzas de turno.

*4. ALEXANDER SKARSGARD (Big Little Lies)

Alexander Skarsgard y un papel muy complejo en Big Little Lies Fuente: Archivo

Perry Wright ( Alexander Skarsgård ) ingresa al universo Big Little Lies con irresistible carisma. Padre de familia, intachable empresario, marido perfecto: así es percibido por las amigas de su esposa Celeste. Sin embargo, cuando Perry juega con sus hijos emulando ser un monstruo, ya podemos vislumbrar el rico manejo de los simbolismos que hace el director de la serie, Jean-Marc Vallée. En efecto, Perry es una amenaza latente e impredecible, que puede golpear a su esposa primero e intimar con ella después, para luego arrepentirse de sus acciones ad infinitum.

El trabajo de Skarsgård en la serie es fascinante, dado que consigue con su sola presencia, con una sola palabra, con una mirada reveladora, generar pánico en el espectador. Tanto él como Kidman han declarado lo profundamente afectados que se sintieron luego de rodar esas secuencias tan difíciles de ver, aquellas en las que se vuelve evidente lo volátil que es Perry.

*5. MICHAEL McKEAN (Better Call Saul)

Michael McKean y un duelo actoral imperdible con Bob Odenkirk en Better Call Saul Fuente: Archivo

Cuando se anunció el spinoff de Breaking Bad centrado en la figura de Saul Goodman/Jimmy McGill ( Bob Odenkirk ), la presunción primigenia fue que el mismo tendría un tono acorde a ese comic relief que representaba (i)legalmente a Gustavo Fring, Walter White, Jesse Pinkman y compañía. Sin embargo, Vince Gilligan y Peter Gould nos sorprendieron cuando Better Call Saul se erigió como uno de los dramas más sutiles de los últimos años. Una de las razones por las cuales la serie es magistral es por el modo en el que enfoca la colisión entre Jimmy y su hermano Chuck (Michael McKean), y en cómo éste se ubica siempre en otro plano moral, observando a su hermano con altanería.

En muchas ocasiones hemos señalado el reconocimiento que merece Odenkirk, pero tan sólo por la última secuencia del quinto episodio de la tercera temporada ("Chicanery"), McKean debería formar parte del grupo excelso de los mejores actores secundarios nominados.

*DE YAPA: Kelly Bishop por Gilmore Girls : A Year in the Life: