La mentira descubierta en el torneo de 30 equipos: la histeria mata al formato

Cristian Grosso
Cristian Grosso LA NACION
Solamente ocho equipos mantuvieron a sus técnicos durante toda la temporada; el próximo certamen de 28 conjuntos no parece ofrecer demasiados cambios
Madelón, Alfaro, Franco y Troglio, cuatro técnicos que se quedaron sin equipo
Madelón, Alfaro, Franco y Troglio, cuatro técnicos que se quedaron sin equipo
(0)
28 de junio de 2017  • 20:14

El Frankenstein de los 30 equipos, infiel y traicionero, tomó impulso para nuevas maldades. Ingenuos aquellos entrenadores que creyeron que un campeonato largo los iba a proteger. El desfile por la cornisa fue incesante y casi nadie se escapó del tembladeral. Solamente ocho equipos mantuvieron a sus técnicos durante toda la temporada: Boca (Guillermo Barros Schelotto), River (Marcelo Gallardo), Banfield (Julio César Falcioni), San Lorenzo (Diego Aguirre), Lanús (Jorge Almirón), Talleres (Frank Kudelka), Atlético de Rafaela (Juan Manuel Llop) y Patronato (Rubén Forestello). Apenas un cuarto de la población laboral, al resto se lo devoró la agitación.

La fábula de que los directores técnicos iban a trabajar con tranquilidad por el desarrollo de un campeonato extenso, blindado contra el resultadismo exprés, resultó precisamente una fantasía.

Los vertiginosos tiempos del fútbol demandan resultados y los entrenadores son el fusible. Siempre. Y en la B Nacional el panorama fue igual de sombrío: todavía quedan seis fechas de un certamen interminable, un insulto al sentido común, y precisamente su extensión no amuralló a los entrenadores. Todo lo contrario, la moneda de cambio se volvió permanente, si apenas seis se sostienen entre 23 equipos: Gabriel Heinze (Argentinos), José Romero (All Boys), Pablo Vico (Brown de Adrogué), Walter Coyette (Chacarita), Diego Cagna (San Martín, de Tucumán) y Fabio Orsi-Sergio Gómez (Flandria). Aquí el porcentaje de sobrevivientes también apenas llega al 26%. No importa el formato, no hay plazos, gana la histeria. Estos campeonatos largos pertenecen a un fútbol inconsistente y convulsivo. El Frankenstein de 30 equipos es historia..., pero el nuevo monstruo de 28 ya se está afilando los colmillos.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?