Dónde ir a comer según la ocasión

A veces la cantidad de bares y propuestas para salir te confunde, por eso te proponemos un recorrido con opciones para elegir según la ocasión
Patricia Gallardo
(0)
30 de junio de 2017  • 17:06

¿Una primera cita? ¿Salís con amigas? ¿Querés ir a ver una obra, pero antes cenar? No elijas según el lugar, empezá por definir tu planes y mirá nuestras propuestas.

¿Una primera o segunda cita?

Es el primer encuentro y aunque en el inicio de toda relación las preguntas y descubrir los intereses del otro hacen que la charla sea usualmente amena, si en algún momento falla basta con mirar alrededor de las mesas en Aldo's y el lugar puede inspirarte un abanico de temas: Desde los vinos exhibidos y divididos por regiones, las fotos de los portarretratos en los estantes o las obras de arte pueden despiertan el interés de quienes están comiendo. Pero, sobre todo el ambiente: las luces bajas, la decoración, la música, la atención y la comida son el acompañamiento ideal para el encuentro. Al lado, Beebop, puede ser el espacio ideal para seguir la noche escuchando un poco de jazz. Ambas propuestas ideadas por el sommelier Aldo Graziani.

Menú: el chef Maxi Matsumoto aplica toda su creatividad a platos que dan ganas de repetir. Las otras con con coliflor, las vieiras con con apio y almendras o el apté de remolacha y caco, son originales y sabrosos. En los paltos principales el risotto de hongos y mascarpone frutado no falla, y además es una de las tantas opciones apto celíacos.

Precios: las entradas están entre $185 y $300, y los platos principales $300 el más barato y $500 el más caro.

Amantes de los libros

Comer en un gran livIng de techos altos en el que al elevar la mirada encontrás libros suspendidos en el aire; tomar un menú -dividido en capítulos- y elegir los platos guiándote por un textual de Franz Kafka o Borges; atravesar el jardín de invierno con su galería y pared verde para llegar a una barra de tragos donde pedir un Dorothy Parker o hablar con el sommelier Martin Narvaja para descubrir la original carta de vinos, son indicios de que Casa Cavia es una buena alternativa para amantes de las letras. El proyecto creado por Guadalupe García Mosqueda no deja nada al azar: la decoración que recuerda a "la belle epoque" de Buenos Aires, se articula de maravillas con la editorial Ampersand y la florería Blumm Flower. Un espacio para pasarlo bien y olvidarse de las horas.

Menú: Julieta Caruso es la nueva chef del lugar y la responsable de sorprenderte con una sopa de alimonados con varios hongos, verduras y jengibre; o con una remolacha con mayonesa de rábano picante y unas berenjenas empanizadas y fritas. A la hora de las carnes, un lomo de cordero asado y crocante. Todos vinculados a algún libro. Entre los dulces: una crème brûlée de banana.

Precios: todas las entradas salen $280, los platos principales $480 y los postres cuestan $200

Amigos conocidos y por conocer

La disposición interna de las mesas en Tetuán de lugar permite relacionarte con todos los que te rodean, si querés, y compartir experiencias con tus amigos probando comida marroquí. Si ya conocés Benaim te podés hacer una idea de cómo es este espacio que tiene detrás a los mismos responsables: (Nicolás Wolowelski y Juan Martín Migueres). Apenás entrás te encontrás con la barra (la carta temática diseñada por el bartender Leandro Milán seguro tiene una propuesta que te gusta y además 12 canillas de cerveza tirada) y los stencils que cuelgan del techo (realizados por el artista plástico Cabaio spirito) que te ambientan en la ciudad de Tetúan. Luego pasás al interior del galpón, donde podés acomodarte en mesas o gradas y empezar a probar la carta.

Menú: papas rústicas al horno de barro para picar con salsa de morrones o alioli y como platos principales pinchos de ojo de bife, ensaladas de remolacha y mix de vegetales cocidos al horno de barro, con hummus (muuuuy bueno). El plato se puede armar por separado y se pide todo en la caja.

Precios: muy accesibles, el hummus, el pan pita o Faina salen $70, las papas rústicas $80, y los paltos entre $150 y $180.

Si vas al teatro

Cuando vas a ver alguna obra de teatro en la calle corrientes, muchas veces el cierre, o la previa se hace en alguna de las pizzerías. pero hay otra opción para quienes quieren un menú más sofisticado. El Hotel Novotel tiene un restaurante y terraza que te hace olvidar del ruido de la zona. Puertas adentro la moderna y espaciada ambientación te conduce al espacio para probar la cocina de Patio #378, de la mano de su chef Mauro Campos. ¿Prisas? casi ninguna ya que los teatros quedan enfrente o a pocas cuadras.

Menú: la carta con platos nombrados como obras de teatro, incluye vegetales y hortalizas de estación. Un imperdible: el cremoso de queso, compota de membrillos y bretona de limón con nueces crocantes para los postres. Carnes de todo tipo, pastas y arroces son parte de la propuesta.

Precios: entrada, primer plato y postre con bebidas $500, actualmente podés participar del concurso y obtener uno de los vouchers o

Con la familia, los sobrinos y el que se quiera sumar

El espacio es grande, de estilo industrial, y con espacios exteriores (algunos calefaccionados) para quienes quieren una mesa afuera en invierno. En The Burguer Company se pueden encontrar distintos tipos de hamburguesas que se acompañan con cerveza o bebidas gaseosas, lo que lo hace práctico para todas las edades y cantidad de comensales. mesas individuales, comunitarias y boxes para grupos reducidos.

Menú: el pan casero es esponjoso y alberga todo tipo de hamburguesas, veggies, de carnes rojas, salmón o pollo. Las salsas, condimentos e ingredientes sumados aportan gran variedad. Con guacamole, huevos, queso azul, cerveza. Y si encima alguien está siguiendo una dieta baja en carbohidratos, también tiene alternativa: el pan de la hamburguesa elegida se reemplaza por grandes hojas de lechuga. De postre hay helados con palito.

Precios: rondan los $180

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?