Cinco momentos del show de Ariana Grande

Importante operativo de seguridad en las inmediaciones del estadio
Importante operativo de seguridad en las inmediaciones del estadio Crédito: Fabián Marelli
La cantante brindó un show de más de una hora y media
Sebastián Chaves
(0)
6 de julio de 2017  • 01:30

1) La previa. Si bien el operativo en los alrededores del DirecTV Arena era impactante por la cantidad inusual de uniformados para un show de estas características, el cacheo al público fue prácticamente nulo. Al margen de las medidas de prevención y las recomendaciones de concurrir al lugar con lo mínimo e indispensable, nada hizo sentir que la paranoia post atentado en Manchester continúe latente.

2) El comienzo. Después de los shows apertura de Oriana Sabatini y Victoria Monét, Ariana Grande pisó el escenario apenas pasadas las 21. Escoltada por su banda y un equipo de 10 bailarines, dio comienzo a su segunda presentación en suelo argentino. “Be Alright”, como en todos los conciertos de su gira, fue el tema encargado de abrir la noche.

Ariana Grande en su show en la Argentina
Ariana Grande en su show en la Argentina

3) Las coreografías. Además del caudal de voz de Ariana Grande y de la pericia de los músicos que la acompañan, el componente visual fue uno de los pilares fundamentales del recital. Desde los pasos de baile perfectamente ensayados, hasta los láseres, el humo y los pseudo dólares con su cara volando por el aire conformaron la puesta en escena de un show que siempre estuvo pensado como un espectáculo integral.

4) El cover. Para bajar un poco los decibeles de una propuesta que mantiene siempre la intensidad bien alto, Ariana Grande se plantó, cerca del final, con una versión de “Somewhere Over The Rainbow”. El clásico escrito para la película de El Mago de Oz se convirtió en una fija en los shows de Ariana Grande después del atentado.

Con más de 200 policías y 16 peritos en explosivos que controlaron la zona
Con más de 200 policías y 16 peritos en explosivos que controlaron la zona Crédito: Fabián Marelli

5) El público. Desde el video que hizo las veces de cuenta regresiva hasta el final con “Dangerous Woman”, la canción que le da nombre a su último disco y a la gira actual, el público que colmó la capacidad del estadio no dejó de gritar en ningún momento. Consagrada como estrella de teen pop, casi como la actualización millennial de Mariah Carey, Ariana Grande no necesita de grandes ademanes ni gestos demamgogos para conseguir una respuesta inmediata debajo del escenario. Sólo algunos “¡Buenos Aires!” entre tema y tema, le alcanzaron para meterse a sus fans en el bolsillo.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?