Fabián Cubero y sus primeras vacaciones como padre separado

Aprovechando su tiempo libre antes de comenzar con la pretemporada de Veléz Sársfield, Fabián llevó a sus tres hijas –Indiana, Allegra y Sienna– y a su mamá Ángela a la montaña. Su amiga, la artista plástica Silvina Salazar, los hospedó en su casa de Las Pendientes, en San Martín de los Andes.
Aprovechando su tiempo libre antes de comenzar con la pretemporada de Veléz Sársfield, Fabián llevó a sus tres hijas –Indiana, Allegra y Sienna– y a su mamá Ángela a la montaña. Su amiga, la artista plástica Silvina Salazar, los hospedó en su casa de Las Pendientes, en San Martín de los Andes.
El futbolista llevó a sus hijas a San Martín de los Andes apenas regresaron de Miami
(0)
13 de julio de 2017  • 11:00

A dos meses de haber oficializado su ruptura con Nicole Neumann (36), Fabián Cubero (38) comenzó una nueva etapa en su vida. Primero fundó su nuevo “departamento de soltero” en un complejo cercano a Santa Bárbara, el barrio donde aún viven su ex y sus tres hijas, Indiana (8), Allegra (6) y Sienna (3). Y la semana pasada, apenas las chicas regresaron de las vacaciones con su madre en Miami, las llevó a San Martín de los Andes. Los acompañó Ángela, la mamá de futbolista. “Desde el momento que nos separamos, Nicole las quería llevar a la playa. Por eso les propuse viajar a la nieve conmigo”, cuenta Fabián. Después de acompañar a sus amores a la escuelita de esquí en Las Pendientes, habló en exclusiva con ¡Hola! Argentina sobre su nueva vida.

–¿Cómo estuvieron las primeras vacaciones como padre soltero?

–Muy bien, fue una semana de pura conexión con mis hijas. Ellas se portaron súper, e hicimos de todo: anduvimos en cuatriciclo, esquiamos, jugamos con caballos, salimos a comer al pueblo… La pasamos genial.

–¿Tuviste que aprender nuevas tareas?

–No, me las arreglo bien solo. Soy muy activo y siempre hice mucho con las chicas. Desde que son bebés que las baño, les cepillo los dientes, les preparo el almuerzo. Además, en este viaje contaba con la ayuda de mi mamá, por cualquier cosa. Pero no me costó, porque durante el año hago lo mismo en casa. Con Nicole siempre nos repartíamos las tareas, y desde que nos separamos seguí haciendo lo mismo que cuando estábamos juntos. Me manejo tranquilo.

–¿Cómo está tu relación con Nicole hoy?

–Todo bien, tenemos una comunicación muy fluida. Seguimos pendientes uno del otro, cómo nos sentimos, cómo vamos llevando esta situación y nos preocupamos por que nuestras hijas estén bien y no les falte nada. Tenemos una muy buena relación.

–¿Cómo se reparten el tiempo con sus hijas?

–Según el trabajo de cada uno. Nuestra idea es hacerlo dinámico, lo organizamos de acuerdo con los proyectos que vamos teniendo. Hablamos todos los días y en función de eso, decidimos.

–Desde que estás solo te volviste un hombre codiciado para los medios. ¿Cómo te llevás con tanta exposición?

–Es un poco incómodo porque no puedo entablar ningún tipo de conversación ni trabajo con nadie, que ya me inventan un romance. La verdad es que es un poco estresante no poder moverme con libertad. Tanto con Noelia Marzol como con Barbi Vélez no pasó absolutamente nada. Con Noelia simplemente intercambié mensajes, y con Barbi sólo trabajé para una marca de ropa. No pasó ni va a pasar nada con ninguna de ellas.

  • Texto: Sofía Kotler
  • Fotos: Federico Soto

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.