Suscriptor digital

Luis Ortega presentó El ángel, la película basada en los crímenes de Carlos Robledo Puch

Actores, productores y el director de El ángel, una película que dará que hablar
Actores, productores y el director de El ángel, una película que dará que hablar Crédito: Instagram
A días de comenzar el rodaje, el director y parte del elenco hablaron sobre el film inspirado en el recordado asesino serial argentino
Martín Artigas
(0)
19 de julio de 2017  • 00:11

“Carlitos”. Suena extraño utilizar un diminutivo (y aún más su nombre de pila) para referirse a uno de los criminales más recordados de la historia argentina. Sin embargo, a Luis Ortega no le gusta quedarse con la foto estática ni unidimensional al momento de indagar en sus personajes, aún cuando el elegido sea nada más y nada menos que el mismísimo Carlos Robledo Puch.

Peter Lanzani , Chino Darín , Cecilia Roth , Mercedes Morán y Daniel Fanego se unieron a Ortega (el director) y a los productores (Matías Mosteirín, por K&S Films, Axel Kuschevatzky, por Telefé, y Sebastián Ortega, por Underground) en el auditorio del Malba, a días de comenzar el rodaje de El ángel, para hablar de la tarea que les toca llevar adelante de acá en más. La película indagará en la historia del impensado asesino de 20 años y rostro aniñado que, entre 1971 y 1972, mató al menos 11 personas con total frialdad y violencia. Y si bien su estreno está previsto recién para agosto de 2018, el film cuenta con el apoyo de la productora El Deseo, será distribuido por la 20th Century Fox y, por lo tanto, ameritaba una presentación al mejor estilo Hollywood.

El protagonista

Curiosamente, el actor que se pondrá en la piel de “Carlitos” fue el gran ausente de la tarde. Se trata de Lorenzo Ferro, hijo del actor Rafael Ferro y dueño de un notable parecido con Robledo Puch. Y su ausencia no es nada casual, teniendo en cuenta que se trata de un debutante sobre el que recaerá toda la atención cuando la película llegué a los cines.

Lorenzo Ferro caracterizado como Carlos Robledo Puch
Lorenzo Ferro caracterizado como Carlos Robledo Puch Crédito: 20th Century Fox

“Estamos preservando su imagen", aclaró de entrada Ortega, dejando muy en claro que este proyecto es, definitivamente, mucho más "industrial" que sus experiencias anteriores en la pantalla grande. "Era muy importante para nosotros presentar una cara nueva, poner a alguien que genere el misterio que necesitamos. Vinieron casi mil personas al casting y el que quedó fue el primero, Lorenzo".

Los cómplices

Darín será Ramón, "compañero de fechorías de Carlitos" tal como él mismo lo definió. Haciendo un paralelismo con lo que ocurrió en realidad, su personaje sería Jorge Ibáñez, el hombre con el que Robledo Puch inició sus frenéticas andanzas de sangre y fuego. "Estoy muy contento de trabajar con Luis de nuevo, y con Cecilia", dijo haciendo referencia a su paso por la serie televisiva Historia de un clan , donde compuso a Alejandro Puccio.

"A todos los actores nos toca interpretar personajes en distintas épocas", indicó el actor sobre el proceso de ponerse en la piel de un joven de comienzos de los 70. "A mí me ha tocado ir al pasado a través de distintos proyectos en los que he participado. Y es un proceso sumamente nutritivo el de aproximarse a través de las personas que sí vivieron esa época y de la cantidad de material que hay dando vueltas, manifestaciones artísticas y material de lectura como para viajar en el tiempo".

Lanzani compondrá a Miguel Pietro, alias "Mike",una suerte de guiño a Héctor Somoza, el vecino de Robledo Puch que lo secundó una vez que Ibáñez perdió la vida en un accidente automovilístico. Y, para él, el guión también cumple un rol fundamental para posicionar la historia en la época. "El guión es brillante y nos posicionó rápidamente en la atmósfera. Lo que sí hicimos fue ensayar mucho para encontrarle el tono a los personajes, el lunfardo que queríamos usar. Ese fue el trabajo más de hormiga, ahora sólo queda empezar a filmar. Estoy muy emocionado y estoy seguro de que este es un proyecto grandioso, en el que todos estamos poniendo todo lo que hay que poner".

Los padres

El elenco lo completan: Daniel Fanego, Mercedes Morán, Peter Lanzani, Cecilia Roth y Chino Darín
El elenco lo completan: Daniel Fanego, Mercedes Morán, Peter Lanzani, Cecilia Roth y Chino Darín Crédito: Gerardo Viercovich

Roth será Aurora, la madre de Carlitos. Su personaje tendrá un peso fundamental en el relato, haciendo pie en los testimonios sobre la estrecha relación que unía al joven criminal con su mamá, Josefa Aída Habendak. También será a través de ella que se refleje ese punto que marcó un quiebre dentro del pensamiento de la época: Robledo Puch provenía de una familia de clase media, aparentemente "bien constituida" que residía en el barrio de Olivos; ese, aparentemente, no era el lugar natural para el desarrollo de un ladrón que disfrutaba de asesinar por la espalda a sus víctimas.

"Creo que lo primero es preguntarse qué es la 'normalidad', que sería 'una familia normal'. Yo no tengo la respuesta", explicó Roth. "No estamos haciendo una película de criminales, sino de seres humanos, de profundas esencias y de encuentros con mucho de lo más escondido y lo más oscuro de cada uno de estos personajes". El chileno Luis Gnecco (protagonista de la reciente Neruda), en tanto, interpretará a su marido.

Cecilia Roth y Chino Darin. Presentación de El Angel. MALBA ! Comenzamos pronto a filmar.

Una publicación compartida de Raquel Flotta (@raquelflotta) el

Morán compondrá a Ana María, esposa de José (Fanego) y madre de Ramón (Darín). Su visión sobre la idea de "tener un hijo asesino" es similar a la de Roth. "Hay un tipo de disfuncionalidad que sucede en cada grupo familiar", apuntó. "En este caso, la nuestra será una familia notablemente opuesta a la de Robledo Puch, no tenemos muchas cosas en común pero nuestros hijos son muy amigos. Va a haber como un ida y vuelta entre ambas familias, porque para Carlitos encontrarse con nuestra casa, nuestro entorno y una dinámica tan diferente a la que hay en su casa le resulta muy atractivo".

"Yo tenía dos años menos que él cuando lo vi por primera vez en la tapa de un diario", recordó Fanego. "Pero Luis no intenta quedarse con esa foto sino que, al mejor estilo de Truman Capote, busca meterse en la cabeza del que atravesó esa línea de la que no se puede volver, que es el crímen".

El director

"Es un sueño poder llevar adelante este proyecto con este equipo", fueron las palabras con las que Ortega inició su intervención en la conferencia de prensa. "Había leído El ángel negro, de Rodolfo Palacios, y me pareció tan impactante que... Suelo pensar que cuando un material literario es tan bueno, es mejor no pretender adaptarlo a ningún otro formato. Sin embargo, después de Historia de un clan y la participación de Rodolfo en ese proyecto, es como que esta película vino sola".

Ortega viene también de dirigir El Marginal, la serie que emitió la TV Pública durante 2016 y que, este año, se alzó con el Martín Fierro de Oro. El realizador entiende que hay un hilo conductor entre esos dos proyectos televisivos y esta película. "Le tomé el gusto al mundo 'delicuencial'. Descubrí que es muy rico dramáticamente para hablar de las mismas cosas pero quizás de una forma más directa, porque estás de frente al bien y al mal. En general hay que dar muchos rodeos para llegar ahí, pero hay personajes que te facilitan la posibilidad de ir al hueso más rápido. Esta historia es una inspiración antes que una recreación: hay algo que queremos contar que es más grande que la anécdota", indicó. "Hay algo que atraviesa esta película que es una historia de amor en relación a la amistad, y la amistad en una edad en la que tiene un peso muy importante. Carlitos básicamente se enamora de Ramón, de un modo que trasciende lo erótico; es un enamoramiento del que está muy solo y encuentra a alguien que 'está en la misma' que él".

El director también se animó a darle una dimensión humana al joven que llegó a las tapas de los diarios en 1972, se ganó apodos como "el ángel negro" o "el muñeco maldito" y generó tanto desprecio como fascinación. "Básicamente, nuestro personaje siente que están todos actuando, que el mundo es una puesta en escena. Ese es un problema que puede derivar en una patología, pero que también puede darle una percepción muy aguda en donde vemos que detrás de cada persona hay una batalla muy grande por tratar de ser alguien", explicó. "Carlitos los ve como autómatas e intenta romper con eso. Tiene sólo 17 años y por eso comete esos graves errores mientras busca, quizás, una respuesta más grande sobre algo que nunca se va a saber. Con esta historia de amor y estas familias tan radicalmente opuestas, se empieza entonces a armar el mundo que lo lleva a cometer estos crímenes".

¿Influyó en Ortega el hecho de que Robledo Puch esté vivo al momento de escribir el guión? "Bueno, él tiene la dirección de mi casa", bromeó. "En realidad, creo que un muchacho que hizo lo que él hizo hace 45 años, hoy no es el mismo. Estamos yendo con pie de plomo porque no queremos que el 'diablo meta la cola', no queremos hacer de esto ningún espectáculo sino que estamos tratando de ir al corazón de cada personaje".

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?