Allanaron la joyería Simonetta Orsini, cercana al poder

La AFIP acusa a la empresa por el ingreso ilegal de 400 relojes de lujo al país
Iván Ruiz
(0)
20 de julio de 2017  

Allanaron la joyería Simonetta Orsini, cercana al poder
Allanaron la joyería Simonetta Orsini, cercana al poder Fuente: Archivo

Simonetta Orsini, la joyería más frecuentada por políticos, jueces y empresarios, fue allanada ayer por una causa en la que se investiga contrabando y evasión fiscal en la adquisición de joyas. Los funcionarios secuestraron 400 relojes, algunos con valores superiores a US$ 100.000, como Cartier, Piguet y Breguet, entre otras marcas. Ninguna de esas joyas habrían ingresado oficialmente al país.

La AFIP denunció que Simonetta Orsini incurrió en una maniobra de contrabando en la importación de relojes. El mecanismo se realizaba -sostiene el organismo- en el Puerto de Buenos Aires, donde llegaban las joyas. Primero, los relojes de alta gama quedaban en una zona aduanera "en tránsito", pero después ingresaban al país sin pagar los tributos correspondientes. Esos mismos relojes eran ofrecidos, por ejemplo, en el coqueto local de la esquina de Posadas y Cerrito.

Desde su creación, Simonetta Orsini operó con dos socios: Myriam "Mimí" Kohen -esposa del empresario kirchnerista Gerardo Ferreyra- y Martín de Leeuw, condenado en Estados Unidos por lavar millones de dólares de carteles colombianos del narcotráfico.

Kohen aseguró el año pasado a LA NACION que ya no integra la sociedad, pero todavía frecuenta el lugar. En los registros de la Anses, además, aparece actualmente como empleada de Simonetta Orsini. Su marido, cercano al ex funcionario Carlos Zannini, fue uno de los empresarios más beneficiados durante el kirchnerismo. Los últimos contratos que se adjudicó Electroingeniería SA con el anterior gobierno fueron las represas de Santa Cruz.

Los allanamientos, ordenados por el juez penal tributario Diego Amarante, se prolongaron ayer más de lo previsto por los funcionarios judiciales. Mientras intentaban secuestrar toda la información digital sobre los negocios de la joyería, los técnicos se sorprendieron cuando los servidores de la empresa fueron desconectados de manera remota. Los procedimientos, finalmente, se prolongaron durante cuatro horas.

Los diez allanamientos se extendieron, también, a las firmas PS Group SA y Dajij SA, ambas del mismo rubro, por la misma metodología para contrabandear relojes de alta gama. Los procedimientos se extendieron también a cuatro locales en Recoleta, otro en el shopping Patio Bullrich, una oficina administrativa y un estudio jurídico-contable.

"Círculo rojo"

En la esquina de Posadas y Cerrito se levanta el local de Simonetta Orsini más concurrido por el "círculo rojo". Allí, por ejemplo, el ex juez Norberto Oyarbide compró su anillo Bulgari de brillantes. Él mismo decía en su entorno que el anillo costaba US$ 250.000, aunque cuando el Consejo de la Magistratura lo investigó dijo que, en realidad, los joyeros se lo habían prestado.

Oyarbide no era el único personaje que lo frecuentaba. También pasaban desde Julio De Vido y Amado Boudou hasta Sebastián Forza -una de las víctimas del triple crimen de General Rodríguez- y el valijero Leonardo Fariña, entre otros, según reveló LA NACION en septiembre de 2016, de acuerdo con información que consta en los registros contables de la firma. Estos documentos también revelaron una millonaria facturación de la joyería, con compras de hasta US$ 1,5 millones por un reloj de primera línea.

La sospecha por una supuesta relación espuria con la Aduana también se remonta al año pasado. De esos registros internos de Simonetta Orsini también se desprende un contacto catalogado como "Ale Adu", que podría ser identificado como Alejandro Aduana. "Eso es falso", dijo De Leeuw, el dueño de la joyería, cuando fue consultado por contrabando LA NACION. Esos registros también evidenciaron un stock enorme de relojes comprados a Suiza, aunque sin constancia en los documentos sobre su importación.

Por: Iván Ruiz

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.