Borrón y cuenta nueva: 10 famosos arrepentidos de sus tatuajes

La modificación de un tatuaje a veces es la mejor opción para que no se note ningún rastro del anterior y fue el caso de Keley Cuoco.
La modificación de un tatuaje a veces es la mejor opción para que no se note ningún rastro del anterior y fue el caso de Keley Cuoco.
Conocé a las celebridades que se animaron a sacarse los tattoos que por alguna razón perdieron sentido para ellos
(0)
5 de agosto de 2017  • 00:49

Si bien los tattoos pueden parecer una moda, sabemos que la intención es que duren para siempre. Pero al parecer, no en todos los casos. Separaciones, errores ortográficos o simplemente cansancio son algunos de los motivos que llevan a las celebrities a modificar su decisión inicial de tatuarse. Un recorrido por los casos más emblemáticos.

Angelina Jolie

Joven y bella, pero casada con el hombre equivocado, decidió borrar el tatuaje que le recordaba ese error
Joven y bella, pero casada con el hombre equivocado, decidió borrar el tatuaje que le recordaba ese error

Hace muchos años, tuvo que borrarse del brazo izquierdo el nombre de su primer esposo, Billy Bob Thornton, cuando rompió el matrimonio. Al parecer, cuando volvió a creer en el amor lo hizo a fondo, convencida que el nuevo Romeo duraría tanto como la tinta y volvió a hacerlo: mientras su relación con Brad Pitt estaba vigente, decidió adornar su bella espalda con ciertos símbolos diseñados en conjunto con los que el actor luce en su abdomen, que los unían como marido y mujer, realizados por el artista Ajarn Noo Kanpai. Aunque aún no hay noticias de que también quiera borrarlos, el divorcio y el juicio por tenencia es un hecho, por lo cual, pronto sabremos de un nuevo borrón y cuenta nueva.

Britney Spears

En 2001, la princesa pop se tatuó muy cerca del hueso de la cadera el signo chino de Kanji que significa misterio. Sin embargo, pronto se enteró que en japonés se traduce como extraño, así que rápidamente lo convirtió en una flor. Unos años más tarde, en 2008, y gracias a su amistad con Madonna, Britney Spears se hizo grabar unas letras Kabbalah que significaban “responsabilidad y control sobre la propia vida”. Sin explicaciones y luego de sus años más turbulentos, eligió borrarlo.

Johnny Depp

Juntos y con el tatuaje de Winnona For Ever, en pleno auge de la talentosa pareja
Juntos y con el tatuaje de Winnona For Ever, en pleno auge de la talentosa pareja

El actor está hoy en el ojo de la tormenta por su escandaloso divorcio, pero recordemos que hace muchos años vivió un apasionado romance con la actriz Winona Ryder, y tan enamorado estaba que llegó a tatuarse “Winona For ever“. Ante la evidencia de que efectivamente el amor por la morocha no era eterno, decidió eliminar una parte de su tattoo y dejó sólo una parte del nombre de su ex, por lo cual puede leerse ahora “Wino, for ever“ que significa "borracho para siempre".

Kaley Cuoco

Un caso más de tener que disimilar un tatuaje luego de una ruptura amorosa. La actriz de The Big Bang Theory convirtió la fecha de su boda con el tenista Ryan Sweeting en mariposa luego de disolverse la unión.

Megan Fox

La bellísima actriz de Transformers confesó en el programa de Jay Leno que quitarse el tatuaje de Marilyn del que se había cansado fue “traumático y doloroso“. Se lo había hecho a los 19 años en el antebrazo, y contó que su entorno le había advertido que algún día ya no le gustaría el dibujo, pero no supo escuchar.

Melanie Griffith

Melanie no esperó mucho tiempo luego de anunciar su divorcio en 2014 para deshacerse del nombre de su ex, tatuado dentro de un corazón en su brazo
Melanie no esperó mucho tiempo luego de anunciar su divorcio en 2014 para deshacerse del nombre de su ex, tatuado dentro de un corazón en su brazo

Cuando borró a su ex esposo Antonio Banderas de su vida, lo hizo también de su cuerpo: eliminó el tatuaje con su nombre que llevaba en el hombro. Al anunciar su divorcio en 2014 hubo varias cuestiones que resolver, la venta de la casa familiar, los hijos, las mascotas, los bienes. Pero a esto se sumaba la incómoda inscripción que Melanie llevaba grabada a fuego durante los casi 20 años en los que fueron esposos. Por suerte, la tecnología estuvo de su lado y vía láser, lo eliminó en un centro de estética en Los Ángeles.

Drew Barrymore

La niña de la legendaria película ET, Drew Barrymore , que hoy tiene ya 42 años, tenía seis tatuajes de su juventud. Pero al convertirse al judaísmo por amor a su marido, Will Kapelman, y como la religión no permite sepultura si en tu cuerpo hay signos de tinta, tuvo que borrarlos.

Sebastián Ortega

El director, productor y guionista Sebastián Ortega adora los tatuajes. Su cuerpo es una clara muestra de esta inclinación. Pero claro, no contaba con que algún día ya no estaría casado con la empresaria y modelo Guillermina Valdés, la madre de sus tres hijos, y que el nombre de ella tatuado en el brazo un día sería muy molesto. Poco tiempo después de su resonada separación, se lo tapó. Sin embargo, parece no haber aprendido la lección y reincidió cuando otra bella dama llegó a su corazón: Ivana Figueiras. Otra vez selló ese amor con tinta indeleble sobre su piel y de nuevo, la relación no prosperó.

Agustina Kämpfer

Un impulso adolescente, un sol en un hombro, parecido al de las monedas de un peso. Esta fue el dibujo que la periodista se hartó de ver. Por eso, Agustina Kämpfer decidió borrarse definitivamente ese tatuaje y compartió en las redes el proceso que realizó con láser para borrarlo.

Andrea Rincón

Cuando los planetas Ale Sergi, el cantante de Miranda! y la actriz Andrea Rincón se cruzaron fue explosivo. Se conocieron, se enamoraron al instante y en un viaje juntos plasmaron sus nombres en el cuerpo del otro: él se grabó Andrea en el pecho, cerca del corazón y ella, Ale en el cuello, detrás y debajo de la oreja. Al romperse ese amor, Andrea, rápida de reflejos, transformó las tres letras en una flor de loto turquesa y problema resuelto.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.