Se cumplen 25 años del himno que Freddie Mercury nunca pudo estrenar

Freddie Mercury y Montserrat Caballé, en 1987
Freddie Mercury y Montserrat Caballé, en 1987
El cantante murió meses antes de la inauguración del encuentro deportivo de 1992, en donde se presentaría "Barcelona" como canción oficial; la historia de un tema y un disco que todavía emocionan
Silvina Ajmat
(0)
25 de julio de 2017  • 12:26

Hoy, hace 25 años, se inauguraban los Juegos Olímpicos de Barcelona y una ausencia se hacía inmensa: Freddie Mercury no estaba ahí para cantar el himno oficial del encuentro deportivo junto a la gran soprano catalana Montserrat Caballé. "Barcelona", ese tema para un dueto exquisito como el que formaban el líder de Queen y la cantante lírica, no pudo resonar el 25 de julio de 1992 en el Estadi Olímpic Lluís Companys. Freddie Mercury había muerto ocho meses antes y por respeto a su memoria se decidió que nadie más tomara su lugar en ese prestigioso escenario. Había quedado un hueco profundo en la música contemporánea y ese día, la gran fiesta por el comienzo de los Juegos Olímpicos no hacía más que visibilizarlo.

Freddie Mercury y Montserrat Caballé - Barcelona - 1988

5:48
Video

Aunque no se interpretó en el evento, la canción ya era el himno oficial del certamen, y sonó una y otra vez en las transmisiones en vivo por televisión como un hit póstumo, un tributo a uno de los más grandes de la historia del rock que quedó para siempre en la memoria auditiva de quienes siguieron el gran despliegue de inauguración desde todos los puntos del globo..

"Se buscó otra canción y se eligió Amigos para siempre [compuesta por Andrew Lloyd Webber], que cantó José Carreras y que verdaderamente es preciosa, pero no tiene nada que ver con el himno", recordó Montserrat Caballé en una entrevista con EFE. "Por eso una de las cláusulas de la alcaldía fue que las conexiones con las televisiones de todo el mundo para las retransmisiones tenía que ser con Barcelona, y así fue", agregó. Montserrat Caballé sí cantó ese 25 de julio, pero fue otro su rol: junto a José Carreras interpretó "Sou benvinguts" y luego, hacia el cierre, se les unieron Plácido Domingo, Jaume Aragall, Teresa Berganza y Joan Pons para interpretar piezas clásicas de óperas, como El barbero de Sevilla, Il trovatore y Rigoletto entre otras.

Pero sin dudas, es "Barcelona" la canción que todos recuerdan de los Juegos Olímpicos del 92 y no sólo por la nostalgia tras la muerte del artista, sino por su belleza. La idea de reunirse con Montserrat Caballé para colaborar en un disco fue de Freddie Mercury, quien se había quedado prendado de la voz de la soprano tras escucharla en un concierto en la Royal Opera House de Londres a principios de los 80. Su sueño de cantar con ella se cumplió en 1987, tiempos en los que al menos tres de los miembros de Queen buscaban destacarse en proyectos solistas aunque sin abandonar su trabajo como grupo (Taylor había sido el primero en buscar su camino editando Fun in space en 1981 y Strange Frontier en 1984, Brian May probó suerte con un mini álbum llamado Star Fleet Project, que vio la luz en 1983 y Mercury hizo lo propio con Mr. Bad Guy en 1985).

Su primer encuentro fue en el hotel Ritz de Barcelona. "Cuando lo conocí y se puso al piano a improvisar, me di cuenta de que estaba ante un músico, no de alguien que utiliza la claqueta tac-tac-tac...". Mercury había instalado un impresionante equipo en el hotel para interpretar en falsete, intentando imitar la voz de soprano "Exercises in free love". Volvieron a verse en Londres, ya fascinados el uno por el otro. Dice la leyenda que Montserrat Caballé llegó un día a la casa de Freddie, Garden Lodge, en Kensington, y salió al siguiente. El álbum tomó forma en esa noche larga y plena de creatividad.

"Tardamos un año y medio en hacer el álbum, lo que en el fondo nos fue bien porque nos daba tiempo a reescuchar lo que habíamos hecho. Freddie estaba enfermo y me lo dijo. Entonces tuvimos la oportunidad de crear canciones en las que todas tienen significado. Aún me emociono porque estábamos haciendo algo muy especial y eso no pasa a menudo, no siempre tienes la suerte de cantar con alguien que se va, que lo sabe, y estar interpretando con él su último adiós, es algo verdaderamente especial", reveló la cantante a EFE hace unos años.

El single "Barcelona" se dio a conocer el 26 de octubre de 1987 junto a un video dirigido por David Mallet cuya difusión hizo que la canción trepara rápidamente al puesto 8 en el Reino Unido. El Comité Olímpico la aprobó para que se convirtiera en el himno oficial de 1992, y Freddie aceptó cantarla en vivo. Todavía nadie sabía de su enfermedad.

Freddie Mercury y Montserrat Caballé - Barcelona - 1987

4:23
Video

El gran debut del dúo fue en Ibiza ese mismo año, en el Ku Club, en un recital impactante cuyo registro en video sigue reproduciéndose en YouTube constantemente. Más tarde, el 8 de octubre de 1988 la cantaron por primera vez en un escenario: la cita fue en el festival La Nit de Barcelona. También interpretaron otras dos canciones del álbum, que se publicó poco tiempo después, "How can i go on", y "The golden boy", acompañados por Mike Moran, coautor del disco, al piano.

Freddie Mercury and Monserrat Caballe - How can I go on live

4:07
Video

Barcelona se reeditó en 2012 como un tributo por el aniversario número 25 del lanzamiento del disco, y se lanzó en LP, CD, una versión de lujo que incluyó el documental The Great Pretender, sobre el fallecido cantante, y en descarga digital. Los arreglos originales realizados con teclado electrónico de Mercury y Mike Moran fueron sustituidos por la Orquesta Filarmónica de Praga con la colaboración del productor y arreglista Stuart Morley y el ingeniero de sonido de Queen, Kris Frediksson. Según reveló Caballé, el sueño de Freddie era realizar el álbum con una orquesta pero no había sido posible en su momento. "Barcelona", como tantas otras con la firma de Freddie Mercury, quedó enmarcada en la lista de grandes temas del siglo XX y es considerada junto a "One Moment in time" de Whitney Houston (1988) y "Oceanía", de Björk (2004), uno de los grandes himnos de los Juegos Olímpicos.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.