Suscriptor digital

Londres: 26 spots para descubrir la ciudad

Crédito: Anahí Bangueses Tomsig
¿Ya recorriste los clásicos y querés más? Tené en cuenta los lugares que recorrimos para pasear, comer y comprar con british style.
Sofía Stavrou
(0)
26 de julio de 2017  • 09:21

¿Y si te dijéramos que más allá del Tower Bridge y el Big Ben hay un mundo londinense repleto de hallazgos imperdibles? Si Londres es una de tus ciudades favoritas, seguramente ya conozcas sus clásicos y quieras volver por más.

El souvenir de la reina es un must.
El souvenir de la reina es un must. Crédito: Anahí Bangueses Tomsig

Acá te compartimos los mejores descubrimientos con sello british, pero cada uno con un giro diferente y muy original para que sigas fascinándote con la capital de Inglaterra y vivas una experiencia local con planes desde el desayuno hasta la madrugada.

¡Tomá nota!

LO MEJOR DE CONVENT GARDEN

Neal’s Yard: es uno de los secretos mejor guardados de la zona y que va a fascinarte apenas pises sus callecitas peatonales entre sus fachadas de colores. No dejes de pasar por The Wild Food Cafe para probar la torta vegana de chocolate, una delicia inolvidable.

Sobre Neil’s Yard encontrás muchos localcitos de diseño con cosas divinas.
Sobre Neil’s Yard encontrás muchos localcitos de diseño con cosas divinas. Crédito: Anahí Bangueses Tomsig

Apple Market: está abierto todos los días de 10 a 18 y es un megamercado callejero para explorar de punta a punta y descubrir hallazgos, desde joyas hasta cámaras antiguas.

Crédito: Anahí Bangueses Tomsig

Royal Opera House : es una de las mejores casas de ópera del mundo (también podés ver clásicos del ballet como El lago de los cisnes). ¿Lo mejor? Después del espectáculo, podés contratar un behind the scenes tour para conocer el detrás de escena. ¡Súper recomendado!

Benjamin Pollock’s Toy Shop : es una juguetería especializada en juguetes inspirados en el teatro y en obras musicales. Es un ícono vintage desde 1856.

Crédito: Anahí Bangueses Tomsig

LOS IMPERDIBLES DE SHOREDITCH

Este barrio emergente vibra a fuerza de su pulso artístico y su creatividad. Hoy, lo más cool de Londres pasa por acá. ¿Qué no podés dejar de hacer?

Crédito: Anahí Bangueses Tomsig

Probar la comida callejera: los domingos hay un megamercado en Brick Lane en donde podés probar diferentes sabores del mundo. Otro de los favoritos es el Pump Street Food Market, ubicado en una antigua gasolinera.

Los bubble waffles, la nueva perdición de las golosas.
Los bubble waffles, la nueva perdición de las golosas. Crédito: Anahí Bangueses Tomsig

Ver una peli en Pillow Cinema : es una terraza súper cozy, con almohadones XL, pochoclos y unas copas de vino en un ambiente cool pero relajado. Funciona solo las noches de verano y podés reservar tu entrada online.

El street art a la orden del día en Shoreditch.
El street art a la orden del día en Shoreditch. Crédito: Anahí Bangueses Tomsig

Desayunar en The Breakfast Club : no dejes de probar los huevos rancheros y los pancakes con frutos rojos. ¡Energía asegurada!

Cada container de Boxpark tiene una tienda de diseño de autor: ropa, deco, joyas y puestos de comida.
Cada container de Boxpark tiene una tienda de diseño de autor: ropa, deco, joyas y puestos de comida. Crédito: Anahí Bangueses Tomsig

Visitar Boxpark : un pop-up shopping genial hecho con ¡containers! Cada uno de ellos es un local diferente con comida y marcas de moda y diseño.

The Brokedown Palace en Boxpark, con lo más onderodel diseño.
The Brokedown Palace en Boxpark, con lo más onderodel diseño. Crédito: Anahí Bangueses Tomsig

Ver arte en The White Cube: es un antiguo edificio industrial convertido en un espacio de diseño con muestras de arte contemporáneo y un ambiente siempre joven y diferente del resto de las galerías londinenses.

Comprar ropa vintage: en Brick Lane, This Shop Rocks es el sueño de todas las fanáticas de la ropa retro. FB: This Shop Rocks.

SOHO: TOP 4

La Bodega Negra : si pasás por el Soho, no dejes de entrar a este bar under con un estilo mexicano muy particular, entre carteles con luces de neón y una barra con mucho, pero mucho tequila. Es el preferido por varias celebrities locales y seguro va a ser tu favorito también.

Aesop: un multiespacio dedicado al cuidado de la piel y el pelo con productos exclusivos que no vas a encontrar en ningún otro lugar del mundo. Es ideal para un beauty break en manos de especialistas muy grosos que van a guiarte y recomendarte lo mejor para que salgas hecha una diosa.

Crédito: Anahí Bangueses Tomsig

Ain’t Nothing But Blues: si sos fana del jazz, no podés perdértelo. En su página web vas a encontrar el calendario con las próximas funciones de música en vivo. Los lunes y domingos hay jam sessions.

Sketch: una casa de té del siglo XVII, pero ¡no es lo que parece! Cada noche se transforma en uno de los espacios más intrigantes de Londres para tomar unas copas. El dress code de la casa exige un look “con estilo y carácter”. ¿Dónde? 9 Conduit Street.

COMER RICO

Berners Tavern: una joya gastronómica en donde la burrata y las espinacas a la crema se llevan todos los aplausos (¡y la elegancia del lugar también!).

Raoul’s: un toque mediterráneo en el corazón de Londres, creado por una ex ama de casa que ya estaba aburrida de cocinar solo para su familia. Guardá lugar para el postre y probá la ensalada de frutas de estación con yogur griego, miel y almendras.

Crédito: Anahí Bangueses Tomsig

Morty & Bob’s: un lugar con toda la onda, famoso por sus sándwiches de queso grillado. Probá el de queso, hongos y trufas. ¡Riquísimo!

Farmacy: en Notting Hill, un restaurante libre de azúcar, aditivos y químicos con un menú vegano muy tentador que incluye smoothies (¡irresistible el de chocolate y lúcuma) y bols “de la tierra” superpoderosos.

Crédito: Anahí Bangueses Tomsig

Jamie Oliver’s Diner: el famoso chef británico –al que amamos– ofrece un menú con mucho sabor y a precios razonables en un espacio muy fifties. ¡La hamburguesa de cajú con batatas no falla!

PARA EL FIVE O’CLOCK TEA

Yumchaa: ¡vas a amarla! Con todos los tipos de té que puedas imaginar y hasta los más exóticos, como el de piña colada o el de chili, no vas a poder decidir con cuál quedarte. También podés comprarlos en paquete (vienen en un packaging divino) y llevarte una selección para disfrutar en tu casa.

Si hay algo que sobra en Londres, son los tea shops. Si sos fan entrá a todos y armá tu propio blend.
Si hay algo que sobra en Londres, son los tea shops. Si sos fan entrá a todos y armá tu propio blend. Crédito: Anahí Bangueses Tomsig

Claridge’s: un clásico en el mundo del té inglés desde hace más de 150 años. Además de las infusiones bien elegantes, vas a quedar fascinada con la patisserie súper original y femenina que sirven a la hora del té. Eso sí, reservá tu mesa con tiempo.

Sketch: para darle un giro al típico té inglés, esta tea house lo sirve en un ambiente todo rosa (¡hasta los sillones!) y, además de los clásicos macaroons, va a tentarte con los bocados de caviar que, según la casa, son ideales para acompañar las infusiones.

Crédito: Anahí Bangueses Tomsig

The Berkeley: inspirado en el mundo fashion, este tea shop es un clásico que ninguna blogger de moda va a querer perderse. Su menú cambia cada seis meses (¡igual que las colecciones de los diseñadores!) y el menú dulce se sirve en forma de ¡zapatos, vestidos, bikinis y carteras!

Crédito: Anahí Bangueses Tomsig

Lady Dinah’s: si sos amante del té y de los gatos, este es tu lugar en el mundo. En esta cafetería podés compartir una experiencia muy british, en compañía de unos diez felinos cariñosos y siempre listos para recibir nuevos amigos. ¿Las reglas? No darles comida, no levantarlos ni despertarlos si duermen. Se cobra una entrada de 7 euros destinada al cuidado de los animales de diferentes refugios.

Lady Dinah's, un refugio para catlovers.
Lady Dinah's, un refugio para catlovers. Crédito: Anahí Bangueses Tomsig

Dónde ver Londres desde el aire

Sushi Samba: en el piso 38 de la torre Heron hay un bar que fusiona comida japonesa, brasileña y peruana y que va a dejarte boquiabierta.

London Eye , también conocido como Millennium Wheel
London Eye , también conocido como Millennium Wheel Crédito: Anahí Bangueses Tomsig

Sky Garden: 155 metros de altura, un megaespacio vidriado y buena música.

El bus rojo de dos pisos, clásico de siempre
El bus rojo de dos pisos, clásico de siempre Crédito: Anahí Bangueses Tomsig

¿Que propuesta te gustó más? ¿Algún otro dato de la ciudad para compartir? Tambiéb tené en cuenta: Viajes: secretos, sitios y aplicaciones para conseguir pasajes baratísimos y conocé The School of Life, una biblioteca de Londres en Terapias que recetan libros

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?