Mamá se fue de viaje, la película del millón que va por más

Éxito. Ya vendió 1.015.794 tickets y entró en su cuarta semana con la meta de seguir sumando
Marcelo Stiletano
(0)
28 de julio de 2017  

Diego Peretti, aproblemado
Diego Peretti, aproblemado Crédito: Buena Vista

"El otro día una persona me comentó que fueron 17 familiares juntos a ver la película. Me pasan cosas así todo el tiempo. Sigo sorprendido por el boca a boca y la certeza de que personas de todas las edades van al cine a verla", comentó ayer a LA NACION Ariel Winograd, el director de Mamá se fue de viaje, la primera película argentina en alcanzar este año el millón de entradas vendidas. Hasta ayer, según los números de Ultracine, había sumado 1.015.794 tickets.

Tras superar anteanoche esa marca, el film protagonizado por Diego Peretti y Carla Peterson ingresó en su cuarta semana en cartel con la expectativa de seguir sumando espectadores, ya que el efecto contagio parece lejos de apagarse. Para la etapa posvacaciones de invierno mantiene el número de pantallas (252) y es la única de las diez más vistas que de acuerdo con las últimas cifras disponibles podría elevar levemente la concurrencia respecto de la semana anterior.

"Tengo hoy la sensación de que esto que pasa es un poco el resultado de Cara de queso, otro poco de Mi primera boda, de Vino para robar, de Sin hijos y de Permitidos. El resultado de un camino que empezó hace 11 años. Con mi mujer, Nathalie Cabirón, siempre tuvimos en la cabeza el objetivo de llegar a la mayor cantidad de público posible siendo leales con lo que nos gusta, hacer comedia. Se dio con esta película, pero como fruto de una construcción muy paciente a la que se fueron sumando cada una de las anteriores. Siempre imaginé que ese momento alguna vez iba a llegar", dijo un emocionado Winograd.

Mamá se fue de viaje es el octavo estreno de 2017 en la Argentina que superó la marca del millón de entradas vendidas, con un detalle llamativo en el medio que descubrió el sitio cinesargentinos.com.ar: la película de Winograd alcanzó ese número en apenas 20 días, y a un tanque como Piratas del Caribe: la venganza de Salazar le llevó más tiempo llegar al mismo lugar.

El film argentino se convierte así en el octavo integrante de la lista más taquillera de los estrenos del año, integrada por Mi villano favorito 3 (3.324.708 hasta anteayer), Rápidos y furiosos 8 (2.738.099), La bella y la bestia (2.044.948), Moana (1.463.717), Un jefe en pañales (1.396.304), la mencionada Piratas... (1.330.665) y Sing: ven y canta (1.113.292). Este fin de semana se sumarán Spider-Man: de regreso a casa y Cars 3, que hasta anteayer habían sumado 982.904 y 955.969 espectadores, respectivamente.

Al mismo tiempo, el film de Winograd saca nítidas ventajas frente al resto de los 155 estrenos argentinos de 2017 en la taquilla. Hasta aquí, la película de mayor convocatoria había sido Nieve negra, lanzada en enero, con 685.120 tickets. Ahora quedó lejos del liderazgo, al igual que Los padecientes (390.540, entre fines de abril y principios de junio). La gran repercusión alcanzada por Mamá se fue de viaje queda de manifiesto todavía más en contraste con un puñado de títulos que estuvieron muy lejos de satisfacer expectativas mínimas y fracasaron en las boleterías. Se esperaba mucho más para Casi leyendas (157.736, estrenada en marzo), mientras la frustración resultó todavía mayor en los escuálidos casos de Sólo se vive una vez (75.996) y Cantantes en guerra (45.318), dos decepciones mayúsculas.

¿Hay alguna otra película argentina en condiciones de llegar al millón de espectadores? Los próximos estrenos abren esa expectativa, sobre todo alrededor de La cordillera (17 de agosto), el drama político y psicológico de Santiago Mitre en el que Ricardo Darín interpreta a un presidente argentino. También apuntan alto la nueva comedia de Adrián Suar y Julieta Díaz El fútbol o yo (10 de agosto) y Los que aman odian (1° de septiembre), con Guillermo Francella y Luisana Lopilato.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.