James Franco habló de sus adicciones y contó cómo pudo superarlas

James Franco habló abiertamente sobre sus adicciones Fuente: Archivo

El actor, que está por estrenar la serie de HBO The Deuce, brindó una entrevista a corazón abierto

1 de agosto de 2017  • 19:39

Durante una entrevista con la revista Out, el actor James Franco reveló como las adicciones lo llevaron a la depresión y la soledad. Mientras se prepara para presentar la serie de HBO que protagoniza, The Deuce, el galán de Hollywood abrió su corazón para contar como superó su problema.

"Tengo una personalidad con tendencia a ser adicto. Cuando era un adolescente comencé con ciertas adicciones, fue justo en esa época cuando me metí a actuar, a los 17. Realmente me sumergí en esto, y se convirtió en 'mi todo', al punto que ni siquiera socializaba", confesó el actor. "Después de 10 años, cuando tenía 27, me dije 'Estoy muy deprimido'. En la superficie mi vida parecía muy buena, tenía una carrera y todo, pero me sentía muy aislado y solitario".

El actor contó cómo el surf lo ayudó a recuperarse: "Comencé un nuevo capítulo de mi vida. Era muy adicto al trabajo, también adicto a otras cosas... No sustancias, eso lo superé hace mucho tiempo. Pero recientemente cambié mi vida, y esto es parte de mi terapia".

Durante la entrevista, Franco también habló sobre la serie, que ahonda en el mundo de la pornografía y la prostitución en los años 70 y 80. "Lo que nuestro show muestra es que al trabajar en la calle, las mujeres necesitaban proxenetas que las protejan, y se volvían muy dependientes de ellos. Contamos cómo al moverse el negocio puertas para adentro, en prostíbulos, los proxenetas dejaban de ser necesarios porque las mujeres ya no necesitan esa protección", relató. "Después de Garganta Profunda la gente comenzó a mudarse a Nueva York y eventualmente a Los Ángeles y el valle para poder actuar en pornografía sin tener que pasar por la prostitución. Esa fue una segunda generación de personas actuando en pornografía".

En la charla, Franco también elogió a su co protagonista, Maggie Gyllenhaal, por su actuación en las escenas "subidas de tono" que él mismo dirigía. "Tuve que dirigir escenas de Sexo y wow... fue interesante. Además de ser una actriz extraordinaria, Maggie es valiente y realmente tomo la posta a la hora de hacer las escenas de sexo y manejarse ella misma en ese lugar, sembrando templanza en todo el resto del equipo", dijo. "Si no hubiese tenido a alguien como ella hubiese sido muy pero muy difícil hacer esas escenas".

TEMAS EN ESTA NOTA