Preocupan a los empresarios las tasas de interés y la falta de competitividad

En el cierre del Coloquio Industrial de Córdoba, Miguel Acevedo, presidente de la UIA, reiteró la necesidad de bajar el costo argentino; promueven una mesa de diálogo
Gabriela Origlia
(0)
3 de agosto de 2017  

CÓRDOBA.- Diez días antes de las PASO, el tono mesurado dominó los reclamos en el X Coloquio Industrial organizado por la Unión Industrial de Córdoba (UIC). En el cierre el presidente de la Unión Industrial Argentina ( UIA ), Miguel Acevedo, insistió en la necesidad de reducir el costo argentino. En tanto, el gobernador Juan Schiaretti criticó abiertamente -con el apoyo de la mayoría de los asistentes- el nivel de las tasas que, según sus palabras, "penaliza la producción y la inversión".

Acevedo reconoció que las elevadas tasas de interés son una preocupación porque dificultan el financiamiento a largo plazo. En las charlas de pasillo el costo del financiamiento fue una constante durante las dos jornadas del Coloquio; los empresarios admiten que es difícil encontrar el "equilibrio". Recordaron que el Central estaba bajando la tasa y volvió a subirla cuando hubo un principio de reactivación, que "terminó demorándose".

Gerardo Seidel, presidente de la UIC
Gerardo Seidel, presidente de la UIC

"La explicación de que es la clave para bajar la inflación no cierra porque llevan un año y medio y no cedió en la medida en que se esperaba", señaló un industrial metalúrgico del interior.

Schiaretti detalló a LA NACION lo que dijo frente a los empresarios, respecto de que le planteó el tema al presidente Mauricio Macri: "En septiembre, en privado, lo alerté por primera vez; le insistí en que el esquema no funcionaba, pero él pensaba que en unos tres meses los resultados estarían a la vista. Los datos muestran que fue una equivocación; la inflación núcleo no cede".

Al cierre de la reunión el gobernador enfatizó que hay "casi una base monetaria que les vence en Lebac, les pidieron más tasa, se las dieron y muchos se fueron al dólar. Con estas tasas no hay consumo, las pymes se funden; no hay reactivación fuerte porque es mejor poner la plata en la bicicleta financiera y no en la producción".

El malestar empresario por el nivel de las tasas quedó expuesto el lunes pasado, frente al director del Banco Central, Demian Reidel. Tres ejecutivos le insistieron en que el sector productivo parecía un "convidado de piedra" en la política de la entidad.

"Para el crecimiento del sistema financiero debe haber tasa de interés positiva y eso permitirá que la producción tenga crédito, no una tasa negativa. Cuando eso ocurre los inventarios de las empresas pasan de ser un centro de costos a un centro de ganancias", fue la respuesta. En la apertura del Coloquio, Javier González Fraga, presidente del Banco Nación, repitió esa teoría.

Tanto Acevedo como Gerardo Seidel, titular de la UIC, incluyeron el precio del dinero en el costo argentino que reclamaron bajar. El presidente de la UIA planteó que el país debe resolver el problema de competitividad. "Los industriales trabajamos diariamente para ello, sabemos que se necesita un aporte sustancial de cada sector. Empresarios, trabajadores y Estado estamos ante un reto."

Los industriales trabajamos diariamente [para resolver la falta de competitividad], sabemos que se necesita un aporte sustancial de cada sector
Gerardo Seidel, presidente de la UIC

En esa línea instó a dinamizar el acceso al crédito, avanzar en un sistema tributario que permita generar valor, eliminar impuestos distorsivos, contar con energía a precio competitivo y bajar el costo del capital de trabajo.

Desde la UIC enfatizaron que para avanzar en las inversiones, la confianza es "condición necesaria pero no suficiente" y que se requiere "previsibilidad; crear condiciones para obligar a invertir. Hay que permitir que las empresas recuperen competitividad y rentabilidad para generar empleo sin bajar salarios".

Acevedo admitió que Macri les prometió "novedades" sobre los cambios impositivos después de las elecciones. El ejecutivo no espera una "reforma tributaria radical, sino más bien una a largo plazo para estar en competencia con el resto del mundo".

Como muchos de sus pares, mostró su interés en que se promueva una mesa de diálogo entre todos los actores de la economía -sin que haya una crisis- para buscar consensos y avances en la competitividad. "El crecimiento se consolidará y habrá más empleo", dijo en referencia a lo que queda del año.

También el economista Eduardo Levy Yeyati, quien disertó ayer, entiende que el año cerrará con un crecimiento del 3% "dejando un buen arrastre" para el que viene, aunque no proyecta que la generación de empleo evolucione en igual medida.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.