Memorias de un luthier, medio siglo a pura risa

Víctor Hugo Ghitta
(0)
5 de agosto de 2017  

Los primeros escarceos humorístico-musicales sucedieron en 1963 durante una muestra de coros universitarios. Dos años después de ese experimento juvenil que unía la música académica con el humor, nació I Musicisti. Desde entonces -pasaron más de 50 años-, los miembros de Les Luthiers se han encargado de hacernos reír (a los argentinos y al resto del mundo) a fuerza de ingenio (visible en el tratamiento musical y en el derroche de inventiva al concebir instrumentos disparatados) y excelencia artística. Si vimos/escuchamos cada espectáculo a carcajada limpia, las Memorias de un luthier (Planeta), de Carlos Núñez Cortés, se leen con una sonrisa.

Desde el principio, el músico se encargó de llevar una bitácora de esta aventura. De modo que, en esta suerte de adiós a sus compañeros (en septiembre dejará el grupo para convertirse en uno de sus agradecidos espectadores), evoca la génesis de 50 temas. El resto lo hace la memoria del lector, que sigue esa huella con el interés de asomarse a detalles desconocidos y con la sonrisa (y por momentos, la emoción) de siempre.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.