0

Perder para ganar

Sergio Suppo
Sergio Suppo LA NACION
0
14 de agosto de 2017  

No hay mejor estrategia electoral que la que no es descubierta sino hasta que se convierte en un triunfo. Cambiemos utilizó un plan inédito: nunca antes un gobierno argentino había ganado unas elecciones anunciando que corría el riesgo de perderlas.

Lo usual siempre fue instalar que el triunfo era un hecho para inducir a subirse al tren de los ganadores a los indecisos de última hora. El ya conocido exitismo.

Aun durante la veda electoral, los muchachos de Cambiemos exhibieron sus dudas, filtraron y comentaron encuestas que anunciaban naufragios. Más, en las horas finales de la campaña, instaron a aumentar la participación y se mostraron temerosos de que una baja cantidad de votantes inclinara todavía más la balanza en contra.

Nadie o casi nadie advirtió que el macrismo lloraba para despertar a sus votantes dormidos. Todo ocurría mientras las miradas apuntaban al nuevo estilo de Cristina Kirchner. El mismo macrismo colaboró con agrandarle dotes y en reconocerle virtudes de candidata a la ex presidenta.

La fortaleza electoral del Gobierno fue mostrar su debilidad. Nada menos. Dicen que fue una idea de Jaime Durán Barba. Tienen razón.

temas en esta nota

0 Comentarios Ver

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.