Rosario, territorio "inteligente" del agro

Juan Manuel Barrero
Juan Manuel Barrero PARA LA NACION
(0)
15 de agosto de 2017  • 00:00

En Rosario se procesa más del 80% de las toneladas de soja que se producen en la Argentina. En 2016 ingresaron a los puertos del Gran Rosario aproximadamente 1.975.000 camiones cargados con 55,3 millones de toneladas de granos. En los 300 kilómetros que rodean a la ciudad se concentra la mayor parte de la producción de granos y oleaginosas.

Cuando hablamos de AgTech en la Argentina, no cabe duda que aquí existe un potencial por mejorar la productividad a través de las tecnologías exponenciales. Por eso a Rosario no le basta con ser un polo agroindustrial. Busca dar un salto más y transformarse en un territorio inteligente, donde surjan nuevos modelos de gestión y de desarrollo económico. Dos eventos próximos y otras iniciativas marcan cómo esta idea empieza a tomar forma: el Hackaton Agro y la primera edición del Premio Bolsa de Comercio de Rosario a la Innovación

Los hackatones son la punta de lanza en un nuevo modelo de resolución colectiva de problemas. La idea esencial de estos eventos es la participación en espacios de intercambio de actores que comúnmente no se reunirían. Los hackatones son, ni más ni menos, que la puesta en marcha de una red de trabajo, un entramado de personas dispuestas a generar soluciones y respuestas a los problemas vigentes. Y por qué no, anticipar problemáticas futuras.

Desde 2014 la agroindustria adoptó el modelo de los hackatones. Primero como una iniciativa de la Fundación Sadosky y luego como una política pública de los Ministerios de Producción, Agroindustria, Modernización y Ciencia, Técnica e Innovación productiva. Los Hackatones Agro reúnen a estudiantes, agrónomos, desarrolladores de software, diseñadores, programadores y productores para analizar, programar y poner en marcha proyectos vinculados a la AgTech. En septiembre se realizará una nueva edición de estos encuentros en Rosario y se espera la participación de más de 300 personas dispuestas a generar soluciones innovadoras para el agro.

Durante el Hackaton Agro de Rosario se realizará también la primera entrega del Premio BCR a la Innovación, que distinguirá a 56 emprendedores de base tecnológica y de valor agregado que proponen soluciones a los problemas que se presentan en el mercado de productos, procesos o servicios en el ámbito regional y nacional. Además de ser premiados, los emprendedores se encontrarán con posibles inversores que pueden facilitar capitales para sus proyectos.

Entre los proyectos presentados hay una plataforma tecnológica que utiliza Big Data para hacer más eficiente el manejo de riego en la agricultura extensiva, un sistema de trazabilidad digital para ganado por medio de caravanas metálicas con chips y dispenser de fármacos con nanotecnología, la elaboración de una cubierta plástica para pisos exteriores usando como materia prima desechos plásticos reciclados (silo pack, silo bag, agrotileno, entre otros).

El compromiso de la Bolsa de Comercio de Rosario con el estímulo productivo tiene otras iniciativas. Está trabajando para abrir el mercado de valores a pymes y emprendedores con su fondo de Primary Ventures y con el nuevo proyecto de Autopista 2, un programa de acceso al mercado de capitales para startups impulsado desde el Mercado Argentino de Valores. Autopista 2 tiene como objetivo educar a las startups en el camino hacia la oferta pública, para que a mediano plazo, desde un primer estadio de las startups, adquieran hábitos de mercado y transparencia haciendo foco en el gobierno corporativo, reportando a sus inversores y formalizando aspectos de gestión.

Además, la BCR en conjunto con la Unión Argentina de Jóvenes Empresarios (UNAJE) estimulan la conformación de un grupo de empresarios jóvenes motivados en seguir trabajando por el desarrollo de Santa Fe, sabiendo que los jóvenes son actores claves para la innovación en esta nueva era de la cuarta revolución industrial. El fortalecimiento de una red y ecosistema para los emprendedores es parte de una construcción social colectiva con una mirada de largo plazo.

Así es como una de las zonas más productivas del país está trabajando para facilitar la incorporación de la innovación a procesos, tecnologías o modelos de negocio que permitan ampliar la capacidad competitiva de empresas, ayudándolas a crecer y a interrelacionar sus capacidades, permitiendo transformar productos e industrias.

El autor es socio de Barrero & Larroudé y presidente de Unaje

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.