La pasión como herencia familiar: el origen de Sarkany y Roses are Roses

Andrea Frigerio se inspiró en su abuela Paulette para sacar su negocio de perfumería de autor y Ricky en su padre zapatero que vino a la Argentina tras la Segunda Guerra Mundial
María Julieta Rumi
(0)
15 de agosto de 2017  • 13:30

Andrea Frigerio y su esposo Lucas Bocchino, presidentes de Roses are Roses, y Ricky y Sofía Sarkany, al frente de la marca de zapatos, participaron del encuentro Family Business, organizado por La Nación, y hablaron de la pasión que le ponen a su actividad y de los desafíos que implica tener un negocio familiar.

"La inspiración está en mi abuela Paulette que nació en Francia. Yo estudié biología y no llegué a recibirme pero lo de los perfumes era una asignatura pendiente. De la mano de Lucas emprendimos en 2009 con Roses are Roses. Abrir un rubro fue difícil. La perfumería de autor estaba en Europa pero no en América. Es difícil instalar eso acá donde lo que corre es el perfume de free shop, el perfume masivo. También lo es producir acá. Pero la pasión es el motor, la semilla. Así me enseñaron. Si querés hacerlo, hacelo con todo", contó Andrea Frigerio.

En este sentido, mientras ella es más creativa, Lucas Bocchino está más en el día a día y es el más arriesgado. "El que me empuja a ser arriesgada es Lucas. Yo tengo un no muy fácil y él un sí muy fácil".

En cuanto a la dinámica padre-hijo, Ricky dijo que él corre con ventaja porque ya pasó la experiencia con su padre. "Aprendí que cada uno quiere hacer su vida y mal estaría que yo no la dejara hacer su vida. Hay posiciones encontradas. Cuando uno es más grande es más conservador y de joven hambriento y loco como decía Steve Jobs. Con mis hijas aprendí más que en los 20 años anteriores porque buscan darle una impronta distinta a lo que uno pensaba. Uno siempre quiere trascender y qué mejor que a través de los propios hijos. Eso es algo maravilloso".

En el caso de Sofía su pasión se vincula al arte, algo que plasmó en su primera colección cápsula y ahora en su marca. "Arte o moda son las dos caras de la misma moneda. Mi intención es que, a través del calzado, las mujeres puedan hacer de su vida una obra maestra. El arte es igual extensivo, es emprender con pasión. Quizás mañana mi camino sea la gastronomía, quién sabe", concluyó.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.