Imputaron por maltrato animal al dueño de una mueblería de Palermo que exhibía un pony

Crédito: Gentileza Evaristo falabella
La Justicia además dispuso el traslado de "Tuco" a un campo de Pilar donde se le harán revisiones para conocer su estado de salud
(0)
15 de agosto de 2017  • 13:57

Tanto el criador del pony como el propietario de la mueblería de Palermo donde se exhibía fueron imputados hoy por el delito de maltrato animal.

Sasha Fradusco, el dueño de una mueblería de Palermo Soho que había decidido exponer al pony en su vidriera, había dicho que "la idea era que los chicos pudieran disfrutar de estar en contacto con Tuco", a pocos días de festejarse el Día del Niño el domingo. Esa idea se truncó cuando un vecino que pasaba por allí tomó una foto y la viralizó ayer en las redes, acusando a los responsables del negocio de maltrato animal.

La denuncia se formalizó en la Unidad Fiscal Especializada en Materia Ambiental (UFEMA), cuyo titular, Matías Michienzi, secuestró a Tuco e imputó al dueño del comercio y al propietario del pony, Evaristo Falabella, por maltrato animal .

"El animal era exhibido en la vidriera del local y era víctima de actos de maltrato y/o de crueldad debido a que no se observaba que se lo alimentara o suministrase agua, y estaba bajo los rayos del sol en un lugar inapropiado para la permanencia de un animal de esa especie", informaron hoy desde la fiscalía.

Polémica en Palermo: un local de muebles exhibió un pony en su vidriera

02:26
Video

El pony fue trasladado a un campo de la localidad bonaerense de Pilar para un resguardo acorde a las necesidades de su especie y además para verificar sus condiciones de salud, agregaron.

Michienzi dispuso la intervención de los organismos de control para que verifiquen las condiciones de funcionamiento del comercio, así como la documentación del animal, su origen y controles veterinarios.

"La gente denunció sin saber. Tuco está acostumbrado a hacer sociales y la idea era que estuviera allí entre las 14 y las 19 para que pudieran verlo los chicos", se defendió Fradusco y aseguró que un veterinario había constatado que el espacio era "apto" para el animal.

El comerciante reconoció estar "muy dolido por la crueldad que existe en la sociedad" y reiteró que su única intención era "acercarle a Tuco a los chicos".

No obstante, Victoria González Silvano, titular de Derecho Animal en la carrera de Abogacía de la Universidad de Buenos Aires (UBA), aseguró en declaraciones televisivas que "los animales no son objetos" ni hay por qué "cosificarlos".

"Si hubiese sido una mujer en bikini no hay ninguna duda de que todos gritaríamos 'ni una menos' y acá también tenemos que gritar ni una menos", señaló González, para quién poner un caballo en la vidriera de una mueblería "representa un peligro no sólo por las enfermedades que pueda transmitir sino por potenciales ataques a los niños".

Agencia Télam

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?