Cuál es la pena que podrían imponerles al comerciante y el criador del pony exhibido en Palermo

Si son encontrados culpables de maltrato animal se prevé hasta 1 año de prisión, que es excarcelable; además, la Ciudad no podría multarlos porque no está tipificado como una contravención
(0)
15 de agosto de 2017  • 17:30

El revuelo que generó la exhibición de un pony en la vidriera en una mueblería de Palermo llevó a que tanto el dueño del local como el criador del animal fueran imputados en el marco de la Ley de de Maltrato y Crueldad Animal que establece, en casos como este, penas máximas de 1 año (que es excarcelable).

En caso de que Sasha Fradusco, dueño del local, y Evaristo Falabella, criador y propietario del animal, no fueran encontrados culpables de maltrato, no recibirían ningún tipo de sanción porque en la Ciudad de Buenos Aires no está tipificada como contravención la exhibición de animales en vidrieras, a pesar de que hay iniciativas sobre el tema desde hace cuatro años.

En concreto, los hombres son investigados por la Unidad Fiscal Especializada en Materia Ambiental (UFEMA) por la infracción al artículo 2 inciso "1" , y el artículo 3 inciso "7" de la Ley 14346 que es la del Maltrato animal y que data de 1954.

¿Qué dicen en concreto esos artículos? En el primer caso, se penalizará por ser un acto de "maltrato" el "no alimentar en cantidad y calidad suficiente a los animales domésticos o cautivos". El otro delito investigado es el de "crueldad" y la normativa sostiene que se sancionará por "lastimar o arrollar animales intencionalmente, causarles torturas o sufrimientos innecesarios, o matarlos por el sólo espíritu de perversidad".

Es decir, que si la Justicia no logra determinar que el pony, llamado Tuco, no fue bien alimentado o fue torturado, los imputados quedarán libres de cargos.

Polémica en Palermo: un local de muebles exhibió un pony en su vidriera

2:26
Video

No es una contravención

Ante la consulta de LA NACION a diferentes organismos del Gobierno Porteño se pudo confirmar que la conducta en cuestión no está tipificada como contravención en el ámbito de la Ciudad de Buenos Aires y que, más allá de la investigación penal, desde el Ejecutivo no se podría llevar adelante ninguna acción en concreto.

En tanto, en la Legislatura, desde 2011 a hoy se presentaron al menos tres proyectos para prohibir la exhibición de animales en vidrieras de locales tales como las veterinarias. Sin embargo, hasta la actualidad no fueron sancionados, por lo que la actividad aún no es regulada.

El último proyecto presentado es del legislador Adrián Camps (Partido Socialista Auténtico) que plantea la prohibición "para la exhibición en vidrieras, jaulas o análogos en veterinarias, acuarios o comercios de cualquier tipo".

Entre los fundamentos del texto, se explica: "Los animales exhibidos en vidrieras sufren de mayor estrés por estar expuestos a interactuar con personas que golpean los cristales, se mueven, les hablan, etc. Todo eso altera la ya de por sí frustración del animal al estar encerrado, provocándole todo tipo de emociones (positivas y negativas) y estímulos estresantes".

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.