Con The Defenders, Netflix trae un equipo de superhéroes que son "de la calle"

En el búnker de Manhattan, los responsables de una de las series más esperadas del año, disponible desde mañana, guardan sus secretos bajo siete llaves; está basada en personajes de Marvel
María Fernanda Mugica
(0)
17 de agosto de 2017  

NUEVA YORK.- "Por favor, desactiven la localización de sus teléfonos celulares y no publiquen nada en las redes sociales que pueda dar indicios de dónde están." El pedido dirigido a un grupo de periodistas de medios internacionales -entre los que se encuentra LA NACION- parece digno de una misión ultrasecreta. Y, de algún modo, lo es.

El destino del breve viaje en ómnibus a las afueras de Manhattan no es la Casa Blanca ni la oficina central de la CIA; es el set de The Defenders, una de las series de Netflix más esperadas del año, cuyos ocho episodios estarán disponibles en el servicio de streaming a partir de mañana. La ficción reúne a los cuatro superhéroes neoyorquinos y "reos" de Marvel que ya tienen sus series propias en la plataforma -Daredevil, Jessica Jones, Luke Cage e Iron Fist- para luchar contra una milenaria organización criminal.

Los fans se desesperan por conseguir cualquier dato sobre la serie, cuyos detalles se han guardado en secreto, para luego compartirlo en Internet. Por eso los responsables ni siquiera quieren que se sepa dónde está situado el enorme estudio que alberga los decorados de los interiores en los que se desarrolla The Defenders, muchos de los cuales ya se vieron en las series individuales de estos héroes "de la calle".

Uno de esos decorados es el dojo de Colleen Wing (Jessica Henwick), principal aliada e interés romántico de Iron Fist (Finn Jones). Aunque se lo vea más chico que en la pantalla -algo que suele suceder en la TV-, el set impresiona por el detalle con el que se trabajó su ambientación. Hay columnas y vigas de madera, paredes amarillas con falsas manchas de humedad, una bolsa de box colgada del techo, estantes especiales para exponer las katanas (sables japoneses) que usa el personaje y hasta una ventana que da a los árboles de la ficticia vereda, cubierta con una reja para preservar la seguridad.

Allí es donde el grupo de periodistas conversará con tres de los cuatro protagonistas de la serie: Charlie Cox, que interpreta al abogado ciego Matt Murdock, conocido por su álter ego Daredevil; Mike Colter, que encarna a Luke Cage, el protector de Harlem, y Finn Jones, a cargo del joven millonario Danny Rand, que también pasa sus días como Iron Fist, defensor de la mítica ciudad K'un Lun. Sólo falta la dama del equipo, Krysten Ritter, que interpreta a la detective privada Jessica Jones (cuya segunda temporada comenzó su rodaje inmediatamente tras el fin de esta serie).

Cada uno de los personajes ya tuvo una temporada para explorar su personaje (excepto Daredevil, que ya tiene dos). "Es divertido interpretar al mismo personaje durante tanto tiempo. Ya llevo más de 30 horas de televisión con Matt. Siento que lo conozco bien. Es muy interesante hacer un personaje que pasa por tantas cosas."

El caso de Iron Fist es particular porque al momento de grabar The Defenders aún no se había estrenado su serie, que tuvo una recepción muy discreta entre la crítica y el público. "Lo pude interpretar muy libremente, sin estar influenciado por la recepción que haya tenido -dice Jones-. Danny madura en Iron Fist y continúa con su propósito en The Defenders. Interpretar todo esto seguido fue buenísimo, pero les digo algo: filmar durante todo un año es muy agotador."

Los actores reconocen que no ser los protagonistas exclusivos de la historia alivió un poco su ritmo de trabajo. "Cuando empezamos a grabar nos pareció buenísimo no tener que venir todos los días como sí tenemos que hacerlo en nuestras series -dice Colter, conocido por su papel en The Good Wife-. Pero después extrañás saber todo lo que pasa en la historia. Hay tantas líneas narrativas que es necesario que prestar mucha atención a cómo se conectan los personajes. Va a ser interesante descubrir qué hace el espectador que vio una sola o un par de las otras series. Quisimos hacer algo que fuese accesible para quien no vio ninguna. Buscamos unir los mundos de cada protagonista en uno solo. Los directores y productores hicieron un gran trabajo en tener en cuenta que los fans quieren ver los universos de los personajes combinados."

Juntar esos universos particulares y tan distintos entre sí fue un gran desafío y para eso los showrunners de cada una de las series colaboraron en The Defenders. "Los guionistas hicieron un trabajo increíble al unir cinco temporadas de televisión en una sola y al final dejar todo preparado para ser desarrollado en las próximas temporadas de cada uno de los personajes -explica el británico Cox-. Lo importante es que lo que les pasa en esta serie es un paso más en el camino de cada uno de ellos. No son eventos aislados, sino que preparan para lo que sigue."

Y es precisamente el aislamiento en el que vive cada uno de estos héroes lo que hace muy difícil que puedan amoldarse a la necesidad de trabajar en equipo. "Hay fricción entre los personajes -dice Jones-. Trabajan juntos sólo por necesidad. No son los Power Rangers. Pero dentro de esas fricciones se empiezan a formar alianzas. Es lo que esperarías que ocurriera si cuatro superhéroes de la calle se juntaran."

Pero aunque a los personajes les cueste, según los actores, la unión entre ellos los fortalecerá. "Algo que me parece muy interesante de todas estas series es que no muestran la posibilidad de tener un superpoder como algo increíble -dice Cox-. A veces es vergonzoso; en otras, solitario. Te sentís alienado, como si no fueras parte de la raza humana. Aunque al principio Matt se muestre reticente a ser parte de un grupo o revelar su verdadera identidad, ya que es el único que la mantiene en secreto, creo que es un gran paso en la dirección adecuada cuando decide hacerlo. Encuentra gente con la que puede identificarse."

Quien fuerza a estos héroes a trabajar juntos es un enemigo poderoso, del que se sabe que está encabezado por Sigourney Weaver, una verdadera fuerza de la naturaleza en la pantalla. Mike Colter se ve acorralado por el misterio ante la pregunta sobre las características del adversario que compone la actriz de Alien. "Voy a ver si puedo contestar esa pregunta sin dar nada de información -responde entre risas-. El equipo se enfrenta a un enemigo que parece familiar, pero es desconocido. Cuando lo vean van a decir: «Ah, creo que sé quién es», pero se van a equivocar. Es algo mucho más grande. Estamos los cuatro juntos en la serie, así que tiene que ser un verdadero desafío para todos."

Colter sale airoso de la pregunta, pero debe enfrentarse a otra situación más complicada. En el set lo espera una escena de mucha acción, que involucra a otro de los personajes de The Defenders. Mientras el director trabaja la escena con el actor, desde otro extremo del set los siguen a través de un monitor el encargado de continuidad y un ejecutivo de Marvel.

Tratándose de un grupo de superhéroes las comparaciones con Los Vengadores, el otro dream team de Marvel, son inevitables. Sin embargo, los protagonistas explican que su objetivo no es salvar el mundo, sino apenas a los vecinos. "Creo que nuestras series funcionan porque los personajes son muy humanos y cualquiera se podría identificar con ellos -dice Cox-. Con Los Vengadores no creo que pase eso, ¿cuánta gente se puede identificar con Tony Stark?"

Matt Murdock

Charlie Cox

Hijo de un boxeador y ferviente católico, Murdock ha abandonado -hasta ahora- su peleas nocturnas como Daredevil (para el que usa sus sentidos, agudizados por la pérdida de la vista cuando era niño) y se ha concentrado en su carrera como abogado defensor

Jessica Jones

Krysten Ritter

La detective privada -capaz de "volar bajito", frenar autos en movimiento y consumir hectolitros de whisky- logró fama al atrapar a su torturador Kilgrave, quien abusó de ella gracias a su capacidad de dominar mentes. Ahora quiere que la dejen en paz.

Luke Cage

Mike Colter

El protector de Harlem logró a medias su objetivo de limpiar de mafiosos ese barrio neoyorquino. Debió volver a la cárcel de Seagate -donde adquirió su piel a prueba de balas en un experimento sin su consentimiento- para pagar el resto de su condena.

Iron Fist

Finn Jones

Heredero del multimillonario imperio Rand, Danny se convirtió en defensor de la mística ciudad tibetana de K'un Lun, donde adquirió el puño luminoso que le dio su nombre y un enemigo jurado y misterioso: la organización criminal La Mano

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?