La Corte avaló una prueba clave en el caso Skanska

(0)
17 de agosto de 2017  

La Corte Suprema de Justicia otorgó validez como prueba a una grabación telefónica clandestina sobre el presunto pago de sobornos por parte de la empresa Skanska a funcionarios del entonces gobierno de Néstor Kirchner.

Se trata de una conversación grabada por el síndico de la empresa en la que ex gerente comercial Javier Azcárate admite el pago de comisiones ilegales a ex funcionarios, a cambio de la adjudicación de las obras.

La causa llegó a la Corte Suprema por el recurso presentado por los abogados de Azcárate contra la validez de la grabación telefónica realizada por el auditor interno de Skanska, Claudio Corizzo, el otro protagonista de la conversación telefónica grabada.

El máximo tribunal, por unanimidad, consideró que el recurso extraordinario presentado por la defensa de Azcárate "no cumple con el requisito de fundamentación autónoma ni refuta todos y cada uno de los fundamentos de la resolución apelada".

La resolución apelada fue la dictada en abril del año pasado por la Cámara Federal de Casación Penal, cuando, a instancias de la propia Corte, se dispuso reabrir la causa Skanska. En su momento, la Cámara no sólo validó las escuchas, sino que también solicitó celeridad en el trámite de la investigación.

En la causa de corrupción, que data del año 2006 y tiene entre sus imputados al ex ministro y actual diputado nacional Julio De Vido (Frente para la Victoria), se investigan aparentes sobreprecios en las obras de construcción de los gasoductos y el pago de coimas a funcionarios por parte de las empresas contratistas.

Los sobornos se habrían pagado valiéndose de facturación apócrifa para justificar gastos inexistentes o sobredimensionados.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.