Pichetto: "El peronismo atraviesa su peor crisis desde la recuperación de la democracia"

El jefe del bloque de senadores del PJ le achacó a Cristina Kirchner haber dividido al justicialismo
(0)
18 de agosto de 2017  

El jefe del bloque de senadores del Frente para la Victoria, Miguel Pichetto
El jefe del bloque de senadores del Frente para la Victoria, Miguel Pichetto Fuente: Archivo

"Tal vez nos espere el llano en 2019. Doce años tardó el PRI [Partido Revolucionario Institucional] de Méjico en volver al poder. Doce años. Debemos aprender de estas experiencias, el PJ debe volver a ser un partido de centro nacional. No somos la izquierda porteña."

Crudo, a veces descarnado, fue el diagnóstico que ayer trazó Miguel Pichetto, jefe del bloque de senadores del FPV-PJ, sobre la situación política del peronismo. "Si se transpolan los resultados de las primarias a octubre, estamos en problemas", admitió. Durante un desayuno de trabajo organizado por la Fundación de Estudios Políticos, Económicos y Sociales para la Nueva Argentina (Fepesna), Pichetto aseveró que el PJ atraviesa "una crisis profunda, una de las más importantes desde el retorno de la democracia", y le achacó a la ex presidenta Cristina Kirchner buena parte de la responsabilidad de esa caída.

"La guerra y la política son interesantes de asimilar. El manual de guerra de los chinos dice que no se debe dividir al ejército ante una gran batalla. Esta señora [por Cristina Kirchner] dividió al ejército. Si hubiéramos dado la batalla dentro del peronismo, se habría obtenido un 35% de los votos más un 5% [de Florencio Randazzo]. Con un 40% en Buenos Aires, el principal distrito, otra hubiera sido la proyección electoral hacia octubre", reprochó Pichetto.

Según el jefe de los senadores peronistas, Cristina Kirchner falló en la construcción de su espacio, Unidad Ciudadana, en Buenos Aires. "Prevalecieron actores que fueron protagonistas en los últimos cuatro años de gobierno. Hay que decirlo claro: predominó el pensamiento duro de [Carlos] Zannini, el pensamiento económico de [Axel] Kicillof. La lógica de esos actores que están hoy con la ex presidenta volvió a gravitar de manera fatídica en la toma de decisiones, porque se conformó una estructura de centroizquierda, antisistema, con un discurso duro", criticó Pichetto.

"Tal vez la ex presidenta, con esta construcción, pudo haber ganado en Buenos Aires por un punto, no sé. A esta altura, no creo que eso sea sustancial", asestó.

Pichetto vaticinó que el oficialismo repetirá en octubre el buen desempeño electoral que tuvo en las primarias del domingo pasado. Sostuvo que buena parte de ese triunfo fue producto de la "polarización con el pasado" sobre la que se estructuró, a su juicio, la estrategia electoral del Gobierno "siguiendo los consejos del asesor [Jaime] Durán Barba".

"La confrontación arrojó un resultado victorioso para el Gobierno, pero la Argentina necesita no sólo regresar al camino del acuerdo de 2016, sino hacer algo más: debería protagonizar una convocatoria a la unidad nacional con políticos, empresarios y sindicatos para proyectar los grandes cambios que requiere la Argentina", planteó.

En este sentido, enumeró los serios problemas que enfrenta el Gobierno. "Tenemos que resolver qué hacemos con un déficit de 600.000 millones de pesos anuales, un sistema previsional sobredimensionado, el narcotráfico, el sistema migratorio. Hoy, el estado ilegal en Buenos Aires es más grande que el legal. Hay muchos lugares que son Sinaloa", advirtió Pichetto.

Encontró aquí un punto de coincidencia con Federico Pinedo (Pro), presidente provisional del Senado, también participante del encuentro. Pinedo también reivindicó la necesidad de recuperar el diálogo.

"La propuesta de la guerra permanente demostró no ser sustentable para la sociedad. Para una reconstrucción sólida del sistema político es necesario basarnos en el diálogo, en el razonamiento en común de las ideas", enfatizó Pinedo.

Otra foto de Cristina con ganadores

En otro intento por mostrar la vigencia de su espacio a nivel nacional, Cristina Kirchner recibió ayer en el Instituto Patria a los candidatos kirchneristas que obtuvieron triunfos en Tierra del Fuego, Martín Pérez, y Chubut, Ricardo Fueyo. "Sabemos que se ganó, pero no nos quieren devolver los votos", dijo la ex presidenta sobre el resultado en la provincia de Buenos Aires, e insistió en denunciar una manipulación de parte del gobierno nacional. Cristina había recibido el martes a Agustín Rossi, ganador de las PASO del Frente Justicialista en Santa Fe, la fuerza más votada en las primarias de esa provincia. Según la mirada de la ex presidenta, su espacio tuvo un buen desempeño electoral, en una evaluación que también cuenta como propias las victorias en Río Negro y Santiago del Estero.

temas en esta nota

0 Comentarios Ver

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.