Cuéntame cómo pasó: el primer episodio en cinco claves

Los Martinez
Los Martinez
La tira que estrenó anoche la TV Pública, basada en la exitosa ficción española, muestra una interesante comedia costumbrista con una colorido marco documental histórico formado por la historia de nuestro país, a partir de la muerte de Perón en 1974
Ricardo Marín
(0)
22 de agosto de 2017  • 13:33

La propuesta

Una familia en Buenos Aires que se reúne los días hábiles a compartir el almuerzo en casa parece, desde la perspectiva actual, una ficción bastante imaginativa. Sin embargo en el contexto histórico en el que tiene lugar Cuéntame cómo pasó –que estrenó anoche la TV Pública– eso era parte de la realidad. Es lo que ofrece esta tira: la posibilidad de ver situaciones anecdóticas que les ocurren a los integrantes de una familia de clase media baja y a sus allegados, como en cualquier comedia costumbrista de las que abunda en nuestra televisión local, pero inmersas en las modas, los hechos sociales y políticos, los acontecimientos de actualidad y las costumbres de los años 70 en nuestro país. Mediante la voz de un narrador se anuncia que los hechos se mostrarán desde el punto de vista de un nene de diez años, aunque la manera en que luego se muestran los hechos escapa notoriamente a la sensibilidad de la mirada de un niño.

Las características de la época

Dos jóvenes con muchos años de noviazgo y nada de sexo, los comentarios del narrador acerca de un matrimonio que se lleva mal y que no se divorcia porque eso está mal visto, la figura del padre de familia autoritario y de la madre ama de casa obediente, el respeto sin discusión a los preceptos religiosos, las objeciones en voz baja de los jóvenes a dichos preceptos, las vinchas o peinados armados en las mujeres, los mostachos en los hombres, el efecto de las fotos de las revistas con chicas en bikini entre los preadolescentes. Rasgos que definen a la época en la que tiene lugar Cuéntame cómo pasó. A esas marcas simbólicas de un tiempo se suman publicidades de esos años, imágenes de partidos de fútbol, apariciones en revistas o en la TV de estrellas de ese momento aun vigentes hoy, como Susana Giménez. Son adornos que visten al relato con un colorido entretenido.

El material documental

En una enumeración caótica, al principio del programa, se presenta una sucesión de fragmentos documentales de hechos políticos nacionales e internacionales, acontecimientos deportivos, de personajes de la actualidad de ese momento, de lugares emblemáticos de la Buenos Aires de entonces. Una recorrida histórica que tiene como inconveniente una homogeneización de la memoria, que pone en un plano de igualdad sucesos banales con otros de mayor trascendencia. Es una música de fondo que apenas ayuda a recordar los hechos al que los conoce y no ayuda a reconocerlos al que no los vivió. El uso que se hace del material documental insertándolo luego como telón de fondo en las situaciones argumentales aporta interés y diversión a la propuesta.

Leonor Manso y Malena Solda
Leonor Manso y Malena Solda

Los personajes

La familia Martínez es un matrimonio de clase media baja con tres hijos (interpretado por Nicolás Cabré y Malena Solda ). El mayor, un joven estudiante de derecho ( Franco Masini ); la segunda, una chica que trabaja de peluquera ( Candela Vetrano ) y el más chico, un nene de diez años (Lucas Fernández Ciatti), aquel que relata la historia. También está la abuela ( Leonor Manso ), que viene ayudar a la madre en su oficio de costurera. Y un novio obsesionado por juntar plata para casarse con la chica peluquera. A eso se suma un cura joven y pintón (Ludovico Di Santo ), que llega al barrio y encandila a las mujeres del lugar, incluyendo a la peluquera que se quería casar. Otro escenario importante es el bar del barrio, manejado por un matrimonio que no se lleva nada bien (Carlos Portaluppi y Carola Reyna ). Muy cerca está la amante del dueño del bar (Mónica Scapparone), que todos saben que es la amante del dueño del bar, inclusive la esposa con la que se lleva mal. Una chica en la facultad del muchacho que estudia derecho que milita más de lo que cursa. El muchacho que estudia derecho se enamorará de la chica militante (Malena Sánchez) y se pone a militar. Un material contundente para desarrollar historias sin que se note demasiado la construcción estereotipada que los sobrevuela a todos.

Carlos Portaluppi y Nicolás Cabré
Carlos Portaluppi y Nicolás Cabré

Las líneas argumentales

Entre las insinuadas en este debut –que marcó notables 2,4 puntos de rating y dejó a la TV Pública en cuarto lugar por sobre Canal 9– se pueden destacar las dificultades económicas de los Martínez, la mencionada atracción prohibida entre el cura recién llegado y la hija de la familia protagonista, así como el despertar de la conciencia política del hijo mayor. También los conflictos gremiales en la imprenta en que trabaja el padre de familia y el triángulo amoroso entre el dueño del bar, su mujer y su amante. Estos son solo algunos de los contenidos argumentales con los que seguramente se sostendrá el desarrollo de esta comedia dramática, que puede resultar atractiva y divertida siempre que no se caiga en la confusión de querer encontrar en los contenidos históricos documentales que presenta algo más que una función decorativa.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.