¿Quién es Louta, el performer plástico que conquista el under?

A los 22 años, el hijo de Diqui James -creador de De La Guarda y Fuerza Bruta- ofrece los shows más atrapantes de la escena emergente
Lucas Garófalo
(0)
23 de agosto de 2017  • 17:17

"Siempre quise hacer esto", dice Louta. "El tema es tener los huevos."
"Siempre quise hacer esto", dice Louta. "El tema es tener los huevos." Fuente: RollingStone - Crédito: Ana Bugni

“Mi único miedo a la hora de grabar el disco era que me saliera un penal al medio”, dice Jaime James, el performer plástico de 22 años que, bajo el alias de Louta, está dando los shows más fascinantes del under porteño hoy: en el último Lollapalooza, por ejemplo, terminó haciendo stage diving entre 1.500 personas a las dos de la tarde, sin siquiera estar anunciado en el lineup. “Yo soy más de: ‘Bueno, apuntémosle a la tribuna y clavémosla en el ángulo’.”

Su debut homónimo es un set de canciones electrónicas cortas y un poco deformes, de alto impacto, que explotan en vivo, donde expresa lo que aprendió desde chico en los espectáculos de su madre, la directora y bailarina Ana Frenkel, y su padre, Diqui James, fundador de las compañías teatrales Fuerza Bruta y De La Guarda. “Toda la vida sentí que tenía que hacer esto”, dice Louta. “El tema es cuándo uno tiene los huevos para enfrentarlo.”

Dos años atrás, después de atravesar una depresión adolescente que casi se lo devora, Louta encontró ese coraje en un aliento del maestro budista Daisaku Ikeda, que decía: “Simplemente decídase”. Sobre el escenario -toca el 9 de septiembre en Niceto Club-, se siente como en el living de su casa... Literalmente. Se lleva el sillón, su planta favorita y una lámpara. A su lado, un par de bailarines van vestidos como él: parece un sueño de Andy Warhol. Como Eminem, Louta puede pasar de la histeria a la calma, y en el medio correr, saltar, meterse en una burbuja de plástico o romper almohadas de plumas. “Quiero que el show crezca infinito”, dice, así que cuidado, porque Jaime James no le teme a lo que desea.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.