0

¿Qué vas a leer con tu hijo esta noche? Libros para jugar con las palabras, las sombras y los colores

Palabras
Palabras
Esta semana seleccionamos cuatro álbumes ilustrados que invitan a hacer juegos con las letras, las formas, las sombras y las texturas. Para los más grandes, el reciente libro de cuentos de Liliana Bodoc, inspirado en las adivinanzas que le proponía su padre en la infancia
Natalia Blanc
0
1 de septiembre de 2017  • 09:30

Para los más chicos

Palabras (Catapulta Junior). Ilustrado por Lindsay Sagar y Jo Ryan, y adaptado al español por Florencia Carrizo, este libro de formato cuadrado y tapa dura está pensado y diseñado para chiquitos de dos años en adelante. Barco, gato, perro y flor son las palabras y los elementos que ilustran la portada; las imágenes están estampadas con una textura rugosa al tacto que imita una huella digital, un recurso que vuelve a aparecer en las páginas interiores. Es una invitación para que los chicos toquen las figuras y descubran sus formas. Además, los animales y los objetos están realizados con materiales como botones, hojas de árboles, frutas y telas. Cada doble página presenta un tema general (mascotas, parque, transportes, juguetes, por ejemplo) y al lado aparecen cuatro palabras que pertenecen a cada grupo. Recomendado para: aprender conceptos de manera entretenida.

Abecedario
Abecedario

Abecedario, de Ruth Kaufman, Raquel Franco y Diego Bianki (Pequeño Editor). Ganador en 2015 del importante premio New Horizont en la Feria del Libro Infantil de Bologna, que se otorga a los libros realizados fuera de Europa y en los países sajones, este álbum ilustrado estimula a los chicos a leer y a descubrir la forma y el sonido de las letras. Traducido al francés, el italiano y el portugués y editado en español en México, Chile, Colombia y desde este mes en España, Abecedario dio lugar a una serie de 29 cortos animados que se estrenó recientemente en Paka Paka y se puede ver por YouTube. Recomendado para: divertirse con las letras.

Engaños, de Ilan Brenman y Guilherme Karsten (V&R). Un libro sin palabras, con imágenes a toda página que presentan un juego de sombras y de apariencias. De un lado, una figura en negro sobre un fondo colorido; del otro, la verdadera figura que proyectó esa sombra. Original y divertido, es un silent book (libro silencioso) que demuestra que las imágenes crean sentido y pueden resultar tan poderosas como las palabras. Recomendado para: jugar con las sombras e imaginar otras.

Para los más grandes

Sucedió en colores, de Liliana Bodoc (Alfaguara). Con ilustraciones en tapa e interiores de Pablo Bernasconi, este libro para chicos ofrece un relato para cada color. "Rojo" narra las peripecias de un pobre diablo enamorado; "Blanco", sobre una familia de esquimales que atesora gran cantidad de cuentos; "Amarillo", protagonizado por el emperador Ye-low que es fanático de las siestas; "Verde", sobre un matrimonio de campesinos que debe salvar sus verduras verdes de una plaga de langostas; "Negro", las peripecias de un deshollinador llamado Bruno. En las palabras finales, Bodoc revela que para escribir estos cuentos de colores se inspiró en las adivinanzas que su padre Pepe recitaba a ella y a sus hermanos en la infancia para hacerlos adivinar el color escondido en cada verso. Recomendado para: los que ya leen solos y los que disfrutan de los cuentos fantásticos.

13 palabras
13 palabras

13 palabras, de Lemony Snicket y Maira Kalman (Limonero). Una historia construida a partir de 13 palabras. Con traducción de Lilia Mosconi y en capítulos numerados del 1 a al 13, el autor estadounidense presenta un relato delirante en el que va incorporando términos como pájara, alicaída, pastel y perro, entre otras. Un álbum precioso de esos que vale la pena atesorar. Recomendado para: los que disfrutan de los libros desopilantes.

temas en esta nota

0 Comentarios Ver

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.