Todos le temen a Annabelle

El film, desprendimiento de El conjuro, llevó 415.000 personas en sólo cuatro días y se quedó con el 56 por ciento del público total de las salas; es el segundo entre los mejores debuts para el género
Diego Batlle
(0)
5 de septiembre de 2017  

El fenómeno de las sagas de Annabelle y El conjuro sigue creciendo con cada nueva película que se estrena a partir de cifras que, en el caso de la Argentina, rompen todos los récords conocidos en el género de terror. Annabelle 2: La creación sumó casi 415.000 entradas en 406 salas en apenas cuatro días y se quedó con el 56 por ciento del público total.

Si bien se ubicó por debajo de los 486.000 espectadores que El conjuro 2 convocó el año último en su primer fin de semana, se trata del segundo entre los mejores debuts de la historia para un film de terror y una significativa mejora respecto de la performance de la primera entrega, que en 2014 fue vista por 740.000 personas en todo su recorrido local. Ya no hay dudas de que superará con holgura a su predecesora y su desafío será pasar la barrera del millón de tickets, algo que El conjuro (1.085.000, en 2013) y El conjuro 2 (1.785.000) lograron en su momento.

Lo cierto es que, cuando a Annabelle 2 todavía le queda mucho camino por recorrer en las próximas semanas, las cuatro películas de las sagas "hermanas" ya convocaron a más de cuatro millones de personas (4.025.000). Una cifra total impresionante y que consolida a una de las tendencias más masivas de los últimos cuatro años. Ante el boom de Annabelle 2, el cine argentino debió conformarse con los dos lugares restantes del podio.

La cordillera, que cayó al tercer puesto, por debajo de El fútbol o yo, superó en el fin de semana la barrera del medio millón de espectadores (523.000). En el caso de la comedia con Adrián Suar y Julieta Díaz, ya alcanzó las 855.000 localidades y, si no cae demasiado fuerte en las próximas dos o tres semanas, podría alcanzar el millón de entradas vendidas, algo que el thriller con Ricardo Darín en el papel del presidente de la Nación no logrará.

De todas maneras, ya queda claro que Mamá se fue de viaje, película con Diego Peretti que a dos meses de su estreno se mantiene en el top 10, terminará como el título argentino más visto del año, con un total que se acerca a los 1,6 millones de personas. Más allá del notable debut de Annabelle 2, ninguno de los otros estrenos del último jueves tuvo un arranque demasiado destacado: Ozzy: rápido y peludo entró entre las diez más vistas, pero apenas convocó a 18.000 espectadores en 134 salas; la francesa Dos son familia vendió 6500 localidades en 26 salas; la checa La maestra, 4000 en 14, y las argentinas No te olvides de mí, a casi 1000 en 10 salas, y Ojalá vivas tiempos interesantes, a casi 600 en 9 salas.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.