En Toronto ya se palpita la próxima temporada de premios

En el festival se exhibirán este año 339 películas de 74 países, entre ellas una nutrida delegación latinoamericana
Marcelo Stiletano
(0)
8 de septiembre de 2017  

TORONTO.- El gigantesco perfil que caracteriza el Festival de Cine de Toronto (TIFF 2017) quedó a la vista una vez más ayer en la jornada de apertura, que tuvo como atracción principal el estreno mundial de Borg-McEnroe, retrato de dos de los más grandes tenistas de todos los tiempos y recreación de la final de Wimbledon 1980, reconocida por los especialistas como el mejor match de la historia de ese deporte.

En la sala principal del complejo Scotiabank, que en sus 14 salas concentra la mayoría de las proyecciones, más de 500 representantes de la prensa internacional, la industria del cine, compradores y vendedores accedieron a este estreno mundial del film que el jueves 21 tendrá su estreno en la Argentina. Los organizadores tuvieron que pedir a los asistentes de llegada temprana que no dejaran asientos libres para permitir el acceso de quienes llegaron al final y completaron la capacidad de la imponente sala.

Esta circunstancia se repetirá a lo largo de una muestra que, aun reduciendo este año la cantidad de títulos programados respecto de temporadas anteriores, ofrecerá hasta el domingo 17 un total de 339 películas de 74 países, 139 de las cuales se exhibirán en carácter de estreno mundial. Nueve de ellas son argentinas y conforman un muy sólido panorama de lo mejor de la producción local. Ayer, precisamente, se abrió con el tono más alto esa presencia con las dos primeras proyecciones de La cordillera, con la presencia de su director, Santiago Mitre .

Hoy la representación argentina será más intensa. Se verán, también en carácter de estreno mundial, Tigre, de Silvina Schnicer y Ulises Porra Guardiola (film de apertura de la sección Discovery); El futuro que viene, de Constanza Novick, y Princesita, de Marialy Rivas (coproducción con España y Chile), en el mismo segmento. También se hará la primera proyección de Zama, de Lucrecia Martel , que forma parte de la sección Masters.

"En 2016 el cine argentino fue mucho más experimental y rupturista en su mensaje. Este año es distinto. No esperaba contar con tantas películas argentinas, algo que está en línea con lo que será la edición más fuerte de TIFF que yo recuerde en cuanto a la participación iberoamericana", adelantó Diana Sánchez, encargada de programar cada año en Toronto el cine llegado desde América latina y España.

En la amplia presencia argentina de este año, Sánchez destacó la presencia mayoritaria del cine dirigido por mujeres. "Vi Tigre y me sorprendió muchísimo. Muy atmosférica, con una manera muy personal de enfocar el tema de la soledad femenina. La película de Novick habla de los vínculos entre mujeres que comienzan desde la infancia, otro tema muy presente este año en la selección argentina", agregó la programadora. A propósito de este último tema, se esperan con mucho interés otros dos estrenos mundiales: Alanis, de Anahí Berneri, y Una especie de familia, de Diego Lerman. Ambas se exhibirán por primera vez mañana. La participación argentina en TIFF 2017 se completa con Nosotros solos, de Mateo Bendesky, y Matar a Jesús, de Laura Mora (coproducción con Colombia).

Tanto las producciones de nuestro país como las del resto del mundo, desde las más encumbradas hasta las experimentales y vanguardistas, esperan encontrar aquí la mayor repercusión posible con vistas a su mejor proyección internacional, algunas, y algún lugar en la carrera que siempre se inicia en Toronto hacia los premios más importantes de la industria. Ayer picó en punta Call me by your name, del italiano Luca Guadagnino, sensible y profundo relato del romance entre un joven de 17 años (el extraordinario Timothée Chalamet) y un hombre algo mayor (Armie Hammer), recién graduado, invitado por los padres del muchacho a pasar el verano en una idílica villa del norte de Italia.

Un poco más fría fue la recepción para Borg-McEnroe, que gira todo el tiempo en la descripción psicológica de dos deportistas de elite que parecen opuestos (el gélido e inexpresivo sueco y el agresivo e inmanejable niño rebelde estadounidense), pero en el fondo terminan pareciéndose. La película saca provecho de la notable reproducción de la final de Wimbledon a partir de efectos digitales y el compromiso de sus protagonistas, así como de la composición del actor sueco Sverrir Gudnason, cuyo parecido con el verdadero Borg es impresionante.

Mother! - Trailer

2:12
Video

Durante los próximos diez días, Toronto será la capital cinematográfica del mundo. Los primeros pálpitos con vistas al Oscar se escucharán aquí y se sabrá cuáles serán las películas más comentadas de la temporada. Algunas de las potenciales candidatas esperan su turno para exhibirse aquí, desde Suburbicon ( George Clooney ) y Downsizing (Alexander Payne) hasta The Shape of Water (Guillermo del Toro), Mother! (Darren Aronofsky) y Stronger (David Gordon Green). También se aguarda la presencia de dos figuras estelares de la música como Eric Clapton y Lady Gaga , ejes de sendos documentales que se verán aquí por primera vez.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.