Pez - ‘Pelea al horror’

Azione Artigianale - Tres estrellas y media
Daniel Jiménez
(0)
12 de septiembre de 2017  • 16:04

Pez es una actitud. Un manifiesto volcánico de férreos principios que ha desarrollado a lo largo de casi 25 años un lenguaje musical tan propio como sugerente. Y Pelea al horror (álbum que instala al guitarrista Juan Ravioli como cuarto elemento) es un luminoso y efectivo ejercicio de versatilidad a través del cual la banda vuelve a sonar cercana al oído sin perder un centímetro su constante inconformismo, que aquí excede la sonoridad. Conceptualmente, Pelea al horror da cuenta del estado de situación del mundo en que vivimos y, al mismo tiempo, proyecta una mirada crítica sobre los días que nos atraviesan: “No podemos entregarnos sin bancar la posición/Es difícil, se hace duro, pero impera darle pelea al horror”, brama Ariel Minimal en la canción que da nombre al disco, envuelto en un mar de guitarras hambrientas. Y vuelve en “Parte de la solución”, un hard-rock musculoso de corazón valvular: “El paraguayo rico hace años no lo veo/Dicen que está en Brasil y acá llega sólo el feo/Hay una solución; plantá la planta que corta el circuito del mal”. Clarito.

En un álbum equilibrado, las canciones de Pez dialogan en armonía. De la psicodelia progresiva de “Los días poderosos” al espíritu madchester de “Maestro línea”; de la calma folk de “La balada del niño mudo, el perro blanco y la señorita Bettie” a la patada stoner de “Carne roja”, el 18° disco del grupo es un collage vital de matices y un ensayo impúdico de verba caliente.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.