Premios Emmy 2017: lo que tenés que saber de The Handmaid's Tale

Alexis Bledel y Elisabeth Moss, ganadoras por su actuación en The Handmaid's Tale
Alexis Bledel y Elisabeth Moss, ganadoras por su actuación en The Handmaid's Tale Fuente: Archivo
La serie de Hulu se llevó el premio a la mejor serie dramática, el primero para una ficción streaming; basado en una célebre novela de Margaret Atwood y con segunda temporada confirmada, aún no tiene fecha de estreno en nuestro país
(0)
18 de septiembre de 2017  • 10:31

The Handmaid's Tale se convirtió anoche en el primer drama emitido en una plataforma de streaming en ganar el premio central en los Emmy. No es una producción original de Netflix ni de Amazon, sino de Hulu, un servicio bastante más pequeño, hasta ahora disponible únicamente en los Estados Unidos y Japón.

A pesar de su enorme calidad artística, de sus 13 nominaciones al premio y de los pergaminos literarios que la acompañan desde antes de su estreno, por adaptar un clásico instantáneo de la escritora canadiense Margaret Atwood de 1989, llevado a la pantalla grande al año siguiente por Volker Schlöndorff (con guión del premio Nobel Harold Pinter, y Natasha Richardson como protagonista), la serie continúa sin distribuidor en nuestro país.

Trailer de The Handmaid's Tale

1:32
Video

The Handmaid's Tale, como la novela – de la que se aparta en algunos detalles pero es completamente fiel a su espíritu – está ambientada en la República de Gilead, una teocracia surgida en lo que antes era la Costa Este de los Estados Unidos tras una catástrofe ambiental que hizo bajar la tasa de fertilidad hasta niveles inéditos. "Bajo los totalitarismos – escribió Atwood en The New York Times – o cualquier sociedad fuertemente jerarquizada, la clase gobernante monopoliza las cosas valiosas, así que en Gilead la elite del régimen decidió arrogarse la propiedad de las mujeres fértiles, que son asignadas a los Comandantes como Criadas. Hay un precedente bíblico, la historia de Jacob y sus dos esposas, Raquel y Lea, y sus dos criadas. Un hombre, cuatro mujeres, doce hijos. Pero las criadas no podían reclamar a sus hijos. Pertenecían a las esposas".

La historia está ambientada en Boston, Massachussets, cerca de la Universidad de Harvard (cuyos muros son usados para colgar los cuerpos de quienes infringen las reglas de las autoridades) y también de Salem, donde se realizaron en el siglo XVII los tristemente célebres juicios y posteriores ejecuciones de mujeres acusadas de brujería. La única constricción que aceptó la autora para imaginar el mundo en el que transcurría El cuento de la criadarecientemente reeditado en castellano con un nuevo prólogo de Atwood – es que todo lo que se narra allí es parte de la historia: "Me prometí que no pondría allí ninguna idea, tormento o conflicto que no haya sucedido ya en lo que James Joyce llamaba la pesadilla de la historia, ni tampoco usaría tecnología que no estuviera disponible en el momento de la escritura. Ni leyes imaginarias ni aparatos imaginarios ni atrocidades imaginarias. Dicen que Dios está en los detalles. También el diablo", escribió allí.

The Handmaid's Tale, mejor drama del año

3:49
Video

La protagonista, interpretada por Moss , es llamada Defred (Offred, en el original en inglés), ya que las Criadas son bautizadas como propiedad de sus dueños, en este caso el Comandante Fred (Joseph Fiennes). No tienen permitido leer ni formar vínculos. Su único propósito permisible es procrear, tras lo que entregan a sus hijos a las Esposas (Yvonne Strahovsky).

Fuente: Archivo

En los diez episodios con los que cuenta su primera temporada Defred narra su historia en parte para preservarse de la locura y abuso que vive inmersa y en otra para dar testimonio ante futuras generaciones, para que historia y la de las otras criadas (los personajes que interpretan Alexis Bledel y Samira Wiley) no se pierda a manos de Gilead. El modo en que es entendida y decodificada su historia sirve como epílogo de la novela, pero en la serie, dado que ya tiene confirmada una segunda temporada, será ampliado por el guionista Bruce Miller, también premiado anoche y, probablemente por la propia Atwood, que afirmó tener varias ideas para continuar la historia.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.