Ana Belén, Joan Manuel Serrat, Víctor Manuel y Miguel Ríos inician su serie de cuatro conciertos

20 años después de su desembarco en la Argentina, las cuatro voces españolas regresan al Luna Park para recordar su espectáculo El gusto es nuestro; hoy, el primer concierto
Mauro Apicella
Gabriel Plaza
(0)
27 de septiembre de 2017  

Los cuatro jinetes de la canción de autor iberoamericana, en Buenos Aires
Los cuatro jinetes de la canción de autor iberoamericana, en Buenos Aires

Hace veinte años, Ana Belén , Joan Manuel Serrat , Víctor Manuel y Miguel Ríos salieron a la carretera con un repertorio que trazaba un mapa emocional de la canción de autor en España y América latina. Terminaron protagonizando la gira más multitudinaria que recuerde España: más de medio millón de personas los vieron en escena en su país. En diciembre de 1997, el espectáculo llegó a la Argentina, donde se presentó en Rosario, Córdoba y Mar del Plata, y cerró la gira en Buenos Aires durante diez noches ya míticas en el estadio Luna Park, con entradas agotadas.

“Cuando acabamos la gira anterior en el Luna Park lloramos tanto –rememora el cantautor Víctor Manuel–. Pensé que eso no podía volverse a dar, pero después ves que pasaron veinte años, sigues escribiendo canciones y estamos todos activos ,¿por qué no volver a juntarnos? No podemos esperar veinte años más”, dice el artista asturiano, uno de los impulsores de este regreso, cuando se cumplían dos décadas de aquella maratónica gira, que recaudó sólo en España 1200 millones de pesetas de entonces.

Víctor Manuel convenció a sus compañeros de que el aniversario no debía pasar de largo y de que fuera la excusa para salir al camino.

El gusto es nuestro, 20 años arrancó en junio de 2016 en Madrid y pasó por once ciudades de España. El segundo tramo fueron México y Colombia, durante el verano, y la etapa final comenzará esta noche en Santiago de Chile y finalizará en la Argentina con cuatro conciertos en el Luna Park (27, 29 y 30 de este mes, y 1º de octubre), uno en el Orfeo de Córdoba (4 de octubre) y el cierre en el Metropolitano de Rosario (6 de octubre). “Cuando surgió esta posibilidad todo el mundo estaba encantado de volver a la ruta. La primera gira fue fantástica y la amistad se ha reforzado”, reconoce Víctor Manuel.

El espectáculo, que dura tres horas, aborda una lista de más de cuarenta canciones, donde aparecen éxitos de aquel primer espectáculo, como “Hoy puede ser un gran día”, “Camisa blanca de mi esperanza”, “La Puerta de Alcalá”, “Fiesta” y “Contamíname”. “Cada uno de nosotros cambió algunas canciones con respecto a la gira anterior porque seguimos componiendo, pero el concepto general es el mismo”, reconoce Joan Manuel Serrat. No es un espectáculo de descubrimientos, sino de complicidad entre nosotros y el público”.

Cinco preguntas para cuatro músicos

  • 1. ¿Qué los impulsó artísticamente a reunirse en su primer encuentro y qué los motivó ahora a salir a la ruta nuevamente?
  • 2. ¿Qué sensaciones, recuerdos o anécdotas dejó la gira de hace 20 años y cómo la viven en la actualidad?
  • 3.¿Qué piensa de sus compañeros de espectáculo y cuál cree que es el aporte que le hace cada uno al grupo, tanto en lo personal como en lo artístico?
  • 4. ¿Cuál es su mirada sobre el contexto sociopolítico de las últimas dos décadas?
  • 5. ¿Qué es lo que hará cuando termine esta gira y cuáles serán sus próximos pasos?

Ana Belén: "antes y ahora queríamos hacer algo diferente"

1. A mí me encanta colaborar con compañeros y siempre estoy preparada para eso. Antes y ahora se trataba de hacer algo diferente. Hace veinte años montamos un gran espectáculo y creo que ahora lo hemos superado. Técnicamente, se nota el paso del tiempo.

2. Lo mejor que vivimos hace veinte años fue la preparación. Nos reuníamos en nuestra casa con Joan Manuel, Miguel Ríos, Joaquín Sabina? Yo de oyente. Joaquín daba vueltas y decía esas cosas que él dice: "No sé si le conviene a mi carrera", y se reía. Serrat se hartó y me dijo: "Anita, ¿tú quieres cantar con nosotros?". "Claro", le dije, y así fue como Joaquín quedó afuera y yo adentro.

3. Todos tienen repertorios imbatibles, grandísimas canciones, alguna me ha caído a mí por parte de Joan y Víctor. Con Miguel Ríos y la Orquesta Sinfónica de Granada hicimos una extensa gira interpretando canciones de Kurt Weill y Bertolt Brecht.

4. Todo ha cambiado en estos años. Cuando comenzamos la primera gira, Aznar había llegado al poder en España, aunque todavía no había desarrollado los perfiles más atroces que luego desarrolló, y por supuesto no cabía en ninguna cabeza que un personaje como Trump fuese el amo del mundo. La política de España después del 15M prometía más de lo que ha dado hasta el momento, pero bueno, ha removido el agua del estanque, aunque asistamos una vez más a la incapacidad de la izquierda para ponerse de acuerdo.

5. Acabaremos esta gira en Rosario y yo ya ando en otras cosas. Estoy rodando 10 capítulos de una ficción para TVE con el título de Injusticia y editaré antes de la Navidad un montón de duetos musicales que he hecho a lo largo de mi carrera. No todos, porque son más de sesenta.

Víctor Manuel: "Somos diferentes y complementarios"

1. Lo primero que nos impulsó a hacer este espectáculo fueron unos conciertos que hicimos con Ana Belén titulados Mucho más que Dos. En esos shows nos juntábamos con un montón de amigos. Y la verdad que Ana y yo estamos influenciados por la música brasileña y esa facilidad que tienen para juntarse. También tengo un recuerdo especial de mi primer viaje a la Argentina, en el 70, cuando todas la semanas se presentaban en un espectáculo Toquinho, Vinicius y María Creuza. Todo eso se va acumulando en uno. En un momento dijimos: "¿Por qué no lo intentamos nosotros?". Así surgió la necesidad de juntarse. Nos quedó tan buen gusto de la primera experiencia que llamé a Juanito y le dije: "Se están cumpliendo veinte años de aquella gira, ¿qué hacemos?". Y Serrat me dijo: "Lo mejor que sabemos: cantar".

2. Los conciertos y nuestras vidas están llenos de anécdotas en general. Pero sí recuerdo que la gira anterior era una ruta más gastronómica que de canciones. Recuerdo lo que disfrutamos buscando lugares para almorzar y para darnos fiestas. Todo era de otra manera. España ha cambiado muchísimo: antes íbamos por carreteras secundarias y pasábamos por muchos pueblitos. Ahora vas por autovías, las giras son más tranquilas, pausadas y en auditorios más grandes. Cantas menos y aglutinas al público de otras ciudades en un estadio. Lo que sí vemos es que el público sigue siendo el mismo en un 60 por ciento, pero también se fue renovando. Nos da mucha alegría ver gente de nuestra edad y también otra mucho más joven que nosotros. Por alguna razón, sus padres les hablaron de nosotros y quieren vernos en vivo.

3. Somos tan diferentes y complementarios. Ana puede cantar con cualquiera de nosotros y con quien quiera. Miguel es un extraordinario cantante y compositor. A Joan Manuel no hay que descubrirlo, es un maestro para toda nuestra generación y para la que viene detrás. Es una delicia. Personalmente cada uno es de su padre y su madre, pero lo importante es el respeto en el grupo. Claro que somos muy diferentes, incluso con Ana, y por eso vivimos juntos. Hay un territorio común donde nos entendemos. No podría cantar con alguien que me repeliese ideológicamente. Nos une un gusto por el trabajo bien hecho por las músicas y las canciones. Es un milagro que estemos aquí. Esto es una beca que me dieron a los 70 años.

4. El mundo ha cambiado muchísimo. Antes estaba Clinton y ahora Trump. En todos los sitios se han producido cambios y en España también. Cuando nosotros comenzamos había sido desalojado del poder el Partido Socialista. Creo que era el de entonces un mundo mucho más reconocible, con perfiles más definidos de los bloques en general. También hubo un cambio brutal, que fueron los atentados a las Torres Gemelas. Se transformó el concepto de seguridad y el mundo es más frágil desde entonces. Eso provoca una tendencia más conservadora en los modos de vida y en la forma de votar.

5. Cuando se acabe la gira ya estará cumplido este encuentro, aunque, como dice Juanito: "No tenemos que esperar veinte años para hacer esto". Si surge una buena invitación quizás hagamos otros conciertos. Tenemos tan buenos músicos. Es sólo prender un botón y que se ponga en marcha la maquinaria. Yo estoy dándole vueltas a mi vida. Quiero empezar un espectáculo que hice hace tres años llamado Vivir para Cantarlos. Es un pequeño formato de show que me apetece retomar.

Miguel Ríos: "Estamos mejor ahora"

1. Una de las cosas que nos motivaron fue la novedad del formato. Porque lo más que habíamos hecho era cantar juntos, en muchas ocasiones, incluso en grabaciones para discos. Contábamos con el otro, pero no se trataba de una gira. Podía haber gente a la que no le gustara el rocanrol de mi repertorio y sí el repertorio de los demás. Creo que esta gira fue más racional y selectiva en tanto y en cuanto al montaje y la factura, que es grande.

2. La hemos pasado tan bien en estas dos giras. La primera anécdota que recuerdo de la gira inicial es que aun cuando en las primeras consideraciones que tuvimos al preparar el show pensamos en mantener distancia entre nosotros y que no fuera la familiaridad que tenemos en privado, al primer minuto sobre el escenario ya estábamos abrazados. La emoción nos pudo. Ni diez minutos pudimos mantener la distancia. En medio estaba la incertidumbre de cómo lo recibirían nuestros públicos, que pueden ser homogéneos, pero tienen particularidades. Yo, por ejemplo, siempre estuve acostumbrado a dar shows con gente de pie, porque mi público es más rockero. Y en cuanto a la gira actual, después de grabar el video y compararlo con el de la primera gira, me parece que estamos mejor ahora. No sé si serán los avances tecnológicos o que hemos adquirido experiencia y solera.

3. Joan es la primera noticia que tenemos en el país de la gracia y la vigorosidad. Él salió con una belleza que de pronto convulsionó un país entero. Creo que fue un poco parteaguas en tiempos en los que todavía vivía Franco. Y no cantaba panfletos. Ana es a quien conozco desde hace más tiempo. El director artístico de una compañía me recomendó que la escuchara porque cantaba extraordinariamente bien. Y ha ido creciendo. Partió de un listón muy alto que siguió superando. Tiene una calidad exquisita. Y Víctor es un trozo de tierra asturiana, utilizando la tierra como metáfora de lo auténtico. Es un hombre sin dobleces, con un bagaje autoral increíble.

4. Hace 20 años teníamos la esperanza que latía en el aire de un mundo más justo o con una sensibilidad más global. Se hablaba de globalización de ideas y de supresión de fronteras. El sueño hippie de "one world, one mind". Pero llegó la guerra en Irak, como la madre de todas las maldades. Desde entonces la desigualdad ha crecido. Y creo que todas las canciones que habíamos escrito se quedaron cortas con respecto a lo que hoy está pasando. Hoy muere gente en el Mediterráneo que sale en busca de un paraíso que, en parte, es mentiroso, porque los inmigrantes vivirán un poco enjaulados.

5. Creo que hasta aquí está bien. Yo ya había hecho una gira de despedida hace algunos años. Sólo participo en presentaciones con fines solidarios y en escenarios como el del Festival de Música y Danza de Granada, que cumplió 65 años y para ello tocamos rock and roll con orquesta sinfónica. Fue una infidelidad. Pero no quiero hacer giras. Excepto para contadas personas, como los Rolling Stones, el rock es un país para jóvenes.

Joan Manuel Serrat: "Termina la gira, nuestra amistad no"

1. Me movió la ilusión de hacer un planteamiento escénico común con aquellos que tienen conmigo una relación que va más allá de lo artístico, que pasa por lo afectivo, por una manera de ver la vida y entender las cosas. A lo largo de estos años nos unió un pensamiento común de nuestra profesión, nuestra función social y nuestro rigor artístico respecto de lo que hacemos y para qué lo hacemos y con quién. Esto hizo que esta reunión se hiciera fácil. El mismo ejercicio artístico que hacemos con El Gusto es Nuestro difícilmente sería factible con otros artistas.

2. Nos han pasado cosas muy divertidas. A veces complicadas, como suele ocurrirle a un grupo que tiene que compartir un escenario con mucho de forma colectiva, y nos van a seguir pasando cosas. Pero nada es más importante que la relación entre nosotros dentro y fuera del escenario. La alegría que tenemos arriba del escenario la tenemos abajo. Ninguno de nosotros podría sustituir al ser humano por el personaje. Somos lo mismo abajo y arriba.

3. Cada uno de nosotros ha hecho un camino individual y ha podido discurrir los años con un estado de madurez que nos permite sentirnos felices por dedicarnos en la vida a algo que nos gusta. Cada uno aporta lo que tiene y eso a veces marca ciertas situaciones. Pero en general no tenemos alguien que organice las cosas. Lo mejor de nosotros es que somos capaces de respetar lo que el otro decida porque sabemos que su decisión va a tener que ver con el otro. El otro día vi en una revista Cambio 16, cuando se fundó, hace 35 años, que salimos en tapa Miguel, Víctor y yo. Ya viajábamos juntos en la manera de hacer las cosas desde esa época.

4. Nosotros nos alineamos políticamente en un pensamiento muy cercano y eso no ha cambiado. Pero sí ha cambiado el mundo y todo lo que existe. Es verdad que cada uno pone un acento más intenso en algunos aspectos que otros sobre cómo ve la realidad. Desde luego no creo que ninguno de nosotros tenga una visión optimista respecto de este mundo, donde hay un señor que tira cohetes y que quiere destruir medio planeta y donde hay otro señor que le dice que va a arrasar su país de la misma manera; donde EI está haciendo atentados terroríficos constantemente y donde se está produciendo una desintegración y un camino difícil para Europa.

5. Más allá de que termina la gira, nosotros no nos vamos a juntar de aquí a veinte años, sino que nos vamos a juntar de aquí a 20 días y nos vamos a volver a juntar a las veinte semanas. Vamos a estar siempre juntos celebrando la maravilla de nuestra amistad. Yo tengo mis planes, pero déjeme usted que vuelva a mi casa y que lo comente primero con mi familia.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.