Jessica Chastain: "Las mujeres necesitamos dar un paso al frente”

Crédito: Prensa
Viajamos a Nueva York a entrevistar a la actriz para hablar del nuevo feminismo, la fuerza del amor y el diálogo sobre las diferencias.
Soledad Simond
Derek Blasberg (desde Nueva York)
(0)
1 de octubre de 2017  • 00:00

No es fácil llegar a ser la embajadora de una marca que desde siempre rompe los cánones femeninos y masculinos. Tenés que superar un exhaustivo research de marketing que defina si tu imagen es positiva y ser capaz de representar valores y resistir un archivo.

Pero se necesita también que tengas algo para decir. Jessica Chastain recorre desde hace años un camino coherente, inteligente y bello, y eso es lo que hizo que se convirtiera en la primera mujer en ser la cara de un producto Ralph Lauren, en este caso, su nueva fragancia, Woman, con un claim de campaña que se la juega: “mujeres por sobre todo”.

Y Jessica, con un linaje de mujeres fuertes y una trayectoria en busca de la igualdad de género en Hollywood, se siente cómoda con la declaración: “Alienta a las mujeres a tomar control de sus vidas y las invita a vivir sus sueños, a crear sus propios caminos de éxito y de realización. Tenemos que movernos de esa concepción vetusta de lo que debemos ser y realmente ser quienes somos y creer en nosotras”, nos dice no bien llegamos al desayuno en un rooftop increíble en el Midtown de Nueva York, donde se presentaba el lanzamiento.

¿Qué rol cumple el perfume en tu vida?

El perfume es muy personal para mí, como creo que lo es para todos. Mi primer recuerdo es el de mi abuela Marilyn, que sigue siendo la mujer más glamorosa que conozco. Cuando era chica, amaba cómo olía y solía meterme en su cuarto y abrazar sus suéteres para sentir su perfume.

¿Cómo es esa fragancia?

Es muy difícil describirla, ella me dijo que la habían hecho especialmente para ella, pero recuerdo flores de gardenia y algo..., creo que tenía vainilla o algo amaderado, pero la gardenia era la nota más fuerte.

Crédito: Prensa

¿Qué aprendiste de ella?

Es muy inspiradora, porque hace lo que quiere hacer, dice lo que quiere decir, guía su vida con amor, está muy contenta de estar viva y de experimentar estas cosas tan hermosas que nos pasan todos los días, y eso es lo que aprendí de ella. Cada momento en que estamos acá es un regalo, y no aceptar eso es menospreciar la vida, menospreciarse a una misma.

No era fácil ser tan libre en esa época...

Totalmente. Mi abuela era la líder de las porristas en su secundaria, mi abuelo era el capitán del equipo de fútbol americano, y tuvieron hijos cuando ella era adolescente, así que cualquier sueño que ella tuviera para su vida lo tuvo que poner en pausa; porque, siendo mujer, no podía escapar de lo que le era dictado por la sociedad, así que creo que todo eso a lo que ella renunció me inspiró a vivir lo mejor posible, a experimentar cuanto pueda, porque ella se sacrificó para que yo estuviera donde estoy hoy.

¿Y cuáles son hoy los desafíos femeninos?

Creo que el mayor desafío está entre nosotras. Siento que fuimos programadas para estar calladas y no hacer ningún ruido, no “sacudir el bote” ni causar ninguna disrupción, ya sea en el plano laboral o en una relación; a tener esa sensación de gratitud, de “oh, muchísimas gracias por contratarme”, y no demandar una paga ecuánime; o de decir “oh, estoy tan feliz de estar en una relación” y no demandar...

El síndrome de aceptarlo todo.

¡Exacto! Y creo que lo que necesitamos entender como mujeres es que fuimos elegidas porque tenemos una habilidad, así que somos nosotras las que estamos dando un regalo. Así que, en vez de sentir ese “oh, muchísimas gracias”, tenemos que entender que necesitamos ser valoradas por lo que poseemos, y creo que ese es el mayor escollo que debemos superar. Necesitamos dar un paso al frente en nuestras vidas y exigir lo que necesitamos, y si no lo conseguimos, buscarlo en otro lado.

Me parece que algo ya está cambiando.

Sí, tengo la esperanza de que así sea. Estuve en Polonia para el estreno del film The Zookeper’s Wife (ver recuadro), justo en el Día Internacional de la Mujer, y marché con las mujeres polacas para mostrar mi solidaridad. No importa de dónde seas ni cuál sea tu religión, tu orientación sexual, tu género o tu identidad, todos necesitamos unirnos y apoyar la igualdad y el amor; y es tanto más sencillo, no es tan difícil de hacer, es lo más fácil que hay. Por eso mi consejo es que nos apoyemos una a otra.

Sí, y también erradicar el marketing negativo sobre nosotras...

Sí, si analizás la historia, eso es lo que los reyes hacían con los aldeanos, creaban peleas entre los aldeanos, porque cuando la gente que no tiene poder se pelea, es débil, pero cuando la gente que no tiene poder trabaja junta, adquiere poder. Las mujeres son mis mayores defensoras y aliadas, estoy muy agradecida de las mujeres en mi vida y de la gente con la que tuve la oportunidad de trabajar. Cuando nos apoyamos, cuando nos alentamos, así es como avanzamos. Somos más fuertes cuando estamos juntas, lo hemos visto miles de veces. Estamos conectados más por el amor que por las diferencias.

Sole Simond, directora de OHLALÁ!, junto a Jessica en el evento lanzamiento.
Sole Simond, directora de OHLALÁ!, junto a Jessica en el evento lanzamiento. Crédito: OHLALÁ!

¿Y cuál es el rol del hombre en este cambio?

En la marcha había un cartel que decía: “Los hombres de calidad no temen a la igualdad”. Igual, creo que el rol de cualquiera en este momento es escuchar. Porque estamos en una época en la que es “nosotros contra ellos”, y creo que es importante, incluso si es “no entiendo lo que querés hacer, pero por favor dejame escuchar lo que te está pasando”, y creo que es clave que los hombres hagan eso en este momento.

¿Qué significa la belleza para vos?

No significa ni una máscara ni un artificio, la belleza para mí es cómo una mujer se siente sobre sí misma y lo que proyecta hacia el mundo. Es la fuerza que emana de una mujer lo que la hace hermosa.

Sos vegana, ¿por qué tomaste esa decisión?

Soy vegana desde hace 13 años, antes era vegetariana, y fue porque me enfermé y un amigo me dio un programa de dos semanas de comida vegana. Cuando empecé la segunda semana, tuve mucha energía y sentía que podía hacer lo que me propusiera. Así que ahí me di cuenta: “OK, no puedo ignorar lo que me está diciendo mi cuerpo, me siento mejor cuando no como productos de origen animal”, y soy vegana desde entonces. Es también honrar un animal por ser un ser vivo y no algo para ser consumido.

¿Cómo definís a la mujer de Woman?

La idea de la fragancia es que es inclusiva, representa a todas las mujeres, sin importar tus ambiciones y deseos, en un tiempo en el que la feminidad es algo borroso, esos límites de qué es ser una mujer, qué es ser femenina, qué es ser poderosa... Podés ser una empresaria exitosa y al mismo tiempo ser suave y frágil. Es la representación de esa complejidad, y eso lo hace muy moderno, y por eso me gusta tanto.

Te hicieron bullying de chica, ¿qué aprendiste de eso? ¿Te hizo más fuerte?

Sí, y también hace que no te tomes las cosas muy en serio. Me burlaban por ser pelirroja, que es algo sobre mí que es único. Desearía poder volver en el tiempo y decirme: “No te preocupes, vas a amar lo que te hace diferente”.

La Maison

La casona Ralph Lauren ubicada en el Upper East Side de Nueva York, presenta todas las colecciones, desde la más casual hasta una propuesta de vestidos de fiesta. Tiene buenas liquidaciones y podés disfrutar de hallazgos vintage ideales para clientes en busca de piezas únicas. Imperdible la sección de casa, arman ambientes que te transportan a diferentes partes del mundo. Además, hay una zona de las fragancias Ralph Lauren.

Dirección: 888 Madison Ave., Nueva York.

¿Cómo es Woman?

El diseño del frasco, que llevó meses de análisis morfológico y que estuvo a cargo del mismísimo Ralph Lauren, resultó en una petaca dorada de líneas redondeadas y sofisticadas que lo convierten en un fetiche provocador. El objetivo del diseño es que estuviera a la altura de una fragancia compleja y contrastante, que se construye con una base de madera –la cuota más masculina–, una nota media del nardo, que le da una liviandad floral y femenina; y el sparkling final y efervescente de los arándanos. El resultado final: magnética y vibrante. Según las palabras de su creador: “Woman capta la esencia misma de la feminidad moderna”. Se vende en tres versiones: 30 ($1400), 50 ($1980) y 100 ml ($2600).

www.ralphlauren.com.

Su próxima película

Crédito: Prensa

En The Zookeeper’s Wife (La casa de la esperanza), Jessica le pone el cuerpo a Antonina, la mujer del dueño de un zoológico en Polonia que durante el nazismo fue refugio para cientos de judíos que buscaban escapar. Es una historia real, y se la ve a Jessica muy conectada con la fauna. “Amo los animales, creo que son especiales, realmente pueden comunicarse mediante energía, y se contagian de eso con lo que te les acerques. Si vas con agresión, se ponen agresivos; si te acercás a un animal con calma, se calma. Aprendí durante la película que no entrás al espacio de un animal a menos que sienta curiosidad sobre vos y se interese en que entres en su espacio”.•

¿Qué te inspiró esta entrevista? ¿Qué cualidades de Jessica te cautivaron? También: 6 tendencias de deco que son furor en Pinterest y Cortá con los pensamientos limitantes

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?