Joan Manuel Serrat, Ana Belén, Víctor Manuel y Miguel Ríos abrieron la serie de shows en el Luna Park

Joan Manuel Serrat, Ana Belén, Víctor Manuel y Miguel Ríos, en el Luna Park
Joan Manuel Serrat, Ana Belén, Víctor Manuel y Miguel Ríos, en el Luna Park Fuente: LA NACION - Crédito: Daniel Jayo
Con su espectáculo El Gusto es Nuestro, los artistas interpretaron casi 40 canciones durante más de tres horas
Mauro Apicella
(0)
28 de septiembre de 2017  • 02:44

Hace 20 años decidieron salir de gira juntos. Joan Manuel Serrat, Ana Belén, Víctor Manuel y Miguel Ríos se reunieron para celebrar sus exitosas carreras. Cuarentones algunos, cincuentones otros, comenzaron el tour en España, cruzaron el Atlántico, siguieron la gira por América Latina y dejaron como testimonio del periplo un CD/DVD de ese espectáculo que bautizaron El Gusto es Nuestro. Dos décadas después, con mas canas y menos pelo, con nuevas tecnologías y el mismo ímpetu, volvieron a la ruta. Y como hace dos décadas, regresaron al Luna Park, una cita obligada que los tuvo allí, sobre ese escenario, durante tres horas veinte minutos. Fue el tiempo que les llevó interpretar 39 temas que se convirtieron en éxitos de la carrera de cada uno.

Con el concierto de anoche abrieron la serie del Luna Park, que es de cuatro funciones (la última será el domingo) y comenzaron la despedida definitiva. El último show será el 6 del mes que viene, en Rosario. Repasemos cinco momentos de la función de anoche.

1 - Llegada y despedida

Entre ese vasto repertorio que cada uno de ellos ha sabido pulir en varias décadas de carrera, no hay mejores canciones para comenzar y cerrar el show que dos hitos del cancionero de Serrat ("Hoy puede ser un gran día" y "La fiesta", respectivamente) antes del último bis, que fue "La Puerta de Alcalá". La energía del primero y de los dos reservados para el cierre tuvieron la misma fuerza, aunque, como suele suceder en todo espectáculo, el público se mostró más participativo con los últimos temas.

2- Canción testimonial

Apenas comenzado el concierto Víctor Manuel, quizás el de perfil más bajo dentro de este cuarteto, interpretó "Cómo voy a olvidarme", que refiere a la cantidad de muertos que dejó la Guerra Civil Española que al día de hoy no fueron identificados, porque están en fosas comunes, y ningún gobierno les ha dado la sepultura que hubieran merecido. Minutos después Serrat dedicó su "Algo personal" a las víctimas de la tragedia de Once.

3- El que juega de local

No cabe duda de que Joan Manuel Serrat es el que juega de local en Buenos Aires por la cantidad de veces que ha venido a cantar a nuestro país. Y aunque los momentos en los que el resto de sus compañeros fueron protagonistas el público se mostró entusiasta, con Joan Manuel se escucharon los mayores aplausos. En su set desfilaron títulos inolvidables, como "Aquellas pequeñas cosas", "Cantares", "No hago otra cosa que pensar en ti" y "Esos locos bajitos", entre otros. Y el catalán, consciente de esa especie de localía, hizo uso de su cada vez más desarrollado estilo de cómico stand up, entre un tema y el siguiente.

4- Rock and Ríos

Días atrás Miguel Ríos contó a LA NACION que más de una vez, antes de la primera gira de conciertos que realizaron juntos, en la década del noventa, se preguntó qué tan buenos resultados podría dar el proyecto ya que había muchos matices entre el público de cada uno de ellos. De hecho, Miguel, el más rockero de los cuatro, no estaba acostumbrado a cantar frente a una audiencia sentada. "Mi público solía estar de pie", explicó. En este caso la gente tenía ya un asiento reservado. Sin embargo, la potencia de algunos de sus temas hubiera sido más acorde para ese público que escucha de pie. Los tres guitarristas que forman parte de la numerosa banda de El Gusto es Nuestro se sacaron chispas con los solos de algunas de las canciones de Ríos. Hasta hubo una versión de "Nos siguen pegando abajo (pecado mortal)", de Charly García.

5-La dama de la canción

No faltaron mujeres entre ese público, masivamente cincuentón y sesentón, que elogiaron la vitalidad y elegancia de la única dama del equipo. Además de esas cualidades, Ana Belén tiene el talento para saber elegir repertorio. Para este espectáculo seleccionó muy buenos temas de Pedro Guerra, Billy Joel, León Gieco y Joaquín Sabina.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.