El olor de mamá: nuestro primer registro del mundo

La mezcla entre el aroma de la piel y la fragancia de nuestras madres es una de nuestras primeras percepciones del mundo. Antes de que existiera la fotografía, éste era el modo de recordarla y sigue siendo el más eficaz. Perfumerías Juleriaque te invita a descubrir el regalo que identifica a tu mamá.
(0)
11 de octubre de 2017  • 15:39

Los olores son un lenguaje universal. No importa el idioma que hablemos o la cultura que habitemos, nadie se resiste al aroma de un pan recién horneado, al perfume del café molido o a la fragancia de un jazmín. La industria del perfume ha estudiado los códigos de este sutil modo de comunicación detalladamente. Expertos en fragancias, como Perfumería Juleriaque, la cadena N° 1, aseguran que gracias a los avances tecnológicos podemos medir nuestras reacciones biológicas, y el impacto que los estímulos olfativos pueden tener en el sistema nervioso de las personas.

Las fragancias pueden encendernos, deprimirnos o aquietarnos. Pueden llenarnos de energía o llamarnos a detenernos por completo. Y claro, también pueden hacernos recordar.

Mucho antes de que la fotografía existiera, cuando la única forma de invocar a un ser querido, era volver a sentirlo, las personas hacían de la elección de su fragancia un verdadero ritual.

Aún hoy, que estamos plagados de imágenes, los aromas personales siguen teniendo un poder invocador que ningún otro medio puede dar. El “olor a mamá”, esa mágica mezcla entre el olor de su piel y su perfume favorito, es el tipo de información que queda archivada en nuestra memoria emotiva por el resto de nuestras vidas. En ese contexto, su fragancia preferida, se vuelve esencial.

Que lo olfativo sea tan importante para nosotros, tiene una razón: el primer registro que las personas tenemos, es el sensorial. De bebés, mucho antes de que podamos comprender lo que oíamos y veíamos, entendíamos el mundo a través del olor y la temperatura corporal. Aunque con el tiempo crecemos y tenemos acceso a otro tipo de información, esa primera aproximación se mantiene intacta y queda ligada, para siempre, a nuestro mundo emocional. Tanto es así, que oler se nos mezcla con sentir.

Es por eso, que en el Día de la Madre el regalo más convincente resulta ser un perfume. Su fragancia favorita o una nueva para que incorpore en su vida siempre es una buena opción. Perfumerías Juleriaque propone estas opciones perfectas para este domingo.

Del 9 al 15 de Octubre con tu compra de $2500 o más te llevás una gift card con $500 de regalo. Además, con visa, tenés 10 cuotas sin interés.

Ingresá a aquí, cargá el número de tu factura y participá por un Beauty Day con tu mamá más $10.000 para elegir sus productos favoritos.

temas en esta nota

0 Comentarios Ver
Esta nota se encuentra cerrada a comentarios