Tras el horror de Las Vegas, todo EE.UU. se pregunta: ¿por qué lo hizo?

Un día después de la matanza, no se sabe qué motivó al asesino a cometer el crimen; en la habitación del hotel se halló un dispositivo para disparar cientos de balas
Rafael Mathus Ruiz
(0)
4 de octubre de 2017  

Los investigadores, ayer, en el escenario del tiroteo, en Las Vegas
Los investigadores, ayer, en el escenario del tiroteo, en Las Vegas Fuente: AP - Crédito: Marcio José Sánchez

WASHINGTON.- El horror duró nueve minutos. Stephen Paddock, autor de la masacre de Las Vegas, había planeado con meticulosa frialdad su obra macabra: instaló cámaras dentro y fuera de la suite que transformó en un nido de francotirador y alteró al menos un arma de su arsenal para que disparara como un rifle automático.

Paddock luego se suicidó sin dejar pistas aparentes para responder una pregunta que, ayer, aún mantenía perplejo a todo Estados Unidos: ¿por qué lo hizo? Un día después del peor tiroteo masivo en la historia moderna de Estados Unidos, que dejó un saldo de 59 muertos y más de 500 heridos, las autoridades ofrecieron el recuento más detallado del tiroteo y el arsenal que utilizó Paddock para la matanza, pero aún no terminaban de dilucidar el motivo detrás de la tragedia.

El sheriff Joe Lombardo, de la policía de Las Vegas, confirmó ayer un dato clave: en la suite del hotel Mandalay Bay, donde Paddock se instaló con su arsenal, la policía halló un dispositivo que permite disparar cientos de balas por minuto con un rifle semiautomático. Además, Lombardo dijo había cámaras instaladas dentro y fuera de la habitación, en un carro de los que se utilizan para mover bandejas con comida.

"Fue planificado extensamente y estoy bastante seguro de que evaluó todo lo que hizo en sus acciones, lo que es problemático", dijo Lombardo. "El mundo ha cambiado, ¿quién hubiera imaginado esta situación? Es inenarrable", continuó, con un dejo de frustración por no tener aún todas las respuestas.

Entre las 23 armas que llevó al Mandalay, Paddock tenía varios rifles semiautomáticos, un arma que dispara una bala con cada tirón del gatillo. Paddock agregó una culata especial, que utiliza el propio rebote de un arma semiautomática para hacer que dispare a repetición, como un rifle automático. Al igual que una ametralladora, eso permite que el arma descargue un cartucho completo de un tirón si nunca se suelta el gatillo.

Nunca se ha utilizado un arma automática en un tiroteo masivo en Estados Unidos. La culata que utilizó Paddock, que es legal en el país, explica la rapidez en la sucesión de disparos, captada en los videos, y el escalofriante saldo de la matanza.

"¡169... tenemos disparos! [...] ¡Sonó como una arma automática!", vociferó un policía en el despacho que dio la primera alerta, según un audio obtenido por la agencia AP. "¡Viene de arriba del Mandalay Bay!", se escucha en otro despacho. "Estoy dentro del Mandalay Bay en el piso 31, puedo escuchar los disparos automáticos un piso arriba", dice otro.

La policía local y el FBI intentaban terminar de armar el rompecabezas detrás de Paddock, un jubilado de 64 años rico, afecto a apostar miles de dólares, quien esquivaba cualquier perfil vinculado a un tiroteo masivo.

"Es un hombre enfermo, un hombre demente. Muchos problemas, supongo. Lo estamos estudiando muy, muy seriamente. Estamos tratando con una persona muy, muy enferma", dijo el presidente Donald Trump ayer, al salir de la Casa Blanca rumbo a Puerto Rico, adonde viajó tras varios días de críticas a su gobierno por la lenta asistencia para atender la crisis humanitaria que dejó el huracán María en la isla.

Mientras las autoridades continuaba con la investigación en Las Vegas, en Washington las divisiones que caracterizan el debate sobre los controles de las armas de fuego volvían a ser evidentes en el Congreso. Los demócratas, que quieren imponer más regulaciones a las armas, reclamaban acción y un cambio de política. Los republicanos, que defienden el derecho de portar armas, eludieron el tema, y, por el contrario, dedicaron su ida y vuelta con la prensa a promocionar su plan de recortes de impuestos para los más ricos y las corporaciones.

"La investigación ni siquiera se ha completado. Y creo que es prematuro discutir soluciones legislativas, si las hay", dijo el líder republicano del Senado, Mitch McConnell.

Otras figuras republicanos ensayaron un mensaje similar, o, al igual que el día anterior, acusaron a quienes empujaron la discusión de "politizar" la tragedia de Las Vegas.

El presidente de la Cámara de Representantes, Paul Ryan, apareció en una breve conferencia de prensa junto a Steve Scalice, quien estuvo a punto de morir tras otro tiroteo masivo contra congresistas en Virginia. Dijo que era "un milagro" que Scalice estuviera vivo, recordó una ley aprobada para tratar problemas de enfermedades mentales, que han estado asociados a otros tiroteos. Pero no dijo nada de nuevas iniciativas. "Este proceso de curación va a tomar tiempo, pero tenemos que recordar que estamos todos juntos en esto como un país", indicó Ryan.

Dianne Feinstein, senadora demócrata, presentó un proyecto para prohibir el uso de culatas como la que utilizo Paddock en Las Vegas. Ya había presentado el mismo proyecto en 2013. Nunca se aprobó.

temas en esta nota

0 Comentarios Ver

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.