Microsoft abandona el mundo de la música: cierra Groove Music y se une a Spotify

Slash, el guitarrista de Guns N'' Roses, junto a Bill Gates durante la apertura de una feria CES de Las Vegas en 2008
Slash, el guitarrista de Guns N'' Roses, junto a Bill Gates durante la apertura de una feria CES de Las Vegas en 2008
La compañía liderada por Satya Nadella abandona el desarrollo de su propia plataforma de contenidos musicales tras un largo derrotero donde siempre estuvo detrás del iPod y iTunes de Apple y la propuesta de streaming de la firma sueca
(0)
4 de octubre de 2017  • 14:12

No pudo competir con Spotify ni iTunes.

Microsoft tiró la toalla en el terreno de la música y anunció este lunes que su servicio Groove Music dejará de transmitir en tiempo real a partir del próximo 31 de diciembre.

¿No sabías que Groove Music existía? Ese es el obstáculo que Microsoft no pudo superar.

El servicio de música en línea del gigante tecnológico estaba disponible en poco más de una veintena de países y vivía bajo la sombra del aclamado servicio de streaming Spotify y el extendido iTunes de Apple.

La firma cofundada por Bill Gates y ahora liderada por Satya Nadella intentó en los últimos años hacerse un hueco en el terreno musical sin mucho éxito.

Esta semana anunció una alianza con Spotify que permitirá a los suscriptores de Groove Music Pass trasladar su colección de canciones y listas de reproducción a la plataforma de la compañía sueca, que no les cobrará los primeros dos meses si solicitan una cuenta Premium.

A partir de 2018, Groove Music sólo se podrá usar para reproducir música almacenada en el dispositivo que se esté empleando. Las opciones de descarga y transmisión en línea desaparecerán.

La compañía agradeció a sus clientes su "apoyo durante este viaje".

Cuatro intentos

Una vista del catálogo Xbox Music, que luego sería renombrado como Groove Music
Una vista del catálogo Xbox Music, que luego sería renombrado como Groove Music

Groove Music era la última iniciativa musical de Microsoft.

A inicios de los años 2000, Apple se afianzaba en el campo de la música con un reproductor, el iPod , y una tienda digital, iTunes.

Microsoft trató de seguirle los pasos en 2004 con el lanzamiento de MSN Music, un servicio de descarga de canciones de pago que tuvo que dar de baja dos años después debido a su escasa popularidad.

Pero, lejos de rendirse, anunció al poco tiempo un sucesor: Zune.

Zune no sólo era una plataforma para comprar música, sino que también podía adquirirse un reproductor muy parecido al iPod.

Durante sus cinco años de vida, el dispositivo no consiguió hacerse con una cuota de mercado relevante por lo que la empresa dejó de fabricarlos en 2011.

A Zune le siguió en 2012 XBox Music, que tres años después fue rebautizado como Groove Music para que cuadrara mejor con su nuevo sistema operativo, Windows 10, y no diera la impresión de ser un producto exclusivo de la consola.

Un "desperdicio"

Zune, el reproductor de Microsoft que tampoco logró imponerse en un mercado dominado por Apple con el iPod y la tienda iTunes
Zune, el reproductor de Microsoft que tampoco logró imponerse en un mercado dominado por Apple con el iPod y la tienda iTunes

Dos años después, la firma se ha quedado sin alternativa musical propia.

Una pista de lo que estaba por suceder se puede encontrar en el pasado mes de agosto, cuando Spotify empezó a estar disponible en la XBox.

"Matar a Groove es lo peor que le puede pasar a un cliente que trataba de usar sólo servicios de Microsoft. El sueño se terminó", tuiteó Zac Bowden, del portal de noticias Windows Central.

"Sin servicios para consumidores, ¿cómo espera Microsoft que la gente "ame a Windows" como querían en un principio?", añadió.

Otros, en cambio, dijeron que Groove Music siempre había tenido problemas para estar a la altura de sus competidores.

"No estoy seguro de si alguien alguna vez usó Groove Music. Spotify siempre fue muy superior. Microsoft desperdició dinero y esfuerzos durante años en eso", afirmó también en Twitter Tom Warren, de la publicación digital especializada en tecnología The Verge.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.