Suscriptor digital

Aluar, única industria del país productora de aluminio

La empresa abastece el 100 por ciento de la demanda local y exporta el excedente
(0)
18 de agosto de 1999  

La empresa ALUAR es la única productora de aluminio primario de la Argentina. Su complejo industrial se encuentra sobre la costa del golfo Nuevo en Puerto Madryn, provincia de Chubut, 1400 kilómetros al sur de la ciudad de Buenos Aires.

Con una producción anual que supera las 150.000 toneladas de aluminio de alta calidad y buen nivel competitivo en el mercado internacional, Aluar comenzó a fabricar en 1974. Hoy día, abastece un 100 por ciento de la demanda local y exporta el excedente a otros países. Emplea unas 1000 personas, entre Puerto Madryn y Buenos Aires, y su planta, emplazada en un predio de 200 hectáreas, que ya tenía una superficie de alrededor de 150.000 m2, fue ampliada recientemente con la construcción de 2 naves industriales más, lo que permitirá aumentar la producción hasta sumar 72.000 tn. de aluminio por año. La inversión requerida para la instalación inicial de la empresa fue, en 1970, de US$ 230 millones, mientras que las obras recientemente inauguradas implicaron un capital de U$S 340 millones, presupuesto que incluye la creación de la infraestructura necesaria para la operación de los equipos de generación propia de energía.

En sus orígenes, el proyecto Aluar fue posible porque se completó con 2 emprendimientos públicos:

1) La construcción de la represa y central hidroeléctrica de Futaleufú, establecida en la cordillera de los Andes, a 550 kilómetros de Madryn, cuya potencia es utilizada casi en su totalidad por Aluar.

2) El establecimiento del puerto Almirante Storni, vecino a la planta de aluminio, que posee un muelle para carga y descarga de minerales y otro de carga general, y permite la operación de buques de gran porte. El puerto es utilizado para recibir materias primas de importación y exportar productos.

En la actualidad, Aluar sigue creciendo. Las dos nuevas naves, cada una de planta rectangular de 500 metros de largo por 20 de ancho, albergarán 144 nuevas cubas de disociación electrolítica. Cabe recordar que la disociación electrolítica es el proceso que da lugar a la reducción de la alúmina u óxido de aluminio, se realiza en celdas que reciben energía eléctrica transmitida en forma de corriente continua, y permite obtener el aluminio primario.

Las naves se conectan entre sí por medio de galerías de transferencia, se comunican con la planta de tratamiento de gases y con edificios menores, como las salas de control, las subestaciones, los vestuarios del personal y otros. Para abastecer el funcionamiento de las naves, se crearon también: la planta de recolección y tratamiento de humos de cocción, antes mencionada; un depósito de paquetes de ánodos de 12.000 m2; un edificio para compresores que alimentan la red externa de aire comprimido, y un silo de coque con capacidad para 12.500 toneladas. Además, se realizaron mejoras en los servicios y en los edificios existentes del área de carbones.

El nuevo silo de coque es de hormigón armado, de 31metros de diámetro y 35 de altura, y fue realizado con un sistema de encofrados deslizantes.

Participantes

La ejecución del proyecto de ampliación de la planta de Aluar fue adjudicada a la asociación conformada por Bechtel Overseas Corporation y Techint Compañía Técnica Internacional Saci que participaron, en iguales proporciones, de la obra contratada según la metodología llave en mano.

Las necesidades que resuelve la presente ampliación participan de la ingeniería básica de la empresa, a partir de la cual se desarrolló la ingeniería de detalle. En esta ocasión, el proveedor de la tecnología de avanzada fue Pechiney Aluminium, de larga trayectoria en la línea de producción del aluminio.

Para suministrar la energía eléctrica para el proceso electrolítico de la nueva serie, se procedió al incremento de la capacidad de generación eléctrica, y a la incorporación de 4 grupos rectificadores de corriente para la alimentación de las cubas agregadas. Las empresas internacionales GEC Alsthom SA y Cegelec-AEG, y la firma de ingeniería Ronza SA fueron responsables de las obras civiles, electromecánicas y otras.

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?