Bailando por un sueño 2017: tres ritmos libres, tres puntajes para el olvido

Chechu Bonelli, Yanina Latorre y la dupla de Agustín Casanova y Flor Vigna no convencieron al jurado
(0)
14 de octubre de 2017  • 01:35

Una nueva noche de ritmo libre se presentó en el Bailando por un sueño , y como ya sucediera varias veces, las parejas no pudieron convencer del todo al jurado con sus propuestas. En una velada que tuvo una fuerte dosis de homenaje al cine, ninguno de los participantes logró pasar la marca de los 20 puntos como puntaje final.

Primero le tocó el turno a Agustín Casanova y Flor Vigna , que ofrecieron un número de rock que recorrió distintas épocas. En la devolución, Ángel de Brito dijo que hubo cosas que le gustaron y otras que no, y que la tercera etapa fue la que más le cerró (7). Carolina “Pampita” Ardohain expresó que no la convenció la coreo, consideró que la propuesta fue “rara” y que en ese baile estuvieron muy flojos (voto secreto). Moría Casán sí dio su voto de confianza y opinó que Agustín “tiene el ritmo de un profesional” (7), mientras que Marcelo Polino expresó que “la idea se quedó a mitad de camino” y que “nada combinaba con nada” (1).

En segundo lugar llegó Yanina Latorre y su homenaje a Grease, el recordado film de John Travolta. Luego de una coreo que culminó con un apasionado beso entre Yanina y su bailarín, Ángel entendió que la idea “ya se vio un millón de veces” y sentenció que bailando, la periodista se mostró “débil” (3). A Pampita “no le gustó cómo resolvieron la idea” y comentó que no fue “de las mejores galas de Yanina” (voto secreto). Moria tampoco se mostró muy nganchada y concluyó que Latorre “no le dio show” (6). Por último, Marcelo Polino dijo que ese grupo es “mucho ruido y pocas nueces” y opinó que la participante hizo toda la coreo “con cara de pánico” (3).

Luego de dos puntajes notablemente bajos, la llegada de Chechu Bonelli a la pista no mejoró demasiado el nivel de la noche. Caracterizada como Winona Ryder en El joven manos de tijera, la modelo homenajeó a la película de Tim Burton con devoluciones por parte del jurado no fueron las mejores. Ángel opinó que si bien el baile no estuvo mal, la elección del largometraje citado era un poco añejo (7). Pampita comentó que intentar hacer adaggio no fue una decisión acertada y que incluso les terminó jugando en su contra (voto secreto). Moria coincidió con la mirada de su compañera y entendió que la propuesta se quedó a mitad de camino (7), mientras que Polino, aunque no fue tan severo, dijo que el baile no terminó de convencerlo (4).

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.