Potenciar el challenger mientras se sueña con el segundo ATP del país

Los organizadores del torneo de Saavedra se asociaron con Torneos y Proenter, y juntos pretenden llevar adelante un plan de expansión
Sebastián Torok
(0)
16 de octubre de 2017  

Crédito: Copa San Cristóbal/ Sergio Llamera

El circuito de challengers, la segunda categoría del tenis, hizo base por tercera temporada consecutiva en el barrio de Saavedra, en el club El Abierto. El contexto, con respecto a 2016, cambió un poco. "El año pasado fue un boom. Estábamos por jugar la final de la Davis en Croacia y había muchísimas más ganas de ver tenis en el país", apunta Mariano Ink, director del torneo. Sin embargo, tras el título de Nicolás Kicker , el balance de esta nueva experiencia es positivo. Es más, los organizadores del certamen tienen objetivos valiosos a corto y largo plazo.

El primero, subir escalones y seguir creciendo en cuanto a premios económicos y puntos del ranking por repartir (actualmente ofrece US$ 50.000 más la hospitalidad, que representa otros US$ 25.000, y puntos de un torneo de US$ 75.000). Y el segundo, mucho más rimbombante y complejo: realizar un ATP, que sería el segundo en el país teniendo en cuenta el que se disputa desde 2001 en el Buenos Aires Lawn Tennis Club. Para ese proyecto hay un elemento clave que se puso en marcha en este challenger: Exxia Sport Management, la empresa que preside Ink, hizo un acuerdo de co-producción y comercialización con Torneos y Proenter, compañías muy fuertes en el desarrollo de la industria del deporte que, luego de incursionar en el fútbol y en el básquetbol, quieren apostar por el tenis.

Torneos tiene un plan de expansión de sus negocios y apunta su mirada al arte de las raquetas. La empresa estuvo muy cerca de comprar el ATP porteño: le hizo una oferta concreta a Miguel Nido, director de Altenis, firma propietaria del torneo, pero finalmente no hubo acuerdo. En diciembre de 2016, Torneos organizó las exhibiciones de Juan Martín del Potro con David Ferrer en Tortuguitas y Mar del Plata. Y ahora encontró, en esta alianza con Ink, una posibilidad de crecimiento.

"El acuerdo nos asegura evento por mucho tiempo", afirma, entusiasmado, Ink. Y prosigue, ante LA NACION: "Son empresas líderes en el mercado deportivo en general y nos dan un nivel de producción y comercialización enorme. Es una apuesta muy grande de ellos para intentar que el torneo crezca, para que llegue a otros niveles también. El proyecto es aumentar el prize money de los jugadores y soñar con que la Argentina tenga dos ATP 250. Es un sueño que no es a corto plazo, pero sí muy firme y presente. La Argentina, tenísticamente, tiene plazas y cómo sostener dos eventos grandes".

Marcelo Denti, director comercial de Torneos, aporta: "El torneo en El Abierto es boutique, los jugadores se sienten cómodos y el año próximo seguirá creciendo. Queremos que los jugadores vengan a este torneo. Pero la idea no es quedarnos en este primer pasito, sino consolidarnos, crecer y si el día de mañana se puede dar un ATP, lo haremos".

No es sencillo el proceso para obtener una estación del ATP World Tour. La ATP hace distintos análisis regionales, de mercado y de los potenciales interesados en desembarcar en el negocio. Para producir un ATP 250 (la categoría del de Buenos Aires, por ejemplo) se necesitan alrededor de US$ 3.500.000 (para un challenger como el que se jugó en Saavedra, unos US$ 340.000). "Toda la vida soñé con hacer un torneo ATP", confiesa Ink, que durante el último US Open participó de un workshop con otros directores de challengers y autoridades de la ATP.

En Nueva York, Ink contó oficialmente su anhelo profesional: "Vengo desarrollando un vínculo con ATP desde hace años. Es una construcción de confianza. Hay que estar en contacto con ellos, hacerles saber que hay interés y participar. Hay que contarles la historia, contarles el sueño y que te tengan en cuenta. Por mi trabajo como agente puedo viajar a varios torneos. Todos los Grand Slam, sobre todo Roland Garros y el US Open, más Miami, son importantes para mantener los vínculos. Y en el último US Open conté esta nueva alianza con Torneos y Proenter, y conté el sueño que tenemos. La ATP quiere que la zona se desarrolle y que haya futuro. Lo tomaron muy bien, me dijeron que por ahora no había plazas y que se pueden abrir semanas en el futuro. Yo ya sabía la respuesta. Sé que son dos, tres o cuatro años de espera, pero ese tiempo nos ayuda y lo necesitamos como evento para hacerlo cada vez mejor. Como challenger el torneo puede llegar a 150.000 más la hospitalidad, que sería muy importante".

Las partes involucradas en este objetivo coinciden con que la superficie de un potencial nuevo certamen ATP en el país debería ser dura. Claro que se adaptarían al calendario de la ATP, pero entienden que la cancha de cemento es mucho más atractiva para traer figuras internacionales. Es más, la buena relación comercial que Torneos creó con Del Potro los invita a ilusionarse con la presencia del tandilense en un hipotético certamen, que no necesariamente podría ser en Buenos Aires (algunas capitales del interior ya estarían interesadas y también podría haber apoyo estatal), ni tampoco al aire libre: no quieren que las malas condiciones climáticas sean un estorbo y hasta se animan a pensar en un escenario bajo techo.

¿Por qué Torneos desembarca en el tenis? Afirman que para diversificar su generación y producción de eventos deportivos. "La Argentina, por más que sea un país futbolero, tiene un contagio impresionante en otros deportes. Y el tenis es para seguirlo y trabajarlo. Desde lo estratégico y lo comercial hay marcas propias que van al tenis y no al fútbol. Pienso que se desaprovechó una generación dorada (la Legión) que podría haber dado muchas más cosas para el tenis. Inclusive, con un logro como el de la Copa Davis, se podría haber aprovechado mejor para el deporte en sí. Estamos para sumar, crecer y apoyar", explica Denti. Hoy, no existe demasiado vínculo entre estas empresas y la Asociación Argentina de Tenis, que posee su propia comercializadora (Play Patagonia), aunque tampoco descartan un contacto futuro. Por lo pronto, el sueño de un segundo ATP en la Argentina está en marcha.

.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.