La familia Maldonado cree que el cuerpo fue "plantado" en el río

Esperará los resultados de la autopsia para informar si el cadáver es el de Santiago; fastidio y reclamos por la filtración de fotografías
Hugo Alconada Mon
(0)
19 de octubre de 2017  

El perito Incháurregui, Andrea Antico y su esposo Sergio Maldonado, y la abogada Heredia
El perito Incháurregui, Andrea Antico y su esposo Sergio Maldonado, y la abogada Heredia Fuente: DyN

La familia Maldonado vivió las últimas 48 horas entre la cautela, las sospechas y el fastidio. Los indicios anticipan que el cuerpo hallado en el río Chubut sería el de Santiago, pero su familia quiere que una autopsia verifique, con plena certeza, que lo es. Sólo entonces dará por cerrada su búsqueda y concentrará sus energías en determinar cómo murió y, de ser necesario, dónde murió.

"No podemos confirmar si es el cuerpo de Santiago o no", planteó su hermano Sergio Maldonado, anoche, durante la conferencia de prensa que brindó en Esquel. "Tenemos que ser cuidadosos, no lo puedo decir [que sea el joven desaparecido desde el 1º de agosto] porque no lo pude identificar. Hasta no estar 100 por ciento seguro no lo voy a confirmar, más allá de que [el cuerpo] tenga algunos elementos personales", explicó, mientras les pedía a los medios de comunicación que fueran más cautos en sus afirmaciones.

Los Maldonado también plantearon sus dudas sobre el lugar donde apareció el cadáver. Para Sergio Maldonado, el cuerpo fue "plantado" allí. Es decir, que alguien -que no identificó- lo habría colocado en el río poco antes de su hallazgo.

"Es muy raro que [al cuerpo] lo hayan encontrado allí. Nosotros hemos pasado por ahí y no había nada", explicó Sergio durante la conferencia de prensa. "Yo no puedo asegurarlo [que hayan plantado el cuerpo], pero creo que sí", abundó.

Horas antes, la abogada de la familia, Verónica Heredia, ahondó en esas sospechas. "¿Por qué un cuerpo aparece después de tres rastrillajes en un lugar tan acotado", planteó la letrada, que verbalizó así sus dudas sobre el momento, el lugar y las condiciones en que apareció el cadáver; en particular, tras el amplio rastrillaje del 18 de septiembre.

Esa sospecha se potencia, entre los Maldonado, por el contexto de desconfianza hacia el Estado en que se mueven desde hace once semanas, período en el que vieron cómo la ministra de Seguridad, Patricia Bullrich, respaldó de manera monolítica a la Gendarmería, y la referente de Cambiemos Lilita Carrió afirmó que el muchacho podía encontrarse vivo y escondido en Chile.

Carrió concentró, en particular, la bronca de la familia durante los últimos días, la que se potenció cuando la legisladora comparó al cuerpo hallado en el río Chubut con "Walt Disney".

Esta vez, fue la pareja de Sergio Maldonado, Andrea Antico, quien le salió al cruce. Carrió fue, dijo, "muy hiriente" y le pidió que, por lo menos, respete el dolor de la familia. "Le pedimos respeto", reclamó.

Horas antes, los Maldonado también le expresaron su malestar al juez federal a cargo de la búsqueda del joven, Gustavo Lleral, por la filtración de al menos cuatro fotografías del cadáver, horas después de que se extrajo del río y quedó bajo custodia oficial.

Lleral también se indignó con la filtración de esas fotografías y de inmediato ordenó que se investigue quiénes filtraron esas imágenes, que se tomaron en un lugar al que ingresaron un puñado de personas. Entre ellas, el propio juez; el perito de la familia, Alejandro Incháurregui, y dos efectivos de la Policía Federal.

"Pasen música"

En esa línea, Sergio Maldonado adelantó que evaluará qué medidas judiciales tomará su familia contra los responsables de esa filtración, si se verifica que el cuerpo es el de su hermano Santiago. "Al hijo de puta que publicó las fotos le voy a hacer juicio", afirmó entre sus íntimos.

Pero la filtración, para pesar de la familia, no se limitó a las fotografías. También trascendió que en la ropa que vestía el cuerpo aparecieron el documento nacional de identidad (DNI) de Santiago y otros objetos del joven, y que el cadáver hallado en el río no tenía impactos de bala visibles.

Por ese motivo, tanto Sergio como su pareja les pidieron a los periodistas que fueran más cuidadosos con lo que difundían. "Pedimos respeto, que piensen todas las cosas que hacen", sostuvo Antico. A su lado, Sergio pidió a la prensa que trataran "de no difundir esas cosas" y que, "si no tienen qué poner, pasen música" en vez de filtrar información o, peor, versiones interesadas sin sustento.

El próximo paso para Sergio, en tanto, será hoy el traslado aéreo del cuerpo hasta Buenos Aires, bajo medidas estrictas de seguridad, para completar la autopsia que permita verificar su identidad.

¿Por qué participará la familia en el traslado del cuerpo? Por esa misma desconfianza hacia el Estado. "Queremos cuidar la cadena de custodia -explicó Heredia-, por eso vamos a acompañar el cuerpo en todo momento".

temas en esta nota

0 Comentarios Ver
Esta nota se encuentra cerrada a comentarios