Les Luthiers recibieron el premio Princesa de Asturias

Le Luthiers recibieron el premio Princesa de Asturias de mano de los reyes de España
Le Luthiers recibieron el premio Princesa de Asturias de mano de los reyes de España Fuente: EFE
El grupo argentino recibió la distinción de manos de los reyes de España
Laura Ventura
(0)
20 de octubre de 2017  • 16:32

OVIEDO.– “La heroica ciudad dormía la siesta” es uno de los comienzos más famosos –un auténtico látigo retórico– de la literatura española. Leopoldo Alas, “Clarín”, retrataba en La Regenta la ficticia Vetusta, inspirada en la ciudad de Oviedo, con sus intrigas y sus pasiones y la convertía en inmortal. Es también esta prosa una de las máximas expresiones de la narrativa hispánica, uno de los comienzos más parodiados. Los Les Luthiers son también solemnes, prestigiosos, una expresión del arte más virtuoso, eruditos de la parodia y, desde hoy, estrellas distinguidas de un principado que los aplaude y ríe a su paso: recibieron la distinción del premio internacional Princesa de Asturias en la categoría Comunicación y Humanidades, un galardón otorgado por los Reyes de España, y ante la presencia del presidente español, Mariano Rajoy, quien nunca antes había asistido a la ceremonia y quien pronunció el discurso de bienvenida. Los ojos de un país miraban la premiación en un clima convulsionado por la cuestión catalana, a la espera de que los líderes proporcionaran alguna declaración y quien lo hizo fue el rey Felipe VI quien llamó al respeto de las normas, a la convivencia democrática y a una España solidaria “alejada del rencor”, en referencia al “intento de sedición” de Cataluña.

Le Luthiers recibieron el premio Princesa de Asturias de mano de los reyes de España
Le Luthiers recibieron el premio Princesa de Asturias de mano de los reyes de España Fuente: EFE

Al imponente Teatro Campoamor, Marcos Mundstock, Carlos Núñez Cortés, Carlos López Puccio, Jorge Maronna, Horacio “Tato” Turano, Martín O'Connor, Roberto Antier y Tomás Mayer-Wolf acudieron para aceptar esta distinción. Quien pronunció el discurso fue Mundstock y ni bien tomó la palabra destacó el recuerdo de sus compañeros ya fallecidos Gerardo Masana y Daniel Rabinovich. El aplauso cerrado acompañó de inmediato aquel recuerdo. “El humorismo es siempre social. Uno no se cuenta un chiste a sí mismo, sino a los amigos y conocidos, en el trabajo, en el bar o en velorio. ¡El humorismo, señoras y señores, es comunicación! Más aún: ¡Comunicación y humanidades que es lo que queríamos demostrar! Nuestra mayor satisfacción es habernos ganado con la ayuda de la música, unos raros instrumentos y la exuberancia y las ambigüedades del idioma castellano un lugar en el humorismo”, argumentó el miembro histórico de Les Luthiers y también recordó a Raúl Alfonsín, a Mario Bunge, a Daniel Barenboim y a Joaquín Lavado “Quino”, el padre de Mafalda, los argentinos que fueron también merecedores de este premio.

“Aparte del enorme halago que eso significa, estamos un poco sorprendidos. Y no por modestia sino porque nunca nos habíamos propuesto llegar a tanto. ¡Pero en fin, si el jurado lo dice… quiénes somos nosotros para oponernos a sus sabias decisiones!”, culminó el discurso de aceptación de Les Luthiers los cuatro miembros fundadores de Les Luthiers agradecieron en el proscenio.

Los All Blacks –quienes realizaron su típico haka– fueron premiados en el rubro Deportes, mientras que la Unión Europea obtuvo el premio en la categoría Concordia. La británica Karen Armstrong obtuvo el premio en la categoría Ciencias Sociales, mientras que el escritor polaco Adam Zagajewsk, el de Letras. López Puccio cuenta a LA NACION que lo encontró antes de la ceremonia en un ascensor: “Fue muy cordial, pero yo estaba en franca desventaja: las obras de Les Luthiers nunca se tradujeron al Polaco. Ah, también me crucé con los físicos Rainer Weiss, Kip S. Thorne (ganadores del premio a las Ciencias, junto con el fallecido Ronald Drever) pero allí mi desventaja fue todavía mayor: el maravilloso descubrimiento que hicieron me es incomprensible aunque me lo expliquen en castellano”.

Le Luthiers recibieron el premio Princesa de Asturias de mano de los reyes de España
Le Luthiers recibieron el premio Princesa de Asturias de mano de los reyes de España Fuente: EFE

López Puccio habló con LA NACION y manifestó que este premio significa para él “un gran honor ante todo, pero además constituye algo así como una recalificación: no es lo mismo ser unos honestos y divertidos payasos que pertenecer a un club en el cual son socios figuras de la talla de Woody Allen o Francis Ford Coppola”. También viajaron para la ocasión el productor Lino Patalano, quien acompaña a la agrupación desde 1996, y el incondicional manager Javier Navarro.

El jurado de los premios Princesa de Asturias –antes llamado Príncipe de Asturias, en honor a quien hoy es el Rey– no está integrado por miembros de la monarquía. Es decir, Les Luthiers no gozaron de favoritismo, puesto que doña Letizia sigue los pasos de la compañía desde que era una niña. Antes de ser reyes, cuando eran príncipes, el matrimonio asistía a sus espectáculos sin notificarlos, como público común y aún lo sigue haciendo.

El discurso de Marcos Mundstock distendió un clima político en el que país se mantenía en vilo por la decisión que el mandatario español tomaría horas después en Cataluña. En la rueda de prensa, los periodistas locales les consultaron a los ganadores cuál era su opinión al respecto del tema que mantiene convulsionada a España: el independentista catalán. López Puccio tomó la palabra de inmediato y, primero aclaró que la suya es la opinión de un argentino, que tiene la nacionalidad española por adopción, gracias la concesión de la Carta de Naturaleza del gobierno español. “Siempre admiramos el proceso de la democracia en España, nos fascinó Moncloa y la adopción de la constitución del 1978, fue un proceso admirable donde las donde las autonomías se enfilaron en pos de un mismo logro: España. Aun conservando su lengua, sus costumbres y tradiciones con un objetivo en común. Es la expresión de lo buenamente humano. Lamento el separatismo, siempre encubre una forma de xenofobia: 'Tú aquí no, tú eres distinto, no vengas con nosotros'”.

En nombre de la Unión Europea, pronunció el discurso Antonio Tajani, presidente del Parlamento Europeo, quien destacó los tres pilares del bloque: no levantar fronteras entre los europeos, en alusión a Cataluña, defender los valores europeos, pero también denunciar situaciones inaceptables como la que se vive en Venezuela, y ubicar al ciudadano en el centro de la acción política. El rey agradeció también la presencia y las palabras de la Unión Europea en la que consideró un gesto de apoyo: "Vivimos tiempos duros y difíciles, tiempos donde es necesaria la responsabilidad para los ciudadanos que quieren vivir en paz".

El Teatro Campoamor, donde los Les Luthiers se presentan cada vez que viajan a Oviedo con sus espectáculos, nuevamente ofició como anfitrión de la compañía, que mantiene mucho más que un vínculo con España, desde 1974, cuando viajaron por primera vez. Les Luthiers encuentra en España su hogar transatlántico.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.